Lucero Solórzano Llegué de noche a Granada...
BARCELONA.— Con los retrasos en nuestra salida de Madrid, la llegada a la siguiente parada, Granada, sucedió varias horas más tarde de lo planeado. Fue uno de esos imprevistos afortunados, pues llegamos a las 9:30 de la noche y ya no tuvimos oportunidad de ver algunos puntos de la ciudad en el recorrido en taxi de la estación al hotel Parador de Granada. Convento de San Francisco, que tiene la gran ventaja de estar dentro de La Alhambra.Esto implicó que mi primer encuentro con la belleza de Granada sucediera cuando me desperté y abrí la ventana. El sol ...

Páginas