Lucero Solórzano Muestra: Sólo los amantes sobreviven
Hace años tuve la oportunidad de estar en la ciudad de Detroit. Ya había sucedido la grave crisis económica que golpeó arteramente su actividad económica. Era como una ciudad fantasma en la que se recorrían sus calles y avenidas encontrando locales cerrados, aparadores tapiados, poca gente caminando, escasos automóviles.Esta ciudad del noreste norteamericano es el escenario idóneo para una historia como Sólo los amantes sobreviven (Only lovers left alive, Alemania-Grecia-Estados Unidos, 2013), escrita y dirigida por el cineasta independiente norteamericano Jim Jarmusch, quien, a pesar de su muy dispareja filmografía, sigue dando gratas sorpresas como es el caso de ...

Páginas