México: aumenta la desigualdad

En el PAN creemos que se combate con educación y salud de calidad, no con programas sociales basados en una lógica electoral.

COMPARTIR 
Laura Rojas 22/06/2014 01:12
México: aumenta la desigualdad

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó en esta semana nuevos datos sobre la desigualdad en el mundo. Esta información nos ayuda a comprender la gravedad del problema que sufre nuestro país, pero también nos orienta sobre cómo elaborar mejores políticas públicas que ayuden a resolver el drama de la pobreza y la marginación.

El informe señala que el nivel de desigualdad que sufre nuestro México es uno de los dos más altos de los 34 países que conforman la OCDE. El índice Gini (indicador que mide las diferencias entre ricos y pobres al interior del país) ha ido aumentando a raíz de la crisis que sufrió México en 2009. La desigualdad genera injusticia y falta de cohesión, que un día puede terminar en una ruptura social de consecuencias inimaginables. En nuestro país 10% de la población mexicana de menores recursos concentra 1.2% de los ingresos de México; por otro lado, 10% de los mexicanos con mayores ingresos concentran 36.7% de la riqueza.

La manera de enfrentar la desigualdad siempre ha generado grandes debates en la ciencia política y en la teoría económica. En Acción Nacional consideramos que la mejor forma de enfrentar la desigualdad no es con paliativos, sino generando oportunidades para todos. Creemos que la desigualdad se combate con educación y salud de calidad, no con programas sociales basados en una lógica electoral. Creemos que la mejor forma de disminuir la desigualdad es alentar la generación de empleos que aumenten la productividad del país y no engordando la ineficiente burocracia. Estamos convencidos de que sólo con transparencia y rendición de cuentas se podrá detener el derroche del gasto público para orientar esos recursos a quienes más los necesitan.

Los datos del informe de la OCDE recogen la evidencia de que tras la crisis económica mundial que inició en 2008 la desigualdad aumentó; el informe reitera que a quienes más afectan las crisis económicas son a las personas que viven en situación de pobreza, impidiendo la movilidad social. Por ello la importancia de manejar la economía con absoluta responsabilidad. En México preocupa que el gobierno haya optado por el déficit fiscal para intentar generar crecimiento y que los estados y municipios sigan elevando sus niveles de endeudamiento como consecuencia de una serie de gastos ineficientes.

Del informe, también se desprende la necesidad de que México tenga más empleos formales. La informalidad lleva a que millones de mexicanos no tengan prestaciones sociales básicas. Un trabajador en el sector formal tiene mejores mecanismos para enfrentar problemas de salud y tiene mayores índices de capacitación y productividad, lo que puede ayudar a seguir mejorando su percepción salarial. Desgraciadamente, la Reforma fiscal aprobada por el PRI y el PRD van en sentido contrario, al castigar severamente a los empleadores, ha promovido la informalidad.

La OCDE también alerta sobre la necesidad de expandir las oportunidades de jóvenes y niños. Cuando un país pierde su generación joven, están cancelando la posibilidad de un futuro mejor, por lo menos, en los próximos 25 años.

En síntesis, si queremos combatir la desigualdad, nuestro país requiere aumentar su crecimiento y expandir su clase media. Desgraciadamente las políticas fiscales del gobierno actual han optado por lo contrario: mermar el crecimiento y atacar a la clase media. Por ello, seguiremos insistiendo en que el gobierno corrija el rumbo y, en vez de frenar al sector productivo, aliente la capacidad de generar buenos empleos, combata el despilfarro del gasto gubernamental y genere políticas sociales enfocadas en una mejor educación y salud para todos.

                *Politóloga. Senadora de la República.

                Twitter: @Laura_Rojas_

 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red