VOLANDO BAJO

COMPARTIR 
La Critica 28/06/2014 00:05
VOLANDO BAJO

 Por Lucero Calderón

Si hablamos de absurdos con calidad, la cinta mexicana Volando bajo es un claro ejemplo de ello. Bajo la dirección de Beto Gómez — a quien ya habíamos visto detrás de filmes como Puños rosas o Salvando al soldado Pérez—, llega a la cartelera de nuestro país Volando bajo, cinta que para su creador y demás involucrados funge como un homenaje a músicos o agrupaciones como Rigo Tovar, Los Terrícolas, Los Yonic’s o Los Ángeles Negros, así como a ese cine que se hacía en las décadaS de los 80 y los 90.

Desde los primeros minutos las risas se hacen presentes gracias al humor, los absurdos y la inteligencia de los que se vale el director sinaloense. La trama se centra en dos músicos, Chuyín Venegas y Cornelio Venegas, papeles interpretados por Gerardo Taracena y Rodrigo Oviedo, respectivamente, quienes en las década de los 80 y los 90 se convirtieron en dos leyendas de la escena musical. Después de presentarse en distintas plazas, rodar películas al lado de mujeres bellas y de ser el objeto amoroso de millones de chicas, esta dupla se separa debido a una diferencia que les mantiene así por más de 20 años. Esa diferencia es la que detona que una periodista desee adentrarse en la historia de esos dos cantantes que crecieron en Baja California. Ésta es la premisa de la que se vale Beto Gómez para echar a volar su imaginación y darse la libertad de crear, deshacer, recordar y homenajear esa parte tan peculiar, absurda y folclórica que se vivía en el ámbito cinematográfico y musical de la época arriba mencionada. Al apreciar el tipo de filtros que usó el equipo de producción para recrear esa época, los vestuarios plagados de lentejuelas, las coreografías y los peinados, el resultado es inmediato al sentir que el espectador hizo un viaje en el tiempo y de pronto es testigo de las andanzas de Chuyín y Cornelio, mejor conocidos como Los Jilgueros de Rosarito. El resultado no hubiera sido posible sin la presencia sonora. El cineasta se rodeó de gente de la industria musical, como Daniel Gutiérrez, vocalista de La Gusana Ciega, o Pascual Rey, líder de San Pascualito Rey, quienes fueron los encargados de crear los temas que se escuchan en las voces de Gerardo Taracena y Rodrigo Oviedo. Al escuchar las canciones, sus acordes y tonos, surge en el espectador la duda de dónde sacaron esos temas los integrantes del equipo de producción, ya que la calidad de los mismos es innegable. Si quiere dejar de lado el estrés, Volando bajo es la recomendación cinematográfica de esta semana, ya que además de reír y disfrutar de una comedia inteligente, el mexicano puede ver reflejada una parte de su idiosincracia. Vale la pena echarle una ojeada al trabajo que realizó la actriz Ludwika Paleta, así como por Sandra Echeverría.

Dirige:

  • Beto Gómez.  

Actúan:

  • Sandra Echeverría.
  • Ludwika Paleta.
  • Rafael Inclán.
  • Gerardo Taracena.
  • Rodrigo Oviedo.

Comparte esta entrada

Comentarios