PUEBLO CHICO, PISTOLA GRANDE

COMPARTIR 
La Crítica 19/06/2014 00:00
PUEBLO CHICO, PISTOLA GRANDE

Por adrián ruiz

Los peligros y vicisitudes a los que se enfrentaba cualquier mortal en el viejo oeste, con una fecha estipulada de 1882, tales como los borrachos histéricos, animales hambrientos, bandidos, incluso los médicos; todo esto es expuesto por Albert (Seth MacFarlane), un ovejero con baja autoestima, quien refrenda su repudio por el oeste y de igual modo maldice su suerte, luego de que su amada Louise (Amanda Seyfried) rompa la relación amorosa que mantenían. En un intento por revivir el western, género poco explorado en años, a excepción de Temple de acero, MacFarlane le da un giro con la comedia, para lo que emprende un tiroteo de chistes, que van de lo lúcido a lo estúpido, para los cuales hace uso de la ramplonería como situaciones escatológicas, enfermedades venéreas, entre otras. A veces resultan contundentes en la risa del espectador, mientras que otras veces cae en el desconcierto y la pregunta: ¿me debo reír aquí?

Con talento para la comedia, como se ha visto en filmes que llevan estas pinceladas como Hancock o Adultos jóvenes, Charlize Theron da buena réplica a MacFarlane como Anna, la mujer que ayudará a Albert a recuperar al amor de su vida. Para ello lo ayudará a creer en sí mismo y le dará algunas clases de virilidad, sobre todo en el uso de las armas. A su vez, Liam Neeson, como Clinch, el villano de la trama, se muestra apto para cualquier género, aunque en el papel de hombre duro lo hemos visto en otras cintas, ayuda a la ejecución de la cinta. Sarah Silverman y Giovanni Ribisi, como Ruth y Edward, respectivamente, son los mejores amigos del protagonista, quienes también poseen su respectivo conflicto: “Él la ama, pero deberá esperar hasta el matrimonio para consumar la pasión, sin embargo, ella ejecuta el oficio más antiguo del mundo”. Dicha situación otorga corrosividad y dicotomía a las aventuras que se subrayan a lo largo de la trama. Cabe destacar que al igual que en Ted, Ribisi sigue dando señas de que sus bailes son capaces de dejar atónitos a cualquiera. Un vehículo destacable son los cameos que aparecen en el filme, tales como Ryan Reynolds o Christopher Lloyd, por citar algunos, los cuales fungen como una buena herramienta y catarsis para darle algunos puntos a este filme. Un género de antaño contado en una forma contemporánea es lo ofrecido por MacFarlane, pero los gags no son del todo satisfactorios, los personajes extravagantes dan un puñado de irreverencia, al igual que los cameos,pero esto no es suficiente y en un duelo a muerte en cartelera con otros filmes no convence del todo el resultado.

Dirige:

Seth MacFarlane. 

Actúan:

Seth MacFarlane, Charlize Theron, Liam Neeson, Amanda Seyfried.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red