Causalidades

Nadie puede estar de acuerdo en vivir con escasos 65 pesitos al día. Vamos, una comida corrida en las fondas es lo que cuesta. De ahí que miles de trabajadores preparen su lunch en casa, co-miendo en parques y jardines del país. Son pocos los que viven más de las propinas que de su salario (meseros, gasolineros, etcétera).

COMPARTIR 
Juan Carlos Sánchez Magallán 27/08/2014 02:31
Causalidades

En política no existen casualidades, existen causalidades. Reflexión por el debate que empujó Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la ciudad, con respecto a la pertinencia de subir el salario mínimo vigente. Y cómo no, el año venidero tendrá su prueba de fuego, habrá elecciones de jefes delegacionales, diputados federales y locales, con un ingrediente adicional, sus exjefes, Marcelo Ebrard y López Obrador, postularán candidatos propios por los partidos Movimiento Ciudadano y Morena, de reciente acuñación.

En este polémico tema, nadie puede estar de acuerdo en vivir con escasos 65 pesitos al día. Vamos, una comida corrida en las fondas es lo que cuesta. De ahí que miles de trabajadores preparen su lunch en casa, comiendo en parques y jardines del país. Son pocos los que viven más de las propinas que de su salario (meseros, gasolineros, etcétera).

Tema  delicado porque el salario está asociado a variables de la economía mexicana y por ser unidad de medida en multas, recargos, pagos de seguros, fianzas e indemnizaciones de aproximadamente 278 ordenamientos y disposiciones de ley. También es referente de índices inflacionarios, esto es, si la inflación anual fue de 4%, el SMV lo aumentan un punto porcentual, para que su incremento vaya de la mano de la actividad económica formal, productiva y competitiva de las empresas, lo contrario sería subir indiscriminadamente sueldos y paralelamente subirían rentas de inmuebles, honorarios de profesionistas y prestadores de servicios e insumos para el funcionamiento de la economía como gas, energía y transporte, provocando el despido de miles de trabajadores y el cierre de  pequeños y medianos negocios que son la columna vertebral de la economía nacional.

Complejo asunto donde políticos mercantilistas quieren sacar raja. El PAN y Morena anunciaron que plebiscitarán en las próximas elecciones federales el incremento.

¿Sensatamente quién votaría por un no al incremento? Madero debería mejor consultar si el pueblo está de acuerdo en los megasalarios de sus congresistas, que les da para gastar en fiestas teiboleras. César Camacho del PRI anunció una consulta para bajar el número de diputados y senadores de representación proporcional, asunto en el que coincidimos millones de mexicanos. Se requiere la revisión de las políticas públicas del Banco Central que incluyan objetivos de empleo y crecimiento, con estabilidad de precios, flexibilización del control de metas de inflación y su combinación con un esquema de cambio real, tasas de interés competitivas y aumento de la inversión púbica. Sólo así lograremos el crecimiento de la capacidad productiva, redistribuyendo eficazmente los ingresos con énfasis en los estratos de menores recursos de la población. Por ello, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, a nombre del Gobierno de la República, firmó un pronunciamiento conjunto con los sectores obrero y patronal del país para revisar este asunto mediante una discusión pública, seria y responsable dentro de los marcos legales, comprometiéndose a desvincular el salario mínimo como unidad de cuenta y referencia de otros elementos no relacionados con el ámbito laboral.  “Diálogo social” propone entre organizaciones de trabajadores y empleadores, donde sus propuestas se traduzcan en atender el problema de pobreza y el bajo ingreso de los trabajadores. ¡Megatema! ¿O no, estimado lector?

                *Presidente del Congreso Nacional de la Abogacía

                juancarlossanchezmagallan@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red