Derechos humanos

Se realizó el seminario Actualidad, Retos y Prospectiva de la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos 2011-2014, organizado por el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, la Segob y la UNAM. Participaron autoridades, sociedad civil y la academia. Destacados investigadores analizaron las bondades y las limitaciones de la reforma.

COMPARTIR 
Juan Carlos Sánchez Magallán 18/06/2014 01:20
Derechos humanos

En el Palacio de Medicina se realizó el seminario Actualidad, Retos y Prospectiva de la Reforma Constitucional en Materia de Derechos Humanos 2011-2014, organizado por el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, la Segob y la UNAM. Participaron autoridades, sociedad civil y la academia. Destacados investigadores analizaron las bondades y las limitaciones de la reforma. Así, Luis Raúl González Pérez, abogado general de la UNAM, al inaugurar el evento, subrayó que los derechos humanos deben ser el eje de actuación para los actores de nuestro país en la toma de decisiones. Enfatizó que “el reconocimiento pleno de la dignidad humana excluye odios, creencias, venganzas e intereses particulares” y planteó: “Nuestras metas deben ser más altas, caminemos juntos hacia el respeto de la dignidad humana por medio de la paz, la cultura y la justicia”.

Imer Flores señaló que, a tres años existen disposiciones constitucionales que son contrarias a la misma por lo que deben ser modificadas y armonizarse. Jorge Ulises Carmona Tinoco, defensor de los derechos universitarios, destacó la necesidad de que los países armonicen sus normas con el derecho internacional en la materia.

Héctor Fix-Fierro puntualizó que al Poder Judicial se le ha dotado de mayores facultades y tiene la última palabra en materia de interpretación de derechos humanos.

Edgar Corzo Sosa destacó que son tiempos de reformas estructurales en el Estado y en esta coyuntura todos debemos promover la reforma y la protección de los derechos humanos. Sergio García Ramírez analizó el tema de control de convencionalidad y previno que esta figura jurídica debe ser regulada por el legislador para evitar desviaciones de la esencia y bondades de la misma.

José María Serna de la Garza puntualizó que las constituciones de los estados deben incorporar el derecho internacional de los derechos humanos y Francisco Ibarra Palafox advirtió que existen nueve entidades federativas que no han incorporado en sus constituciones la reforma constitucional en la materia. Rosa María Álvarez afirmó que el acceso de las mujeres a la justicia es una materia pendiente para el Estado mexicano.

Humberto Sierra Porto, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, indicó que el control de convencionalidad permite que se comunique el derecho interno con el derecho internacional. Así, el ordenamiento jurídico de cada Estado debe determinar cuál será el método de aplicación.

José Luis Caballero Ochoa afirmó que este ha sido un tema de reparto y distribución del poder y de competencias dando voz a quien no la tenía dotando de herramientas a la sociedad civil.

Pedro Salazar reflexionó que la academia tiene el reto de pensar de manera distinta el derecho constitucional. Aprender y entender la reforma y, a partir de ésta, el derecho debe abordarse ya no sólo de manera descriptiva sino crítica. Teniendo la necesidad de modificar los programas de estudio de las instituciones académicas.

                *Presidente del Congreso Nacional de la Abogacía

                juancarlossanchezmagallan@gmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios