Ultimátum

En menos de un año han modificado en tres ocasiones la estrategia en Michoacán, 21 de mayo y 2 de agosto de 2013, y la de ahora. Con un agregado especial, se incorporó a un comisionado regional con poderes plenipotenciarios, estableciendo así un mando único federal en manos de Alfredo Castillo.

COMPARTIR 
Juan Carlos Sánchez Magallán 22/01/2014 02:42
Ultimátum

Por tercera ocasión, el gobierno federal, por conducto de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, irrumpe con presencia de miles de integrantes de las fuerzas federales en Michoacán para, “con acciones de fuerza y ley, retomar el estado para devolverle la paz y tranquilidad a sus habitantes”.

En menos de un año han modificado en tres ocasiones la estrategia, 21 de mayo y 2 de agosto de 2013 y la de ahora. Con un agregado especial, se incorporó a un comisionado regional con poderes plenipotenciarios, estableciendo así un mando único federal en manos de Alfredo Castillo, ex titular de la Profeco y poseedor de buenas cartas credenciales. De esta manera la Federación tiene a su cargo la seguridad de casi todos los municipios y comunidades del estado. Significa que los responsables de Seguridad Pública federal no han podido con el paquete, Manuel Mondragón y Kalb no ha cumplido con lo prometido. Un año en funciones y otro en el gobierno de transición no han sido suficientes.

El asunto es de tal magnitud, que si fracasara esta nueva medida, el efecto dominó se daría en los estados circunvecinos (Guerrero, Colima, Estado de México, Nayarit, etcétera…) y eso el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no lo puede permitir… vamos, se está jugando el pellejo el propio secretario de Gobernación, Osorio Chong… pero también el destino de la nación.

De ahí que no debe fracasar esta última estrategia, sin embargo, resultó una vacilada el dinero anunciado para la prevención de los delitos; 250 millones de pesos para atender una población urgida de todo, abandonada históricamente por los gobiernos, ¡son mera Cafiaspirina! Felipe Calderón nació allá y su hermana, La Cocoa, senadora y perdedora del gobierno del estado; los Cárdenas (padre e hijo) que gobernaron, y los magros gobiernos priistas que poco han hecho por un estado con tanta raigambre histórica y tan abundantes recursos naturales. Mientras el gobernador “en funciones”, Fausto Vallejo, prometió despachar de manera itinerante en las zonas de conflicto, anunció que mudará su gobierno a Apatzingán hasta que regrese la paz y la tranquilidad. ¿De veras? ¿Y los recién nombrados secretario de Seguridad Pública y procurador estatal, cercanos al nuevo comisionado regional, Alfredo Castillo? Lo hemos dicho hasta el cansancio, Michoacán siempre ha sido un botín político y la Federación tiene que apoyarle con programas sociales que alienten el desarrollo de las comunidades. Sedesol y su cruzada nacional antipobreza con un presupuesto para este año de 200 mil millones de pesos. Economía, para impulsar proyectos productivos. Sedatu y Sagarpa en apoyo a los pequeños propietarios, ejidatarios y comuneros. Salud, en la atención médica de niños, mujeres y ancianos. Turismo, alentando los circuitos turísticos, históricos y coloniales, zonas arqueológicas y de playa.   Hacienda, con programas especiales apoyando a medianos y grandes contribuyentes. Comunicaciones, con obras carreteras, etcétera.

Por lo pronto, a las autodefensas hay que seguirlas desarmando. No es armando al pueblo como el asunto se resolverá, es al crimen organizado al que hay que perseguir, detener y sancionar. Para el secretario de Gobernación, Osorio Chong, es un ultimátum, lo es para la administración del presidente Peña Nieto y, ¡ojo!, estimado lector, también para la sociedad mexicana. No pueden fallar, no deben fallar, ¿o no, estimado lector?

                *Abobado y político

                jcsanchezmagallan@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red