Paz laboral

En la obligada cultura de rendición de cuentas, Diódoro Siller dio a conocer los datos duros de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en las cargas de trabajo de sus integrantes.

COMPARTIR 
Juan Carlos Sánchez Magallán 15/01/2014 03:11
Paz laboral

Alfonso Navarrete Prida mencionó: “Un gobierno eficaz depende en mucho del trabajo de los servidores públicos, de la honestidad de nuestros actos y de la transparencia de nuestras acciones”, palabras pronunciadas en Palacio de Minería con motivo del informe anual de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, presidida por Diódoro Siller Argüello. Efectivamente, estimado lector, y más en esta “época de vacas flacas”, donde la economía popular está en el sótano de las cadenas productivas generando grandes tensiones en las relaciones obrero-patronales del país.

La Junta Federal, institución pública creada en 1927, es el soporte y base indiscutible de la paz laboral que prestigia a México y permite mantener el equilibrio en las relaciones de trabajo de los mexicanos que gozan de esta posibilidad de llevar dinero a sus hogares.

En la obligada cultura de rendición de cuentas, Diódoro Siller dio a conocer los datos duros de la institución en las cargas de trabajo de sus integrantes. El total de expedientes es de 395 mil 969, estando en trámite de instrucción 157 mil 68; dictamen, 65 mil 156; amparo, 51 mil 913; laudo, 88 mil 158; ejecución, 33 mil 674. Solamente de diciembre de 2012 a octubre de 2013 concluyeron 100 mil 844 asuntos individuales, digitalizando 35 mil 565 expedientes para ser consultados por internet.

Navarrete Prida habló de los retos que tiene por delante una institución tan noble y llena de contenido social, que en el modelo tripartita ha logrado consolidarse para lograr el equilibrio y armonía de los factores de producción. Destacó que en la administración del presidente Peña Nieto se resolvieron exitosamente 99.74% del total de emplazamientos de huelga, de 19 estallamientos, nueve permanecen vigentes e involucran a 434 trabajadores de toda la planta laboral del país que participa en el apartado A.

Ante titulares de juntas federales y locales, académicos y abogados, se comprometió a mejorar las condiciones de trabajo de su personal, ya que está consciente del 284% de aumento en la carga de trabajo, de un aceleramiento de los procedimientos al establecer juicios sumarios, de los problemas que ha generado la interpretación de algunos artículos, particularmente el 15 de la Ley Federal del Trabajo, que tiene que ver con el outsourcing y la subcontratación, y aquellos otros que tienen que ver con indexar los intereses, una vez pasados los 12 meses, si no ha llegado una resolución de conflicto. De espacios dignos y profesionalizar a la gente de la junta, la estrechez en la desaceleración que tuvo nuestra economía y los exhortó a transitar a una junta de mecanismos, procedimientos y sistemas que permitan llegar al “juicio en línea”. Visionario, Navarrete Prida, con lo objetivo que es, les manifestó: “En este gobierno no venimos a las instituciones a administrar, sino a transformar al país y, en este caso, a transformar la justicia laboral y a cumplir con el artículo 123 de nuestra Constitución”, para seguir preservando un ambiente de paz y armonía que permita la generación de empleos formales y de calidad que demandan los trabajadores mexicanos.

Este espacio felicita a don Alfredo Achar Tussie, por su Fundación Pro Empleo y sus más de 75 mil personas beneficiadas con sus proyectos, convertidos en 25 mil microempresas. Gracias a filántropos como Alfredo Achar y a servidores públicos como Alfonso Navarrete Prida y Diódoro Siller, el país tiene paz laboral.  ¿O no, estimado lector?

                *Abogado y político

                jcsanchezmagallan@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red