El gran perdedor

COMPARTIR 
José Rubinstein 16/05/2014 01:53
El gran perdedor

Quien gane la presidencia del PAN el próximo domingo, Gustavo Madero o Ernesto Cordero, el gran perdedor de las mismas será el PAN. La indigna campaña de desprestigio en la cual ambos aspirantes resbalaron en el fango intentando hundir la cabeza de su adversario ha cuarteado los muros de la institución que pretenden dirigir.

El PAN, a punto de celebrar 75 años de su fundación, gradualmente en la oposición se fue transformando en conciencia y voz de importante número de mexicanos inconformes con el uso y abuso del PRI en el poder. Incluso, quienes no comulgaban con la doctrina panista respetaron el intelecto y proceder de esa pléyade de luchadores sociales que desde su casi inadvertida trinchera pugnaban por una patria ordenada y generosa, así como por una vida mejor y digna para todos.

El sino de Acción Nacional demeritó notorialmente bajo el liderazgo de Germán Martínez, obligado moralmente a renunciar tras los aciagos resultados electorales de 2009, continuado por César Nava y las coaliciones electorales con su adversario ideológico de izquierda: “Ganar a cualquier precio”. Posteriormente, al fragor de las elecciones internas de 2012 para candidato presidencial imperó innecesaria rudeza por parte del delfín presidencial Ernesto Cordero hacia Josefina Vazquez Mota, quien desgastada y aislada apenas obtuvo el tercer sitio en los comicios de aquel julio.

Lamentable que el ansia de novillero del imberbe César Nava al implementar la campaña “Entra en acción” haya privilegiado cantidad sobre calidad, inflando al vapor el padrón electoral del PAN, mediante irresponsables afiliaciones masivas sin filtro. La necesaria depuración del padrón en 2012 disminuyó el mismo 80%, de un millón 868 mil 567 inscritos, únicamente 368 mil 253 refrendaron su militancia, de los cuales 217 mil 563 afiliados podrán elegir al presidente 23 de Acción Nacional.

Los discursos de campaña en pos del liderazgo panista se distinguieron por ausencia de propuestas y presencia de acusaciones, calumnias y resbalones. Algunos hechos relacionados:

El coordinador de los diputados del PAN en la Cámara correspondiente — afín a Madero— fue señalado por exigir moches en distintos municipios a cambio de designaciones presupuestales. En conversación telefónica hecha pública en enero pasado, Ernesto Cordero propuso a un  diputado de su propio partido hundir, tanto al coordinador panista de los diputados como a Gustavo Madero por ladrones, pinches ladrones.

Cordero acusó a Madero de utilizar la estructura partidista a su favor, de ser comparsa y cogobernar con el PRI a través de su docilidad en el Pacto por México, de ser responsable de haber perdido las elecciones desde enero de 2010 a la fecha, de promover moches y solapar corruptos. Al gobernador de Puebla se le acusa de mapache y utilizar recursos a favor de Madero, así mismo el árbitro electoral es calificado de parcial, también a favor de Madero.

Madero se refiere a Cordero como panista de última hora, torpe, mañoso, ajeno a las grandes batallas del PAN: “Duplicaste el presupuesto de Hacienda a gobernadores, pavimentando el camino de Los Pinos a Peña”. Qué fineza, Madero se publicitó saboreando suculento taco de cordero al pastor. El espíritu triunfador de Madero se desbordó en un mitin con mujeres de Tlalnepantla, donde tres veces repitió: “Mujeres chingonas con Madero”, despidiéndose luego ¡Eso chingao! Con esta fuerza vamos a gobernar ¡Cómo chingaos no! ¡Ah verdad!

En tanto el PAN concluye su proceso electoral, los trabajos legislativos se frenaron, incluyendo el deslinde de senadores panistas del dictamen en telecomunicaciones elaborado por su compañero Javier Lozano.

El líder electo del PAN encabezará un partido dividido y resentido, enfrentado y desencantado. El bando perdedor no aceptará al ganador, ninguna operación cicatriz traerá consigo el unificado respeto, aprecio y orgullo hacia su dirigente electo. La muestra palpable de lo que puede esperarse es el ínfimo nivel de campaña.

                *Analista

                jrubi80@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios