El capitalismo del siglo XXI

COMPARTIR 
José Rubinstein 09/05/2014 02:44
El capitalismo del siglo XXI

El capitalismo del siglo XXI, libro de 970 páginas en francés y 700 en su traducción al inglés, escrito por el economista galo Thomas Piketty, de 43 años, ha resultado un impresionante fenómeno literario. Encabeza la lista de libros más vendidos de Amazon, mencionado en seis artículos distintos en la edición dominical del New York Times, elogiado por el editor del Financial Times y el semanario británico The Economist —al autor lo llaman el moderno Marx—, encomiado por los premios Nobel de Economía Paul Krugman —“Prodigio de honestidad, los economistas tradicionales horrorizados. Este nuevo modelo cambiará el modo en que pensamos sobre la sociedad y la Economía”—, y Joseph Stiglitz. Piketty,  la nueva estrella de la Economía mundial, ha sido recibido en la Casa Blanca por el secretario del Tesoro al igual que en el FMI para comentar el libro.

 La obra de Piketty, a la cual hizo ya referencia Pascal Beltrán del Río, ataca al desigual capitalismo destinado a ser intolerable, conformado por una minoría cada vez más rica y una mayoría cada vez más pobre. La tesis de Piketty es que en el actual sistema económico, la riqueza heredada siempre tendrá más valor que lo que un individuo pueda ganar en su vida, que el capitalismo es incompatible con la democracia y con la justicia social y que los ricos deberían pagar hasta 80% de impuestos, más otro impuesto a la riqueza de hasta 10% anual a cargo de las principales fortunas de cada país. Piketty propone  incrementar el gasto público hasta niveles de 66% del PIB: “Las administraciones actuales sólo consumen la mitad del ingreso nacional, por lo que debe organizarse un Estado que maneje recursos por valor de dos terceras partes del PIB”.

El capital se acumula más rápido de lo que las economías crecen en el largo plazo, lo que hace que la riqueza tienda a concentrarse en pocas manos. Para Piketty la movilidad de Estados Unidos en el siglo XX fue más una aberración histórica que una verdad empírica. Durante la crisis económica, Franklin Roosevelt, en 1941, elevó gradualmente la tasa marginal del Impuesto Sobre la Renta de 25% a 91 por ciento. Hoy, dicho impuesto es de 35% luego de que Obama lo aumentó. Los 25 años dorados, de 1947 a 1973, en que se produjo una reducción de la desigualdad sin precedente fueron consecuencia de un periodo de recuperación luego de haber pasado dos guerras mundiales y es a partir de los 80 cuando la máquina del crecimiento trabajó en beneficio desproporcionado a favor de un pequeño grupo de súper gerentes con exorbitantes salarios establecidos por ellos mismos.

El análisis realizado por Piketty comprende la evolución de 30 países a partir de la Revolución Industrial del siglo XVII. Con la caída del muro de Berlín el capitalismo volvió a sus viejas raíces del laissez faire, laissez passer —dejar hacer, dejar pasar—, hoy rebautizado como liberalismo.

Aún los críticos de Piketty coinciden en que la desigualdad económica se ha acentuado en las últimas tres décadas. Según The Economist, hoy 1% de la población tiene 43% de los activos del mundo y el 10% más rico maneja 83% de los mismos.

Algunos representantes de la izquierda estadunidense apodan a Piketty  como El Gurú de la Desigualdad. En realidad Piketty se dice lejos del marxismo y aunque el título del libro lo haga suponer, el autor  considera al capitalismo como un gran sistema en términos de su capacidad para crear riqueza, el cual lamentablemente no corrige automáticamente los aumentos en la desigualdad.

Piketty se pregunta: ¿el mundo de 2050 o 2100 será propiedad de comerciantes, de los altos directivos y de los súper ricos,  pertenecerá a los países productores de petróleo o al Banco de China?

                *Analista

                jrubi80@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios