La promesa de dar

Bill Gates, creador de Microsoft e incuestionable ejemplo de filantropía, guiado por el principio de que todas las vidas tienen el mismo valor, creó en 1994 la Fundación que lleva su nombre y a la cual en 2000 se agregó el de su esposa Melinda.

COMPARTIR 
José Rubinstein 11/04/2014 01:53
La promesa de dar

La usual idea de que la meta del capitalismo es la simple acumulación de riqueza se desvirtúa ante el admirable proyecto impulsado primordialmente por dos de los tres hombres más ricos del mundo, consistente en reunir a 400 multimillonarios —en principio norteamericanos— dispuestos a destinar al menos la mitad de sus ganancias hacia diversas causas humanitarias.

Bill Gates, creador de Microsoft e incuestionable ejemplo de filantropía, guiado por el principio de que todas las vidas tienen el mismo valor, creó en 1994 la Fundación que lleva su nombre y a la cual en 2000 se agregó el de su esposa Melinda. La Fundación dentro de Estados Unidos se avoca a fomentar la educación y en países en desarrollo a combatir el hambre, la pobreza extrema y por consiguiente la salud.

La Fundación Bill y Melinda Gates en 2004 desarrolló una campaña de 200 millones de dólares para la prevención del sida en India. En 2006 asignó 500 millones de dólares para la lucha contra el sida, tuberculosis y malaria, beneficiando a gente de 132 países. Hoy, la Fundación estima haber salvado ocho millones de vidas, gracias a nuevas vacunas y el acceso a cuidados de salud a niños sin recursos. Igualmente la Fundación se ha encargado de eliminar el rotavirus, uno de los virus más infecciosos, el cual produce vómitos, diarrea y deshidratación, matando a medio millón de niños anualmente.

¿Queda duda de algún mejor destino para los más de 28 mil millones de dólares donados por Bill y Melinda Gates a través de su Fundación, además de la entrega de la mayor parte de su tiempo activo?

Los compatibles objetivos de vida entre Bill Gates y Warren Buffett los ha acercado a tal grado, que este último decidió involucrarse económica y personalmente a la causa de los Gates, de tal manera que la mayor parte del 99% de su fortuna, la cual desde 2006 dispuso donar a distintas fundaciones, está siendo ya aplicada primordialmente a proyectos de la Fundación Bill y Melinda Gates, en la cual Mr. Buffett además aceptó fungir como administrador. Por lo pronto, en el mismo 2006, Warren Buffett, en evidente acto de generosidad, cedió a la Fundación diez mil acciones de su compañía Berkshire Hathaway para ser abonadas en cuotas anuales. El valor de mercado de dicho paquete accionario en aquel momento significaba 31 mil millones de dólares y actualizado asciende a 58 millones de dólares.

Finalmente, el proyecto promovido por el matrimonio Gates y Warren Buffett cobró forma en 2010 con el arranque de The Giving Redge —La Promesa de Dar—, cuya finalidad es reunir 600 mil millones de dólares, persuadiendo a 400 multimillonarios a destinar cuando menos la mitad de su fortuna hacia fines filantrópicos, ya sea en vida o al momento de su defunción, considerando que más que un deber legal, se trata de una promesa moral. Inicialmente 40 multimillonarios se incorporaron a La Promesa de Dar. Actualmente dicho número llega a 122 adherentes.

La lista 2013 de filántropos estadunidenses fue encabezada por el joven Mark Zuckerberg —creador de Facebook— y su esposa Priscilla, con donaciones por casi mil millones de dólares a favor de Silicon Valley Community Foundation. Entre los demás donadores reunieron siete mil 700 millones de dólares, 4% por arriba del año anterior.

Carlos Slim es de la idea de que los empresarios hacen más bien creando puestos de trabajo y riqueza a través de la inversión, no siendo Santa Claus.

Reflexión: Si los absolutos vencedores de la cotidiana lucha por ganar dinero —que no son tontos— deciden voluntariamente entregar cuando menos la mitad de su riqueza hacia causas humanitarias, quiere decir que la verdadera felicidad no está en el acumular sino en ayudar a los demás.

                *Analista

                jrubi80@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios