Del censo al consenso

COMPARTIR 
José Rubinstein 04/04/2014 02:34
Del censo al consenso

Round a favor de la autoridad que pugna por aplicar la recientemente reformada Ley General de Educación.

Los inquietantes mas no sorpresivos resultados arrojados por el ¡primer! censo escolar elaborado por el INEGI reflejan el porqué estamos como estamos en materia educativa. La injerencia de la CNTE impidió que se pudiera censar el 41% de escuelas en Chiapas, 27.4% en Oaxaca y 27.3% en Michoacán, por lo que alrededor de 150 mil maestros no fueron censados. Aun así, 90% de escuelas o centros de trabajo fueron censados con 99.6% de respuesta. Reconoció el secretario Chuayffet no haber logrado censar a la totalidad de maestros, requisito para alcanzar la nómina única magisterial,  sin embargo, enfatizó que el maestro no censado quedará fuera de la nómina, por lo que no podrá recibir pagos.

El número total de maestros asciende a 978 mil 188, tanto en escuelas públicas como privadas de educación básica, cifra que no incluye a 113 mil 259 docentes ubicados en otros centros de trabajo, además de otros 114 mil 998 jubilados, retirados o fallecidos que permanecen en nómina. A 39 mil 222 maestros nadie los conoce en los planteles escolares donde supuestamente imparten clases. Tristemente, la Federación ha erogado en los últimos seis meses más de dos mil millones de pesos para cubrir el sueldo de estos tramposos que en nada contribuyen al aprendizaje de alumno alguno. Y por si no fuera suficiente, 30 mil 695 profesores están asignados a distintas comisiones o gozan de licencia. Difícil de creer, pero 460 escuelas o centros simplemente no fueron localizados, no existen.

El citado censo escolar expone también que 65 mil 800 educadores carecen de plaza, en cambio, 97 mil 479 detentan cuatro o más plazas, 41 mil tienen tres plazas y 103 mil 884 ocupan dos plazas. El flamante líder del SNTE, Juan Díaz de la Torre, declaró no conocer a ningún maestro aviador —¿en serio?—.

De las 207 mil 682 escuelas censadas, dos mil 249 están construidas con materiales ligeros y precarios, y aun así reciben a 77 mil 239 alumnos. Al igual, 13 mil 643 estudiantes cursan desde preescolar hasta secundaria en vagones, camionetas y hasta circos, sitios denominados “escuelas móviles”. Vaya disparidad, 94% de escuelas en el DF cuentan con internet… en Chiapas, ¡16%!

En Oaxaca es por demás evidente el sometimiento del gobernador hacia el empoderado gremio magisterial. El gobierno de Gabino Cué conjuntamente con el Congreso de Oaxaca firmaron con la Sección 22 del SNTE-CNTE —que alguien me explique, ¿pertenecen a ambas organizaciones?— una declaración política en desacato a la Ley Federal de Educación. Aun así, el plazo para armonizar las leyes estatales con la nueva legislación federal en materia educativa venció el pasado 12 de marzo.

Se avecina la temporada de manifestaciones y marchas callejeras de la CNTE, mismas que coinciden con la celebración del día del maestro; ritual anual en el cual los itinerantes educadores muestran músculo y llenan sus alforjas con suficientes recursos para irla llevando a lo largo del siguiente ciclo escolar. Esta ocasión podría ser distinta a las anteriores, la Reforma Educativa y sus respectivas leyes secundarias han sido ya promulgadas, la decisión por aplicar las mismas es reiterada en cada oportunidad por el secretario de Educación, la sociedad está ya harta de ver coartada su elemental libertad de movimiento y además las evidentes acciones como la realización del presente censo educativo irremediablemente tienden a ir arrinconando contra las cuerdas a aquellos parásitos del sistema que ven afectados sus mezquinos intereses.

El objetivo es, a partir del censo, llegar al consenso.

                *Analista

                jrubi80@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red