El país de los inocentes

COMPARTIR 
José Rubinstein 21/03/2014 02:17
El país de los inocentes

Toda presunción de corrupción, ineficiencia o desvío de fondos en obras y contratos públicos contiene un común denominador: la inocencia.

Línea 12 del Metro, la Línea Dorada, inaugurada hace apenas 16 meses con bombo y platillos como obra estelar del gobierno de Marcelo Ebrard. Línea transportadora de 435 mil usuarios diariamente y cuyo costo original de 15 mil 290 millones de pesos —sin IVA— se elevó a 24 mil 175 millones de pesos, sin considerar la demanda de empresas contratistas por tres mil 969 millones de pesos por trabajos no contemplados. Imprevistamente, por registrar fallas que podrían derivar en accidentes, han sido cerradas 11 de las 20 estaciones que componen la Línea 12, para ser reparadas en los próximos seis meses.

Joel Ortega, director del Sistema de Transporte Colectivo Metro: Todas las estaciones que integran la Línea 12 están dañadas, con desgaste ondulatorio y deficiente trazo de las curvas en la parte elevada. Previo a entrar en funcionamiento, la obra fue certificada por un consorcio alemán, con costo de 189 millones de pesos, sin embargo, en un segundo dictamen, éstos alertaron por inseguridad en la línea. El consorcio constructor ICA-Carso-Alstom debiera hacerse responsable de las fallas, tanto de incumplimientos de contrato como de vicios ocultos.

Consorcio ICA-Carso-Alstom: La calidad de la obra fue certificada por un consorcio alemán y supervisada por prestigiadas instituciones nacionales. En julio 2013, el STC firmó el acta de recepción definitiva de la obra, haciéndose responsable de la operación de la Línea 12. El consorcio constructor fue ajeno a los criterios del STC para la elección de los trenes, los cuales son muy diferentes a los utilizados en la tomada como ejemplo Línea A. Existen diferencias de dimensiones, peso y número de carros, distancia entre ejes y perfil y características de las ruedas.

Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro del Distrito Federal —hasta antier—.  La operación y mantenimiento de la Línea 12 corresponde exclusivamente al Sistema de Transporte Colectivo.

Marcelo Ebrard: No fui informado acerca de que los trenes adquiridos para la Línea 12 del Metro fueran incompatibles con la infraestructura para soportarlos. Ebrard dice sentirse tranquilo y orgulloso de la Línea Dorada —¿en serio?—.

Veredicto: Todos los implicados en la construcción de la Línea 12 del Metro son inocentes.

Semanas atrás Citigroup reveló que su filial mexicana Banamex fue víctima de fraude a cargo de la empresa de servicios petroleros Oceanografía, razón que obligaba a la institución a recortar su utilidad de 2013 en 235 millones de doláres. Oceanografía entregó como garantía a Banamex documentos falsos para obtener préstamos por 585 millones de dólares a corto plazo y 33 millones de dólares en créditos directos.

El accionista mayoritario de Oceanografía, Amado Yáñez —relacionado con los hermanos Bribiesca— logró que su empresa creciera espectacularmente durante los años del PAN en el poder. La plantilla laboral de Oceanografía supera ocho mil trabajadores y el valor total estimado de la compañía asciende a dos mil 500 millones de dólares.

El procurador Murillo Karam declaró al respecto. “No entiendo cómo es posible que tanto dinero pueda darse de una manera simple… y la otra es dónde está el dinero”.

Al momento de la reservada y confidencial investigación a Oceanografía no ha emergido ningún responsable. Amado Yáñez por supuesto ahuecó el ala, en Banamex priva un absoluto mutismo al respecto, Vicente Fox absuelve sin restricción a su familia ampliada y el PAN se retira de la mesa de negociación en torno a las leyes secundarias en materia energética hasta que el gobierno deje de golpear a Acción Nacional con el asunto de Oceanografía. O sea, todos son inocentes.

De haber espacio, incluiríamos los moches demandados por abusadores legisladores, el despojo a Mexicana de Aviación, la estafa de la Estela de Luz y ene etcéteras.

                *Analista

                jrubi80@hotmail.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red