¿Y Mancera no circula?

COMPARTIR 
José Cárdenas 24/06/2014 01:18
¿Y Mancera no circula?

Aún con “Suavitel” el desprestigiado No Circula, no convence… es clasista y discriminatorio.

Sin querer queriendo, el gobierno “progresista” de Miguel Ángel Mancera —de la mano con el de su vecino Eruviel Ávila— ha dado otro palo a las clases desfavorecidas… y sale con otro “cobro de piso”.

­—¿Creían que atascados entre “futboladas” nos iba a doler menos?

La idea de sacar de la circulación 520 mil vehículos para disminuir la contaminación ambiental parece incontrovertible. Si 50% de las emisiones que empuercan el aire del DF son emitidas por automotores, suena lógico retirar de las calles a los más contaminantes, pero con la restricción sabatina como “eje central” —y la verificación obligatoria a vehículos de carga— más parece que la medida pretende incentivar las ventas de la industria automotriz.

Por años, la solución obvia en el papel se había frenado por los altos costos políticos calculados meticulosamente por la administración de Marcelo Ebrard. Esta vez, no; el nuevo esquema parece un suicidio.

Sin decir agua va la recién creada Comisión Ambiental del DF se aventó el “tirititito” de endurecer —con restricciones nunca antes vistas— un programa que inició siendo voluntario hace 30 años, y se convirtió en permanente hace 25… y ahora recula, tantito, pero recula.

El gran error del GDF y su secretaria del Medio Ambiente —la ingeniera Tanya Müller— ha sido calibrar la guillotina con base en la antigüedad del parque vehicular. El Hoy No Circula reloaded —que entrará en vigor el martes de la semana entrante— castiga a los vehículos más contaminantes, pero también a la pobreza de sus propietarios. La medida anunciada da preferencia a los automóviles nuevos y premia las tecnologías limpias, con mayores beneficios a los vehículos híbridos y eléctricos, los cuales —además de carísimos— no significan ni  2% del parque vehicular.

Desde hace un año Tanya Müller traía ganas de castigar a los propietarios de vehículos nuevos, pero ante la reacción de los pudientes, la funcionaria hubo de recular. ¿Se acuerda?

Si hablamos en pesos y centavos, y sopesamos la desigualdad económica de la población metropolitana, la decisión es absolutamente regresiva. El nuevo Hoy No Circula, comienza y termina premiando a los ricos y castigando a los pobres.

Según Tanya Müller, ¡70% de los pobres no utiliza el coche, porque se mueve en transporte público! ¿No será que quienes utilizan el transporte público lo hacen porque no les queda de otra y sólo aspiran a evitarlo? El Metro es un infierno de calor, sudor, empujones, manoseos, robos y demoras… los “micros” son ataúdes rodantes… los camiones de la RTP no cubren ni una fracción de la demanda…

La señora ingeniera se equivoca; resulta difícil creer que los dueños de 520 mil carcachas las mantienen por amor a lo vintage. No hace falta hacer una encuesta para darnos cuenta del gran esfuerzo de miles de familias por mantener su medio de transporte y trabajo, porque no les alcanza para algo mejor.

Ignoramos el impacto real de la medida en materia ambiental, sin embargo ya podemos apreciar parte de sus efectos colaterales. El nuevo Hoy No Circula ha resultado instantáneamente impopular; ha generado la movilización de dueños afectados en redes sociales y a pie de calle… y en lo político, Mancera regala a López Obrador otro suculento  pretexto para pegar; el tabasqueño denuncia el golpe a la economía popular, demanda la revocación de las nuevas medidas y coloca al PRD del DF como enemigo del “pueblo bueno”. Todo a menos de un año de las elecciones federales… ¿Y Mancera?

Destino: ¡Cielito lindo!; era a matar o morir… y matamos.

                josecardenas.com.mx

                Twitter: @JoseCardenas1 

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red