Caldera del diablo

Cuando Martínez Garrigós era presidente municipal de Cuernavaca, endeudó a la ciudad con casi mil millones de pesos.

COMPARTIR 
José Cárdenas 10/01/2014 01:37
Caldera del diablo

El PRI sacó la guadaña y decapitó al diputado Manuel Martínez Garrigós, presidente del Comité Directivo Estatal de Morelos y a la secretaria general, Georgina Bandera Flores.

Ambos funcionarios —ahora indeseables— tienen cola larga que les pisen.

No justificaron el origen, destino y monto del dinero que recibieron durante su gestión, ocasionando grave menoscabo al patrimonio del PRI morelense… “actos y omisiones graves que atentaron contra la unidad ideológica, programática y organizativa del partido, al adjudicarse indebidamente más de 20 millones de pesos”, explica el PRI nacional mediante escueto comunicado.

La decisión se tomó en las oficinas del líder César Camacho, para frenar la contaminación por el desprestigio personal de estos dos quienes salpicaron de lodo al partido en el poder.

–¿Cuántas otras cosas sucias hizo Martínez Garrigós para merecer este oprobio público, esta vergonzosa separación fulminante?

–Todas, sería la respuesta rápida.

El monje hurga en sus archivos y halla un par de “perlas” negras:

Cuando Martínez Garrigós era presidente municipal de Cuernavaca endeudó a la ciudad de la “eterna primavera” con casi mil millones de pesos, de modo tal que su sucesor, Jorge Morales Barud, sólo dispone de 14% de las participaciones estatales para realizar obras, ya que el resto —86%— se destinará automáticamente al pago de la deuda. Dicho en cortito, la irresponsabilidad financiera del alcalde Martínez Garrigós quebró al ayuntamiento de Cuernavaca.

Y otra peor:

Se ha girado orden de aprehensión contra el ex alcalde de Cuernavaca por haber incurrido en la violación de un amparo concedido a la empresa regiomontana Promotora Ambiental (PASA), la cual firmó en 2006 un contrato a 20 años para prestar el servicio de recolección, transportación y destino final de la basura generada en la capital morelense. Martínez Garrigós suspendió pagos a la empresa, la cual se amparó. El defenestrado ex alcalde —actualmente diputado local, líder del Congreso de Morelos— goza de fuero constitucional, por lo que el Ministerio Público federal presentará una petición de desafuero para enfrentarlo en un proceso penal.

Si el fuero le sirve —temporalmente— contra la sentencia de un juez, no tuvo efecto alguno contra la decisión política de echarlo a patadas del PRI, ¡por ratero!

–¿Lo ocurrido con Martínez Garrigós y Bandera Flores quiere decir que en el nuevo PRI ya no caben los delincuentes?

Alármala de tos: Las elecciones federales de 2015 están en riesgo. Lo advierte Lorenzo Córdova Vianello, quien asumió la presidencia temporal rotativa extraordinaria y colegiada del Consejo General del IFE. El tiempo apremia. Aun cuando la elección federal de 2015 parece lejana, hay plazos fatales por cumplirse, de lo contrario, el proceso podría descarrilar generando grave incertidumbre. Las leyes secundarias deben quedar listas el 30 de abril. El Legislativo tiene poco más de 100 días para diseñar, construir y delimitar las funciones del nuevo Instituto Nacional de Elecciones; habrán de definirse límites y atribuciones, nombrar consejeros, organizar presupuestos y revisar y/o reformar cerca de 300 artículos del código electoral (Cofipe). Con el reloj encima, senadores y diputados deberán bordar fino para evitar vacíos y contradicciones… todo esto mientras  el IFE agoniza después de haber sido apuñalado por el resentimiento del panismo derrotado y la complicidad oportunista del priismo… dicho sea de paso.

                 josecardenas.com.mx

                Twitter: @JoseCardenas1

Comparte esta entrada

Comentarios