Pesimista, un optimista bien informado

COMPARTIR 
Jorge Fernández Menéndez 22/05/2014 01:22
Pesimista, un optimista bien informado

Sí, sé que dicen que un pesimista es un optimista bien informado. Pero a veces hay que romper las reglas: sigo manteniendo un margen de optimismo real sobre lo que sucede en Tamaulipas, a partir sobre todo del operativo de seguridad que las autoridades federales han iniciado semanas atrás.

Hay varios problemas que son centrales en Tamaulipas. El principal es romper las redes de protección que van desde la política y el sistema de justicia hasta las policías y grupos económicos. Para eso se requiere investigación y recuperar la confianza. La gente entregó información y desenmascaró a Templarios y otros delincuentes en Michoacán porque, finalmente, creyó en las autoridades que llegaron con Alfredo Castillo. Fue entonces cuando se dio el paso más importante para abatir delincuentes e inseguridad.

En Tamaulipas van ya demasiados años en los que la gente no cree en las autoridades. Soy de los que tiene confianza en el gobernador Egidio Torre, y sé que no es un hombre involucrado con grupos criminales. El diagnóstico que hizo originalmente fue correcto: el problema inicial estaba en las policías que en muchos casos son de los propios grupos criminales. Pero crear nuevas fuerzas policiales, sin poder reemplazarlas casi de un golpe, era una tarea imposible sin una intervención de fuerzas federales.

Los golpes que se han dado en las últimas semanas llevan también a un cauto optimismo. El 10 de mayo, en Reynosa, fue abatido Cruz Galindo Mellado, segundo líder de Los Zetas y considerado uno de los más sanguinarios integrantes de esa agrupación, fue uno de los fundadores del cártel, el único que quedaba con vida o en libertad. Cinco días después, el 15 mayo se detuvo en Monterrey, Nuevo León, a Fernando Martínez Magaña, El Z16, jefe de plaza de Los Zetas en Nuevo Laredo. Se encontraba en la lista de los 12 más buscados de Tamaulipas y era uno de los principales en la estructura encargada de cruzar por vía marítima y terrestre a inmigrantes ilegales hacia Estados Unidos, y su primordial zona de operación era la llamada frontera chica.

Ese mismo día fue capturado Ernesto Villegas Angulo, operador financiero de Martínez Magaña, en la Colonia Residencial San Agustín, en San Pedro Garza García, Nuevo León, y al día siguiente se detuvo a Betzabé Areli Berenice Hernández Musquis y Mari Cruz Cardiel Leija y/o Teresa Mendoza de 25 años, quien era la contadora de Los Zetas. Se les decomisaron 867 mil 500 pesos distribuidos en 154 sobres, que aparentemente eran para el pago de los integrantes de esa organización.

Y un día después, el 17 de mayo, se detuvo a Francisco Ramírez Rivera o Juan Fernando Álvarez Cortez, El Ferrari, en un autobús de pasajeros, en una caseta de peaje de la autopista Monterrey-Nuevo Laredo. El segundo de la lista de los 12 más buscados de Tamaulipas y jefe regional de Los Zetas con influencia en la zona centro de Tamaulipas, en particular de Ciudad Victoria, El Mante, San Fernando, Hidalgo, Padilla y Llera. Ya había sido detenido por el Ejército el 17 de mayo de 2010 y recluido en el Centro de Ejecución de Sanciones de Nuevo Laredo y en diciembre del mismo año se fugó.

El hecho es que en unos pocos días, jefes operativos, financieros, contadores y pagadores de nómina han sido detenidos. Falta mucho, pero hay espacio para el optimismo.

Los documentos de Talía

La señora Talía Vázquez y sobre todo su hermana Selene, siguen insistiendo en que lo publicado en este espacio respecto a su relación con los hermanos Rojas Cardona y otros hechos en los que se involucran en el negocio de los casinos es falsa. Que hablen los documentos. En la página www.mexicoconfidencial.com usted, lector, podrá encontrar copia de numerosos documentos, entre ellos el poder general que la empresa Lucky Cherries otorga a Talía Vázquez Alatorre y a su administrador Jorge Homar Esqueda Cano para pleitos, cobranzas, pagos, para toda clase de procedimientos legales, incluyendo ante autoridades judiciales y del SAT. ¿A qué se dedica Lucky Cherries? Según otra acta notariada, firmada por el mismo notario que le otorga el poder a Talía y a Esqueda, a “prestar servicios de recreación activa por medio de cualquier instrumento legal”. La empresa tiene permisos para “establecimientos de juegos electrónicos, centros de apuestas, galgódromos, hipódromos, jai alai, loterías y juegos numéricos con apuestas”. Su domicilio está en Pénjamo, es un casino. Está también el documento, en el cual se le da poderes a su administrador Esqueda Cano, firmado por Juan José Rojas Cardona, para administrar algunos de sus empresas de juego. Y está la declaración ministerial del propio Esqueda Cano que demuestra cómo operaba todo ese grupo, incluyendo a la señora Talía, incluso en un tema tan delicado como su supuesta violación. Hay muchos otros documentos, usted y quien quiera, puede consultarlos en la página www.mexicoconfidencial.com. Y forme usted su propia opinión.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red