Rojas Cardona y los casinos ¿con Mireles?

COMPARTIR 
Jorge Fernández Menéndez 19/05/2014 01:14
Rojas Cardona y los casinos ¿con Mireles?

La reunión se realizó hace diez días en la casa de la abogada Talía Vázquez Alatorre, quien se presentó ante los medios como luchadora por los derechos humanos y “una mujer violada que tuvo que defenderse ella sola en los tribunales”. Ahí se anunció un movimiento de autodefensas ciudadanas a nivel federal, encabezado por José Manuel Mireles. Además de la anfitriona, allí estuvieron Javier Sicilia, el sacerdote Alejandro Solalinde, el exgeneral José Francisco Gallardo y se sumó el obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera.

No se conocía la trayectoria de la anfitriona como defensora de los derechos humanos, pero sí que fue dirigente en Michoacán del PRD, ahora lo es de Morena, y que fue una estrecha colaboradora de Leonel Godoy. Pero más allá de eso, Talía Vázquez, y su hermana Selene, ahora diputada independiente, se han dado a conocer por otras causas: hicieron detener, con la colaboración del gobierno de Godoy, acusándolo de violación tumultuaria en su contra, al exesposo de Talía, Iván Peña Neder, un hombre que fue cercano a Camacho, que luego armó las redes sociales de López Obrador y que, en el inicio del gobierno de Calderón, trabajó en Gobernación. Una muestra del respeto a los derechos humanos de las hermanas la explicitó el director del penal de Morelia, donde estaba detenido Peña Neder, cuando reconoció en una declaración judicial que Selene le pidió que hiciera violar y golpear al detenido, a lo que el director del penal se negó. Peña Neder, luego de pasar un par de años en la cárcel acusado injustamente, quedó en libertad por falta absoluta de pruebas en su contra.

Pero ese conflicto se dio por otras causas: por la propiedad de varios casinos. Talía Vázquez, en realidad, era propietaria de casinos, en Morelia, en La Piedad y en Guanajuato. Pese a ello hizo, una amplísima acusación sobre una supuesta red de protección de casinos, en la que involucró, entre otros, al ahora senador Roberto Gil, acusación que, como la presentó contra su exmarido, terminó desechada en los juzgados por la completa falta de pruebas.

En ese contexto, Vázquez primero dijo, en una entrevista con Carmen Aristegui, que no tenía vínculos con la administración de casinos ni con Juan José Rojas Cardona, El Zar de los Casinos, ahora investigado por la autoridades por el manejo ilegal de sus casas de apuesta y por la red de protección que estableció en el terreno judicial, que ha llevado, hasta ahora, a un magistrado, tres jueces y un secretario técnico de la judicatura a ser procesados penalmente.

Sin embargo, más tarde, cuando en este espacio mostramos que sí era propietaria de casinos, dijo que sí conocía a Rojas Cardona porque éste la había buscado, que se hicieron amigos y que incluso había estado en su boda. Para Vázquez, El Zar de los Casinos es una persona “honorable”, que había sido afectada por la acciones de su exmarido. Pero resulta que Vázquez ya era apoderada de casinos y estaba relacionada con Rojas antes de casarse con Peña Neder. El 11 de diciembre de 2008, fue representante legal de Jaguar Entertainment en un contrato de asociación relacionado con un casino de Grupo Win en León, Guanajuato. En mayo de 2011, recibió un poder de la empresa Lucky Cherries, con residencia en Pénjamo, también en Guanajuato, para administrar otros casinos. En ese acto recibe poderes también uno de sus empleados, Jorge Homar Esqueda Cano, para administrar la misma empresa. Y seis meses después, a solicitud de Talía, el mismo Esqueda Cano recibe otro poder para administrar la empresa Entretenimiento de México, de los hermanos Rojas Cardona, permiso que fue revocado hace unos días por la Secretaría de Gobernación. De todos esos documentos tenemos copias.

El propio Esqueda Cano reconoció judicialmente la relación de Talía Vázquez con los hermanos Rojas Cardona y aceptó que, en su momento, testificó contra el exesposo de Talía, en el supuesto caso de violación, porque trabajaba para ella. Pero llegaron a tal grado las amenazas de Talía en su contra que tuvo que renunciar y la denunció penalmente por esa causa. También en una larga entrevista con Aristegui, en enero del año pasado, Esqueda Cano explica toda la relación de Talía Vázquez con los Rojas Cardona en la explotación de distintos casinos y la forma en que fraguaron la supuesta red de políticos que protegían a los competidores de Rojas Cardona.

Ahora reaparecen Talía y Selene Vázquez con José Manuel Mireles, convocando en su casa a una reunión para lanzar los grupos de autodefensa a nivel nacional. Mireles las debe conocer porque los tres trabajaron con Leonel Godoy. Y ahí se sumaron Sicilia, Solalinde, Gallardo y el obispo Vera. Ahora quizá podamos saber de dónde sacó Mireles esos siete millones de pesos que dice que gastó comprando armas para su grupo de autodefensa. Rojas Cardona, Talía, los casinos y Mireles, todos en una misma historia. La vida, diría Rubén Blades, a veces te da sorpresas.

Comparte esta entrada

Comentarios