La UdeG ya tiene equipo de futbol... mantenerlo cuesta mucho dinero

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 01/09/2014 00:00
La UdeG ya tiene equipo de futbol... mantenerlo cuesta mucho dinero

En los 80 años del Fondo

Pocas empresas viven ocho décadas. Más breve aún es la existencia de las firmas editoriales, sobre todo ahora, cuando empresas de edad y trayectoria respetables son fagocitadas por transnacionales, en las que importa poco la nacionalidad o la cultura, pues su bandera es únicamente la ganancia. Por eso cabe exaltar que el Fondo de Cultura Económica celebre sus primeros 80 años de difundir en México e Hispanoamérica el pensamiento de avanzada. El FCE es una empresa estratégica del Estado mexicano, pues si aspiramos a tener presencia intelectual en el mundo debemos contar con un aparato de edición y divulgación tan poderoso como es el Fondo, única editorial capaz de competir exitosamente con los grandes consorcios multinacionales del libro. Espíritus pequeños critican que el Estado destine recursos al Fondo porque en México la lectura es asunto de minorías. Hay que responder que es un logro y un orgullo contar con una casa editora de tanto prestigio y que los problemas materiales de México no se resolverán sin la contribución de la inteligencia. El FCE es un puente indispensable para enlazar el trabajo de nuestros pensadores con la solución de los muchos problemas que aquejan a los mexicanos. El dinero que se invierte en el Fondo de Cultura Económica es la mejor inversión que puede hacer el Estado para sacar al país de sus penurias.

Concierto de la Sinfónica de Minería

El viernes pasado, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, se celebró uno de los conciertos de gala programados por la Orquesta Sinfónica de Minería. La función fue adquirida por la Secretaría de Economía, que llevó a sus empleados hasta Cultisur. Como resultó obvio, no se trataba de un público de melómanos y, por eso mismo, su entusiasta respuesta a los intérpretes cobró un enorme valor, pues se demuestra que los no acostumbrados a la música de concierto pueden asimilar y disfrutar las altas manifestaciones artísticas. El programa constó del Concierto para violín y orquesta de Brahms, con una estupenda interpretación del solista israelí Vadim Gluzman, quien armado con un Stradivarius fascinó (la palabra es exacta) al respetable. Vino después la Novena Sinfonía de Beethoven con el Coro Filarmónico Universitario, enriquecido por 70 integrantes del Houston Simphony Chorus, lo que dio por resultado un impresionante conjunto de casi 200 voces, con cuatro solistas: la soprano María Katzarava,  la mezzo Ana Häsler, el tenor Michael Hendrick y el bajo Diógenes Randes. Para Carlos Miguel Prieto aquello debió ser toda una prueba, de la que salió airoso gracias a que su enjundia y su cuidado mantuvieron a la orquesta en una permanente tensión a lo largo de cada movimiento, lo que dio por resultado un espectáculo sonoro de alta calidad que involucró y emocionó hasta las lágrimas a conocedores y recién llegados. Algo memorable.

Homenaje a Sánchez Rebolledo

Presentó Adolfo Sánchez Rebolledo  La izquierda que viví. El instante y la palabra, recopilación de textos que ha escrito y publicado en los últimos 50 años. Son, dice el autor, “notas de lectura, artículos de opinión, ensayos breves, crónicas e incluso algún discurso y hasta una entrevista”,  con los que pretende recrear “algo del clima moral y político del último medio siglo, visto y vivido en la cambiante perspectiva de la izquierda”. Se trata de un aporte a la comprensión de los hechos que aborda, pero también a lo que fue y es la izquierda mexicana, su generosa e incansable gesta por la justicia, sus victorias —que las tiene—, sus errores, dogmas, desviaciones y debates. El término “izquierda” se refiere a un conglomerado humano multitudinario, diverso e incluso contradictorio que se asume como el predestinado a combatir la injusticia y la desigualdad social. Precisamente por ese afán de poner la voluntad delante de los hechos comprobables es que su territorio es la polémica, la permanente confrontación entre las ilusiones y las realidades, el abordaje del mundo por múltiples formas de pensar. Fito Sánchez Rebolledo es un navegante de ese mar siempre encrespado, lo ha sido en las duras y en las maduras. Sus palabras son objeto de discusión, pero su entrega, su santa terquedad, no están a debate. Ha sido siempre un soldado de su causa, tenaz e indoblegable. Por eso mismo, la presentación de su libro se convirtió en un merecido homenaje de sus amigos, de sus compañeros y hasta de sus contrincantes. Hay que leerlo para continuar la discusión.

La UdeG, de la patada

La Universidad de Guadalajara ya tiene equipo de futbol y quienes institucionalmente y de facto manejan esa casa de estudios están felices. Lamentablemente, mantener un equipo de patabola cuesta mucho dinero y las autoridades de la UdeG han tenido que meter mano en los bolsillos de sus profesores, sobre todo de aquellos que cobran por horas-clase, que son la inmensa mayoría. Como resultado, nos informa el escritor y catedrático Juan José Doñán, el pago de nómina ha sufrido retrasos hasta de tres quincenas. Para colmo, el Sindicato de Trabajadores Académicos de la misma universidad, lejos de preocuparse por la situación de sus agremiados, le otorgó un préstamo por 120 millones de pesos al equipo de futbol. Para Doñán, “en no pocos ámbitos de la universidad pública de Jalisco pareciera vivirse en el mundo al revés, donde actividades accesorias se vuelven prioritarias y las verdaderamente esenciales llegan a ser sacrificables”.

Breviario…

En el centenario de Julio Cortázar es inevitable recordar la ansiedad con que leímos en los años 60 Rayuela y otras obras del inmenso cronopio. Eran días de insurrección juvenil y París era la meca de toda rebeldía libertaria. El autor aquel narraba historias que queríamos vivir y que finalmente vivimos. Por eso lo veneramos. @@@ El 16 de octubre debe estrenarse La dictadura perfecta, película de Luis  Estrada, el mismo director de La ley de Herodes. Para más señas, el protagonista es Damián Alcázar, actorazo que dice lo que muchos piensan. @@@ Ya están abiertas las inscripciones para el curso trimestral del Taller Literario de Héctor Anaya. Mayores informes al teléfono 5553-2525 y en abrapalabra@prodigy.net.mx

Comparte esta entrada

Comentarios