Maruxa Vilalta, una mujer generosa que deja un cuantioso legado literario y ético

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 25/08/2014 00:00
Maruxa Vilalta, una mujer generosa que deja un cuantioso legado literario y ético

Nos quedamos sin Maruxa

Por décadas, Maruxa Vilalta Soteras fue una presencia constante de nuestro ámbito cultural. Nacida en Cataluña en 1932, en el seno de una familia republicana, la escritora fue hija de Antonio Vilalta y Vidal, abogado y autor de obras jurídicas, fundador y dirigente del partido catalanista Esquerra Republicana. Al término de la guerra civil española, los Vilalta se instalaron en México. Maruxa cursó la carrera de letras en la UNAM y luego estuvo en la Universidad de Cambridge. Colaboradora de Excélsior desde 1956, conductora de programas de televisión como Mujeres que trabajan y El libro de hoy, dedicó al teatro sus mayores esfuerzos y su creatividad, pues escribió una veintena de obras de teatro y dirigió, entre otras, Esta noche juntos, amándonos tanto (1970, Premio Juan Ruiz de Alarcón de la Asociación de Críticos de Teatro). Autora también de narrativa, escribió tres novelas y un libro de cuentos. En fin, una mujer generosa que deja un cuantioso legado literario y ético. Esta república, donde fue tan amada, la va a extrañar.

Murió la cantante Tehua

Dicen que nació en 1943 en la ciudad de Querétaro, aunque ella siempre se consideró nativa de San Miguel de Allende, y vivió la mayor parte de su vida en el DF, donde murió la semana pasada después de una larga y tremenda lucha contra el cáncer. Al reportero Arturo Cruz Bárcenas le confesó que le habría gustado cantar como Lucha Villa (“A lo mujerón”), pero lo suyo era la ternura, una peculiar y cautivadora fineza. En su voz brillaron tanto composiciones tradicionales mexicanas como algunas del llamado Canto Nuevo, entre otras La barca de Guaymas, Canción mixteca, Dios nunca muere, Nonatzin (con letra de un poema de Netzahualcóyotl), Mi casita de paja, de Víctor Cordero; Mi México de ayer, de Chava Flores; o Las blancas mariposas, del tabasqueño José Claro García. Se presentó en Radio Educación y otras emisoras, en televisión participó en los programas de Jorge Saldaña y Ricardo Rocha y de 1979 a 1985, trabajando para la Secretaría de Educación Pública, se presentó en escuelas de educación superior de toda la República. En los años 70 era indispensable en los Festivales de Oposición que organizaba el Partido Comunista Mexicano. Le dolía la situación de México, especialmente de los indios. Fue cofundadora del PRD y al morir pertenecía al Morena. Era una artista ciudadana.

Henry Moore and Co.

Ya se está instalando la gran exposición que en honor a Octavio Paz organizan nuestras instituciones culturales. Vendrán obras de muchos de los artistas de quienes se ocupó Octavio Paz en textos reunidos en Los privilegios de la vista. Todo muy bien, pero produce cierto escozor que el costo de esta muestra signifique cientos de millones de pesos solamente en seguros, en un momento en que el país padece grandes necesidades. Otro punto que da para el comentario es que mientras en los homenajes a Octavio Paz se gastan carretadas de dinero, en los dedicados a sus coetáneos Efraín Huerta y José Revueltas las instituciones se vean muy tacañas. Quizá porque Paz sirvió al poder y los otros dos fueron sus críticos. Un caso de rentabilidad política.

Protesta laboral en Radio UNAM

Trabajadores de Radio UNAM denuncian “carencia de dirección y liderazgo” en esa emisora cultural, “falta de una evaluación seria y objetiva para mejorar la programación” y el plagio de un programa radiofónico “cuya autoría es del reconocido Javier Platas, locutor, productor y conductor de programas en el Instituto Mexicano de la Radio”. Los inconformes acusan a Fernando Chamizo, Rodolfo Consuegra y Alejandro Pérez —respectivamente director de la emisora, jefe de la Unidad Administrativa y jefe de personal— por el “ambiente de temor e inseguridad” y el clima de “prepotencia, intimidación, humillación (y) acoso laboral” que existe en la estación universitaria, lo que se ha traducido, sólo en los últimos dos años, en el despido de tres subdirectores, dos jefes de departamento, varios colaboradores, reporteros y locutores, destacadamente Esteban Escárcega, quien murió en su casa después de que le impidieran el acceso a la sede de Radio UNAM. También señala la incongruencia de suprimir los noticieros que en los últimos diez años habían ganado siete premios de periodismo y dos menciones honoríficas otorgadas por el Club de Periodistas de México y la Red Nacional de Radiodifusión y Televisoras Educativas y Culturales.

Una acusación en falso

Un portal de internet acusó al alcalde de Orizaba, Juan Manuel Díez Francos, de abrir una ventana que presuntamente causó daños al mural Revolución social, obra ejecutada por José Clemente Orozco en 1926. Sin embargo, la foto que publica dicho portal o la que reproduce Excélsior en su edición del pasado sábado, muestran que la ventana es la misma que existe desde que Orozco pintó esa pared en el descanso de una escalera del Palacio Municipal. Varios internautas ya dieron puntual respuesta al autor del infundio y quien consulte el libro-catálogo José Clemente Orozco. Pintura y verdad (pp. 70-73) podrá constatar que la composición del artista se despliega a los lados y arriba de la ventana de marras. Si se trata de ampliar hacia abajo ese espacio, para dar salida hacia un balcón, tendrá que ser el INBA la institución que lo autorice.

Breviario…

Mañana martes, a las 18 horas, en la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística (Justo Sierra 19), se presenta el libro Presidentes y guerreros, de Jaime Salazar Adame, David Cienfuegos Salgado y Mauricio Leyva Castrejón. Los dos últimos estarán acompañados en los comentarios por Ramón Sosamontes Herreramoro, con Aurelio Vázquez Villanueva como moderador. @@@ Hoy, a las 12 horas, en la Sala Miguel Covarrubias del Centro Cultural Universitario, se realizará una ceremonia para conmemorar el sexagésimo aniversario de la benemérita Revista de la Universidad. @@@ Pasado mañana, miércoles 27, tendremos Noche de Museos en el Centro Histórico y como parte del programa, a las 19 y a las 20:30 horas habrá dos visitas guiadas a la Sinagoga Histórica de Justo Sierra 71, la primera que hubo en México, con un costo de 50 pesitos. Más informes en el teléfono 5522-4828.

Comparte esta entrada

Comentarios