La sala principal del Palacio de Bellas Artes fue alterada en forma grosera.

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 07/07/2014 00:00
La sala principal del Palacio de Bellas Artes fue alterada en forma grosera.

Con Arnaldo Córdova presente

Murió la ballerina Aurora Agüeria

En la Ciudad de México, donde nació en 1935, falleció la bailarina y coreógrafa Aurora Agüeria, a quien este republicano conoció en los años 70, cuando ella se erguía como figura del Taller Coreográfico de la UNAM. Era admirable su temple escénico y su aplomo, al que no doblegaban el cansancio, los calambres y otros gajes de ese durísimo oficio que es la danza. De estatura apenas regular, en las tablas podía ser enorme, como lo son quienes saben proyectar grandeza escénica. Al empezar la década de los 70 obtuvo una beca que le permitió estudiar en Nueva York con Alvin Ailey y Louis Falco.
Tenía, pues, el refinamiento indispensable de las figuras del ballet, pero su entusiasmo, su disposición para el trabajo y su entereza eran más propias de una guerrera. Profesora de actividades estéticas de la UNAM durante 30 años, alternó la enseñanza con el baile profesional en grupos como la Compañía de Ballet de la UNAM, el Ballet de Bellas Artes de Ana Mérida, en el que fue solista; el Ballet Mexicano Contemporáneo, el Ballet Folklórico de Amalia Hernández, donde estuvo unos cuantos meses; el Ballet de la Academia de la Danza Mexicana, el Taller Coreográfico de Gloria Contreras, Danza Libre Universitaria, compañía que fundó con Cristina Gallegos y Cora Flores, y Danza Contemporánea Universitaria. Hizo coreografías y trabajos dancísticos para teatro, ópera y televisión. En 1991, con merecimientos sobrados, recibió la distinción Una vida en la danza.  

Congreso de Ciudades Patrimonio

Durante toda la semana pasada se celebró en San Miguel de Allende, Guanajuato, el Congreso Nacional de Patrimonio Mundial, esta vez dedicado a Tlacotalpan, Veracruz. La organización estuvo encabezada por Adolfo Rubio y Guadalupe Meza y el número estelar fue la entrega de un reconocimiento al inmenso Demetrio Bilbatúa, el genial documentalista al que varias generaciones le debemos ver con otros ojos lo que tenemos y lo que somos los mexicanos. El autor de esta columna tuvo una leve discusión con Francisco Vidargas sobre el desafortunado remozamiento de la sala principal del Palacio de Bellas Artes, que fue alterada en forma por demás grosera al cerrarse la entrada principal, sustituir la antigua maquinaria escénica —ahora en espera de ser llevada a otro teatro, lo que demuestra que no estaba tan mal— y realizar modificaciones que dejaron el coso en una total sordera, lo que obligó a meter un equipo de sonido ultramoderno en una sala que, si bien se construyó en el siglo XX, fue planeada para funcionar con técnicas de la centuria anterior. Después del breve tira-tira, el propio Vidargas, por cierto nativo de San Miguel, realizó una interesantísima conferencia sobre patrimonio y lo que hace la UNESCO a favor de su salvaguarda, exposición que ojalá se imprima y difunda.

Agreden a Maruán Soto Antaki

El escritor Maruán Soto Antaki fue objeto de una salvaje agresión a manos de los guaruras que viajaban escoltando una camioneta Land Rover a gran velocidad y, como es costumbre, con los pistoleros echando su vehículo encima de quien tuviera la desgracia de estar cerca de ellos, como fue el caso de Maruán, quien a bordo de su moto se adelantó y tomó fotos de las escoltas y el escoltado, lo que encendió a éste, quien lanzó su camioneta contra la moto del escritor, el que a continuación recibió de los guarros una golpiza que si no fue peor se debió a que el agredido llevaba casco y vestía la ropa protectora de motociclista. Los delincuentes se fueron y el autor de Casa Damasco fue a la delegación Tlalpan del Ministerio Público donde presentó una denuncia por amenazas, lesiones y daños a su propiedad. El vehículo de los guaruras era la camioneta Dodge Durango, placas 259-XZK, propiedad de la empresa Bell Autopartes. De modo que no hay pretexto para que la policía capitalina no encuentre a los potenciales homicidas.

Las diez mejores películas

De acuerdo con una encuesta entre dos mil 120 directores, productores y actores, la publicación The Hollywood Reporter afirma que las diez películas mejor calificadas son El Padrino (I), El mago de Oz, la cinta que lanzó a la fama a Judy Garland; Ciudadano Kane, de Orson Wells; Sueños de libertad, el filme actuado por Morgan Freeman, muy lejos en valores estéticos del anterior; Pulp Fiction, que no es para tanto; Casablanca, que conserva íntegro su encanto; El Padrino II (¿Y por qué no la trilogía?); E.T. El extraterrestre (mmmhhh); 2001 Odisea del espacio y, por último, La lista de Schindler. No deja de ser curioso o sospechoso que se trate sólo de películas realizadas en Estados Unidos, pues eso deja fuera obras maestras como Acorazado Potemkin, de Eisenstein; Ladrones de bicicletas, de Vittorio de Sica; Los olvidados y otras joyas del gran Luis Buñuel, las maravillas de Ingmar Bergman, algunas cintas de la Nueva Ola francesa y más de una de Tarkovsky, por no mencionar a nuestro Indio Fernández, que también tenía lo suyo. Digo…

Breviario…

Se inscribió con letras de oro el nombre de Enriqueta Ochoa en el Muro de Honor del Congreso de Coahuila, donde los Poderes del estado rindieron reconocimiento a la fallecida poeta torreonense. En la ceremonia, el gobernador Rubén Moreira Valdez propuso crear la Fundación Enriqueta Ochoa para estimular la producción literaria, para lo cual pidió al Congreso del estado que en el Presupuesto de 2015 se asignen los recursos necesarios para su operación. @@@ Publicada por la Universidad Veracruzana, acaba de aparecer la segunda edición Nellie Campobello. Crónica de un secuestro, de César Delgado Martínez, obra publicada originalmente por Escenología. En buena hora que se edite y difunda un estudio como el de César Delgado, quien narra puntualmente lo sucedido a la diva y la “buena suerte” de sus secuestradores, quienes además de que se apropiaron de bienes de la bailarina recibieron sentencias francamente risibles por sus fechorías, lo que denuncia sin tapujos el autor. @@@ Hoy, a las 18:30 horas, en el Centro Cultural Elena Garro, comienza el ciclo de cine Terry Gilliam visto por escritores y escritoras con la proyección de Las aventuras del barón Munchausen, cinta que comentará el escritor y caricaturista Bernardo Fernández Bef.

Comparte esta entrada

Comentarios