El influyente diputado consigue dinero para un proyecto de su esposa...

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 02/06/2014 00:00
El influyente diputado consigue dinero para un proyecto de su esposa...

La trampa de los etiquetados

En el Presupuesto Anual de la Federación, los diputados han incluido un buen número de partidas “etiquetadas” (así dicen ellos) dizque con fines culturales. De ese modo, el gobernador fulano recibe dinero para levantar un teatro, el alcalde zutano es bendecido con algunos millones para el programa Lectura para analfabetos y hasta particulares obtienen recursos para proyectos personales o de grupo, como ocurrió con la señora Alma Lilia de la Rosa Escamilla. Ella se ostenta como presidenta de una asociación civil llamada De Corazón por Guanajuato, que recibió siete millones de pesos como “recursos etiquetados” para crear el Centro Educativo y Cultural Mariel sobre un terreno donado por el Ayuntamiento de Guanajuato en mayo de 2013. A la fecha, la construcción se encuentra en obra negra, pero, según el síndico Jorge Luis Hernández, se ha levantado sin licencia de construcción y carece de alineamiento, número oficial y otros requisitos. Para colmo, la señora tramitó los “etiquetados” dando como domicilio el de avenida Revolución 179 interior 201, de Irapuato, Guanajuato; pero resulta que ese domicilio es precisamente el de la Auditoría Interna Municipal, que ha de funcionar tan bien que no ha notado el fraude. Para hacer más fétido el asunto, la señora es la esposa de Luis Alberto Villarreal, coordinador de la fracción panista en San Lázaro, quien está involucrado en el caso de los mochesmordidas por conseguir recursos etiquetados. De modo que el influyente diputado consigue dinero para un proyecto de su esposa, ésta presenta un domicilio que no es suyo, pasa por encima de la normatividad municipal y no rinde cuentas sobre los siete millones. Es un caso de evidente y grosero tráfico de influencias. ¿Y la PGR, apá?

Crece defensa del Polyforum

Cada día crece el movimiento en defensa del Polyforum, magnum opus de David Alfaro Siqueiros. Primero se supo que los dueños del predio pretendían construir ahí un edificio y que desde el sexenio pasado contaban con autorización de Bellas Artes para desmontar los paneles de la obra artística. Luego salió uno de los presuntos dueños y aseguró que no había tal; pero, poco después, los propietarios se ampararon, lo que para los buenos entendedores confirmó que sí se proponen alterar el célebre monumento. Por eso, para preservar el Polyforum, aumenta la resistencia de vecinos y amantes del arte contra los especuladores urbanos; y, por lo pronto, ya se lanzó la propuesta de que el predio se expropie o se compre, pues se estima que su valor no supera los 200 millones de pesos, suma respetable, pero no imposible de cubrir con recursos públicos. Veremos qué dicen las autoridades culturales.  

Expo en honor de Efraín Huerta

El jueves próximo, a las 19 horas, en la Galería Luis Cardoza y Aragón de la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica (Tamaulipas y Benjamín Hill, colonia Condesa), se inaugura la exposición Efraín Huerta. Un poeta del alba. Cien años, en la que se exhibirán fotos, manuscritos y objetos de uso personal, así como primeras ediciones de libros del inmenso maestro que nació en Silao hace un siglo. Se trata de un acercamiento a la vida personal y profesional del Gran Cocodrilo y, por supuesto, se mostrará al público la colección de cocodrilos que en vida reuniera Efraín. Las curadoras de la exposición son Andrea y Eugenia Huerta, hijas de quien con su excelente pluma, su agudeza y sentido del humor fuera también un extraordinario periodista, militante de izquierda y hombre bueno. El FCE está por reeditar la Poesía completa de Huerta, compilación de Martí Soler aparecida originalmente en 1988 y reimpresa por lo menos en dos ocasiones.

SEP: educación a distancia

Con sólo dos años de existencia, la Universidad Abierta y a Distancia de México tituló a sus primeros 38 egresados, quienes cuentan ya con diploma de técnicos superiores universitarios, documento que les entregó el doctor Fernando Serrano Migallón, subsecretario de Educación Superior de la SEP. El título es ciertamente rimbombante, pero expresa el deseo de formar técnicos altamente calificados en un ámbito universitario. La citada Universidad tiene 56 mil estudiantes inscritos y a favor de ellos se emplean los avances informáticos que les permiten seguir una carrera desde su hogar e incluso estando de viaje, lo que favorece también a las personas con alguna discapacidad o que han dejado atrás la edad que se supone adecuada para asistir a las aulas, pues hay alumnos con más de 70 años de edad. Para el doctor Serrano Migallón, otras ventajas de este tipo de enseñanza son la flexibilidad de horarios —se puede ingresar a los contenidos a cualquier hora—, la notoria reducción de costos, la permanente comunicación del educando con el docente y la atención individual para cada estudiante. Se estima que en 2018 la matrícula de esta modalidad universitaria sumará 250 mil inscritos en las 35 licenciaturas.

De los 50 en adelante

Llegó a esta República un e-mail que señala algunas ventajas de llegar a la vejez o convertirse, como dicen los políticamente correctos, en “adultos en plenitud”. Dice así: “El currículum te importa un comino, si eres parte de un grupo de rehenes serás de los primeros en ser liberados, no tienes que ceder tu asiento a ningún anciano, ya no eres hipocondríaco (ahora verdaderamente estás enfermo), ya no tienes nada qué aprender para el largo y difícil camino de la vida, tu seguro de gastos médicos mayores comienza a valer la pena, tus articulaciones pronostican el tiempo mejor que los meteorólogos, tus secretos están seguros con tus amigos (ellos tampoco se acuerdan), tu dotación de neuronas llegó por fin a una cantidad manejable, puedes vivir sin sexo (¡pero no sin tus anteojos!), si haces una fiesta tus vecinos ni se enteran, tu ropa jamás pasa de moda y, por último, los pecados capitales han cambiado y la lujuria es ahora nada más que pereza”. El texto termina con una advertencia consoladora: “En breve, no recordarás quién te mandó este correo, pero tampoco a él le importa porque también ya lo olvidó”. El mensaje llegó en tipografía muy grande, pues quien lo mandó ya no ve más allá de un metro.

Comparte esta entrada

Comentarios