Señalamientos contra funcionarios del sexenio pasado tienen móvil político

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 24/02/2014 00:21
Señalamientos contra funcionarios del sexenio pasado tienen móvil político

Conaculta, Sáizar, cuentas…

En la comparecencia de Rafael Tovar y de Teresa ante la Comisión de Cultura de San Lázaro, algunos diputados quisieron amarrar navajas, pues salieron a colación las obras inconclusas del sexenio pasado, tales como la Cineteca, la Biblioteca México o el Centro Cultural Elena Garro; e incluso se quiso mostrar esos tres casos como ejemplos de corruptelas de la administración de Consuelo Sáizar. Sin embargo, Tovar demostró que algo le han enseñado sus ya muchas horas de vuelo y, lejos de participar en el linchamiento de su antecesora, respondió institucionalmente diciendo que el asunto, como todo lo correspondiente al sexenio pasado, está en manos de la Auditoría Superior de la Federación y de la Secretaría de la Función Pública y que, de aparecer irregularidades, se procederá como corresponda. Otro asunto pendiente es el referente a las tareas de digitalización que se contrataron con la Universidad Autónoma del Estado de México y que esta institución no ha concluido. En tal caso, tendrá que ser la propia UAEM la que responda. En fin, que éstos y otros señalamientos contra funcionarios del sexenio pasado parecen tener como blanco la sucesión en la presidencia del PAN, pues descalificando a Felipe Calderón y amigos que lo acompañaron en su sexenio, se buscaría reforzar la posición de Gustavo Madero, quien tiene muy buena relación con el actual gobierno.

Homenaje a Ramírez Vázquez

Mañana, a las 19 horas, en el Museo Nacional de Antropología, que él construyó, se presenta Arquitectura. Pedro Ramírez Vázquez, libro editado por el incansable Miguel Ángel Porrúa, quien fungirá como moderador en un acto que presidirán Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Conaculta. Los comentaristas serán María Teresa Franco, directora general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, y los arquitectos Augusto Álvarez y Javier Ramírez Campuzano. El volumen constituye un merecido homenaje para Ramírez Vázquez, verdadero constructor de símbolos, como la Basílica de Guadalupe, el Estadio Azteca, el Museo de Arte Moderno, el hospital del IMAN, la Secretaría de Relaciones Exteriores (hoy Centro Cultural Tlatelolco), la embajada de Japón, la Torre de Mexicana, el Palacio Legislativo de San Lázaro y el edificio Omega; además de construcciones levantadas fuera de México, como la sede del Comité Olímpico Internacional, en Lausana, Suiza; la Parroquia de la Virgen de Guadalupe, en Roma, Italia; el Museo de Nubia, en Asuán, Egipto; o el Pabellón de México para la Exposición Universal de Bruselas (1958) o el de la Feria Mundial de Seattle, EU (1962), entre muchísimas obras más.

Un libro monumental

El libro Arquitectura. Pedro Ramírez Vázquez es una obra ciertamente monumental, como corresponde al personaje. Es un volumen empastado y encamisado, impreso a color sobre couché y con un formato de 40 x 44 cm. Indudablemente es una obra de colección; pese a que se le pueden poner algunos reparos, por ejemplo, cierto descuido en la corrección del original, donde encontramos erratas, faltas de ortografía y otros defectillos que no por contados pasan inadvertidos. Igualmente, el procesamiento de numerosas fotos a color se tiró al rojo, lo que resta fidelidad y es ciertamente feo y molesto en una obra tan importante. Una mala selección de color —inaceptable en una obra tan costosa y en la era de los procesos electrónicos— o los defectos de redacción señalados, suponemos que se deben a las prisas, pues esta clase de obras generalmente se requieren con urgencia, y correctores y talleres tienen que trabajar en condiciones que distan de ser las idóneas. Aun así, debieron efectuarse las pruebas necesarias y pararse el tiro cuando se advirtió el exceso de coloración roja. Creo.

Cuarta novela de Laco Zepeda

Viento del siglo se llama la cuarta novela de Eraclio Zepeda con la que cierra el ciclo narrativo iniciado con Las grandes lluvias y continuado con Tocar el fuego y Sobre esta tierra; tetralogía que, como lo indican los títulos, tiene por tema a los elementos y como escenario el territorio chiapaneco, del que el autor se propuso contar sus historias que confluyen en la historia de la entidad. Laco se solaza y permite a los lectores disfrutar con la descripción de sus amados paisajes, en la genealogía de sus personajes y en sus vidas amorosas, sus aventuras sin término, premios y castigos de hombres y mujeres que serían de Macondo si no fuera tan característicos de Chiapas, espacio del que el autor extrae incluso colores, olores y sabores con su privilegiada capacidad para hacer de todo un cuento hermoso y trascendente.

Breviario…

Mañana, a las 18 horas, en el Auditorio 4 de la Feria del Palacio de Minería, la Filmoteca de la UNAM hará una proyección especial de El México de 1900, con lo más relevante de los archivos Toscano y hermanos Alva, material musicalizado por José María Serralde y restaurado recientemente por la propia Filmoteca; mismo que se exhibió en octubre dentro del XXXII Festival de Cine Silente de Pordenone, Italia. Hará los comentarios Ángel Martínez. @@@ La tertulia chocolatera de este miércoles será a las 19 horas en la librería El Juglar (Manuel M. Ponce 233, colonia Guadalupe Inn) con el jazzista Alberto Zuckermann, quien dictará una charla sobre el jazz en México en el último medio siglo. @@@ El próximo jueves, a las 18 horas, en el Salón Academia de Ingeniería del Palacio de Minería, será la presentación del libro 1945, entre la euforia y la esperanza. México posrevolucionario y el exilio republicano español, del que son editores Mari Carmen Serra Puche, José Francisco Mejía Flores y Carlos Sola Ayape. Los comentaristas serán José Carreño Carlón, Mercedes de Vega y Ana Tomé, con Adalberto Santana como moderador. @@@ El próximo sábado, a las 17 horas, en el Salón Filomeno Mata del Palacio de Minería, se presentará Historia del cine mexicano, volumen que reproduce las crónicas de José María Sánchez García, pionero de la crítica de cine. Federico Dávalos Orozco y Carlos Arturo Flores Villela son los autores de la compilación, introducción e índices de este título prologado por Francisco Peredo.

Comparte esta entrada

Comentarios