Falleció uno de los intelectuales con más preparación académica

COMPARTIR 
Humberto Musacchio 10/02/2014 00:10
Falleció uno de los intelectuales con más preparación académica

Murió Mariano Flores Castro

En la Ciudad de México, donde nació en 1948,  falleció uno de los intelectuales mexicanos con más preparación académica: Mariano Flores Castro, quien estudió historia y derecho en la UNAM, literatura francesa en la Universidad de Friburgo y relaciones internacionales en El Colegio de México, además de su paso por el taller de poesía de Juan Bañuelos y el de narrativa que impartía Salvador Elizondo. Políglota, destacó como poeta con títulos Turangalila, Desierto atestado, Los cuartetos, El hijo de Hipotenusa, Espectro de la danza, Figura entre dos océanos y Contrapoderes, recopilación de su obra aparecida en 2002. Escribió también la novela Asalto al museo y por coincidencia pasó sus últimos años en el Museo Nacional de las Culturas, del que fue subdirector. A principios de los años 80 fue director de Artes Plásticas de Bellas Artes y asesor del subsecretario de Cultura. En la diplomacia se desempeñó como agregado cultural en Costa Rica, Suiza y París, en esta última ciudad dentro de la delegación permanente de México ante la UNESCO. Codirector fundador de la revista Imaginaria, textos suyos aparecieron en Excélsior, El Día, El Nacional, Uno Más Uno, Plural, Vuelta, Diálogos y otras publicaciones. En 1990, por su libro El arte de un día difícil recibió el Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta.

 

Primeros 75 años del INAH

En una encuesta reciente, el autor de esta columna declaró que la existencia del INAH es o debe ser un orgullo para todos los mexicanos y que la existencia del Instituto le dio a la conservación del patrimonio histórico y monumental la categoría de función de Estado, y hay que procurar que siga siendo así, única manera de saber lo que hemos sido para entender lo que somos. Gracias al INAH, el ayer tiene plena actualidad y los testimonios de otro tiempo están en las inmejorables manos de profesionales, técnicos y empleados manuales muy conscientes de su responsabilidad, tan conscientes que cada vez que se hace necesario salen a defender el patrimonio tangible e intangible de México y gracias a su determinación se denuncian los abusos y la destrucción del patrimonio cuya preservación tiene confiada el INAH. Esa valiente actitud —dije y sostengo— resulta más loable porque en ocasiones los promotores de la alteración y destrucción son los más altos funcionarios del propio Instituto, generalmente por docilidad a los caprichitos o los negocios de los políticos. Por fortuna el INAH cuenta con esa tropa aguerrida y altamente responsable.

 

Homenaje a Ricardo Castro

El pasado viernes, en su natal Durango, fue reestrenada la ópera Atzimba, de Ricardo Castro, que por primera vez fue llevada a la escena en 1900. Se cumplen 150 años del natalicio del músico y hay que celebrar que su música se siga escuchando, gracias, sobre todo, a que en las últimas dos o tres décadas se han publicado algunas de sus composiciones. Atzimba se pondrá próximamente en Bellas Artes y luego se presentará en varias ciudades de la República, suponemos que con el mismo elenco encabezado por Enrique Patrón de Rueda, con Antonio Salinas como director escénico, el gran sonorense Arturo Márquez en la orquestación y como asesor artístico —suponemos que escénico—Luis de Tavira. El canto recae en las voces de la magnífica Olivia Gorra, José Luis Duval, Rufino Montero y Armando Gama. Sólo resta pedirle al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes que patrocine una amplia investigación que desemboque, como se hizo en el caso de José Pablo Moncayo, con una gran edición de su obra completa, con sus partituras y grabaciones. Rafael Tovar y de Teresa es un gran melómano y hay que esperar luz verde para un proyecto de esa envergadura.

 

OSIPN: ¿Democracia o desgracia?

Los integrantes de la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional participarán en el nombramiento de su próximo director. Con el mismo fin, se levantarán encuestas entre el público y los resultados se presentarán a la directora general del IPN, quien tendrá la decisión final. Hay una lista de eventuales candidatos en la que figuran personajes como Enrique Arturo Diemecke, Enrique Barrios, Román Revueltas, Juan Carlos Lomónaco, el chileno Boris Alvarado y el español Hugo Carrio. Sin embargo, es dudoso que algunos de ellos hayan aceptado participar en esa fórmula, o por lo menos no se ha informado al respecto. No es el primer caso en que los atrilistas y el público toman parte en la selección de su director, pues, por ejemplo, la Filarmónica de Berlín también lo hace. Pero hay niveles. Recordemos que hace unos meses, por ser sometidos a una muy explicable exigencia de trabajo y calidad, esos mismos intérpretes le hicieron la guerra a la directora Gabriela Díaz Alatriste hasta que ella, harta de pequeñas intrigas y de un permanente sabotaje, decidió renunciar. ¿El premio para esos músicos es que escojan a un director complaciente, a un promotor de medianías?

 

Teleserie sobre Rodrigo Moya

En TV UNAM, un programa especial de una hora y siete capítulos de 27 minutos cada uno componen la serie Ojos bien abiertos, producción de Guadalupe Alonso sobre Rodrigo Moya, uno de los grandes talentos de la fotografía mexicana. La musicalización se debe al cineasta Julián Pastor, quien igualmente dirige con Alonso y Moisés Frutos. En los años 60, Moya acompañó a Mario Menéndez Rodríguez a varios países donde ambos, uno con la pluma, otro con la cámara, documentaron la existencia de movimientos guerrilleros. La presentación de estos programas será el miércoles a las 19 horas en el auditorio del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) y la reunión será encabezada por Ernesto Velázquez, director general de TV UNAM.

 

Breviario…

En el Museo de la Cancillería —República de El Salvador 47— se inaugura mañana, a las 18 horas, la exposición El vuelo de la memoria, con obra de la artista Teresa Cito. @@@ Hoy, a las siete de la noche, en la sede de la Sociedad General de Escritores —José María Velasco 59, junto al teatro Wilberto Cantón— Miguel Ángel Tenorio celebra 60 años de vida y 44 de escritor. Lo acompañarán el gran Héctor Bonilla, Daniel Leyva, René Avilés Fabila, Elia Domenzain, Verónica Medina y Beatriz Falero. Entrada libre.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red