Consuelo Duval

COMPARTIR 
Gustavo A Infante 25/03/2014 00:00
Consuelo Duval

Confieso que la noticia de que Consuelo Duval quedó fuera de la empresa Televisa me sorprendió mucho, porque hay que reconocer que es una mujer que lleva toda una vida trabajando y que ha picado piedra para ganar un lugar y un reconocimiento, eso me queda claro. Si bien la señora no es de mi agrado, tengo que decir que es una mujer talentosa, aunque con un carácter muy complicado. Jamás imaginé verla fuera de esa empresa incluso pude pensar que era parte indispensable para esa televisora, pero la vida me ha demostrado que no, que nadie es indispensable, además, me queda la lección de que el ego puede llevarnos a cometer errores en la vida y a perder cosas importantes, como le sucedió a Consuelo. Me enteré, de muy buena fuente, el motivo por el que Consuelo quedó fuera de Televisa, resulta que la señora se enteró de que su compañero Adrián Uribe tiene un sueldo mayor que el de ella, que fue algo que le molestó tanto, que se acercó a hablar con un directivo, quien no le dio importancia; ella, enojada pidió hablar con José Bastón, presidente de Televisión y Contenidos de Grupo Televisa. Cuando por fin le dieron la cita y se reunió con Bastón, dicen que llegó muy sobrada y prepotente, casi exigiendo una explicación de por qué Adrián Uribe ganaba más que ella, le dijo al directivo que cómo era posible si ella fue quien llevó a Adrián a la empresa y lo recomendó, que ella llevaba toda su vida dedicada a esa empresa y pidió que, por favor, la valoraran, pues no era posible que la tuvieran en un programa de televisión restringida y que, en caso de que no tomaran en cuenta sus palabras, pues ella analizaría su estancia en la empresa. Jamás se imaginó la respuesta que le darían y es, según lo que me cuentan, el señor Bastón le dijo que muchas gracias por tantos años de trabajo y que si ella se quería ir, pues no la detendría, así que le dieron la retirada. Moraleja: la soberbia es muy mala compañera y es que me queda muy claro, la gente pierde el piso fácilmente.

Polémica y controversial fue mi plática con Alexandra de la Mora y Bianca Calderón. Ambas actrices forman parte de la teleserie de Cadenatres y Argos Las trampas del deseo, una historia que ha marcado una diferencia porque son temas reales, no existen príncipes azules ni muchachas pobres que de la noche a la mañana se convierten en millonarias, abordan lo que sucede día a día. Sus personajes provocaron polémica porque le dan vida a una pareja gay, conformada por dos mujeres con un matrimonio y con hijos, que podría pensarse que tenían la vida resuelta, con una familia bien conformada, como lo manda la ley y la sociedad, pero que en algún momento de su vida, descubren que no es así, que su amor y pasión es hacia otra mujer y no por el marido. Imagínense ustedes nada más lo que debe pasar por sus mentes para, como ellas dicen, “descubrirse”. El caso es que, para ambas actrices, estos personajes han cambiado su vida, ya que lograron algo que jamás se hubieran imaginado. Tanto gustaron sus personajes que incluso han aparecido en muchísimas páginas de internet y en blogs de otros países. Ellas dicen que eso se debe a que hay muchas mujeres que aún viven con esa censura y con ese miedo de hablar de su amor libremente, así que no se pierdan el gran final de Las trampas del deseo, el próximo 4 de abril.

Los espero de lunes a viernes a las 11 del día en el 98.5 FM o a través de www.gustavoadolfoinfante.com.

Comparte esta entrada

Comentarios