Un emblemático tapado

COMPARTIR 
Francisco Garfias 26/08/2014 01:52
Un emblemático tapado

Cuauhtémoc Cárdenas puede dar hoy la gran sorpresa. Hay quien jura que el ingeniero anunciará, en el Hotel Hilton de esta Ciudad de México, que siempre sí competirá en la elección interna para la presidencia del PRD.

La versión, que no descartaron en el entorno del emblemático fundador del partido del sol azteca, puede quitarle el sueño a Carlos Navarrete, abanderado de las corrientes Nueva Izquierda y ADN, mayoritarias en las estructuras de esa agrupación política de izquierda.

Hasta ayer iba solo camino a la silla que ocupa Jesús Zambrano.

En reiteradas ocasiones, Cuauhtémoc dijo que sólo regresaría a la presidencia del partido si lo hacen candidato único. “No voy a competir con nadie”, repitió hasta el cansancio. Pero nos aseguran que cambió de opinión ante la presión de los grupos contrarios a Nueva Izquierda que nada quieren saber de Navarrete.

El objetivo del anuncio es movilizar el antichuchismo alrededor de la emblemática figura del fundador del PRD, y de este modo ganar más delegados en las —ya de por sí— judicializadas elecciones indirectas del Consejo Nacional, a celebrarse el 7 de septiembre próximo bajo la égida del INE.

Ya hay en el Tribunal Electoral alrededor de dos mil quejas por exclusión, rasuramiento, rechazo de planillas, según el movimiento antichuchos.

El nuevo consejo elegirá a la dirigencia del PRD en fecha posterior.

Hay un sospechoso hermetismo alrededor del tema.

Buscamos a Salvador Nava, hombre cercanísimo al ingeniero, para tratar de averiguar más. “No te sé  decir, mejor espérate a mañana…”, recomendó el potosino. No pudimos sacarlo de allí.

El senador Barbosa, quien recientemente rompió con Nueva Izquierda, mandó decir que lo único que sabe es que este mediodía se reúnen con Cárdenas, en el Hotel Hilton Alameda, expresiones distintas a la de Los Chuchos y ADN. Él no estará presente pues tiene la plenaria de sus senadores.

El ingeniero no tiene corriente interna ni la fuerza suficiente para pensar, en este momento, en una mayoría en el nuevo Consejo Nacional. Lo respaldan los bejaranos, Barbosa y las corrientes más pequeñas. La apuesta es movilizar militantes inconformes para ganar más delegados que obliguen a Los Chuchos y ADN a negociar.

Los Jesuses y sus aliados están convencidos de que lograrán 60% de lugares requeridos para asegurar la elección de Navarrete. Los que apoyan al ingeniero aseguran que ya tienen poco menos de la mitad de los delegados.

En este espacio hemos sostenido una y otra vez que el regreso de Cárdenas permitiría al PRD hacer un control de daños. Limitaría la desbandada.

A Carlos Navarrete lo respetamos. Sabemos que es un político abierto, negociador, antiyihadista. Pero sería el cuarto Chucho al hilo que se sienta en la silla de presidente. Eso es algo inaceptable para los demás.

Marcelo Ebrard ya tiene un pie fuera del PRD, pero ya cogió un segundo aire después del escándalo de la Línea 12 que lo obligó a un perfil bajo. Recientemente destapó a Luis Walton como candidato a gobernador del ala izquierda de su partido. ¿Y Ríos Piter? Le preguntaron. “Él cambia muy seguido de amigos. Es el candidato de Luis Videgaray y del PRI”, respondió. Advirtió, eso sí, que si la izquierda se divide en Guerrero, el PRI recupera la plaza.

La nota en la inauguración de la plenaria de los senadores del PRD fue la ausencia de Jesús Zambrano. No apareció por ningún lado. Nos aseguran que hoy clausura.

El presidente del PRD, en cambio, sí asistió al cónclave de los diputados amarillos, donde quedó claro que Silvano Aureoles presidirá la Mesa Directiva de la Cámara baja por lo menos hasta diciembre próximo. El joven Fernando Zárate, bien visto por el PRI, lo sustituiría en la Mesa y Miguel Alonso Raya en la coordinación parlamentaria.

La ausencia de Jesús con los senadores era comentada en los pasillos del Hotel Four Seasons, sede de la plenaria, como resultado de la rendición del coordinador Barbosa de separarse de Los Chuchos. ¿Fue un desaire?, le preguntaron a Miguel.

“El presidente Zambrano deberá decir por qué no vino a nuestra plenaria... si él tiene a bien acompañarnos, será bien recibido”, repuso el senador.

Barbosa, por cierto, no está fuera de las posibilidad de presidir la Mesa Directiva del Senado. El mismísimo Emilio Gamboa reiteró que no pasa nada si el PRD preside simultáneamente las dos cámaras. “México ya cambió” , nos dijo.

Charlamos brevemente con el coordinador de los senadores del PRI antes de que se trasladara al Four Seasons a dirigir unas palabras de agradecimiento a la bancada del PRD y una cascada de elogios a Barbosa. No dejó de sorprenderse cuando le hablamos de la ausencia de Zambrano en el arranque de ese cónclave. Su cara lo decía todo.

—¿Va a ser un panista el presidente de la Mesa Directiva en el Senado?

— No está decidido. Tengo que procesarlo con el grupo el próximo jueves— evadió.

Transmitimos la queja de Luis Sánchez, vicecoordinador de los senadores del PRD, sobre los diputados locales de su partido en Puebla. Dice que “están cooptados” por el gobernador Rafael Moreno Valle, y ya amenazan con expulsar del partido a la diputada federal Roxana Luna.

Luna es integrante de ADN. El gobierno de Puebla la acusa de estar detrás del zafarrancho entre policías y manifestantes, en Chalchihuapan, Puebla, que dejó un menor muerto, el pasado 9 de julio.

La muerte del niño abrió el debate sobre si los policías utilizaron balas de goma para reprimir la manifestación o si murió víctima de un cohetón lanzado por los inconformes.

Fueron palabras del rector de la UNAM, José Narro Robles en la firma del convenio, ayer, con el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías, en presencia de la titular de la Sedesol, exalumna de esa casa de estudios, a la que no llamó “señora secretaria”, sino simplemente “amiga Rosario”.

En ella, Rosario Robles, apoyó el rector su argumento de la necesidad de la diferencia, de la pluralidad, para fortalecer a la Universidad.

“Esta universidad no es de un grupo; esta universidad no es para un sector; ésta no es una institución que reciba por clase, por religión, por militancia ideológica o partidista, sólo a los hijos de familias que tienen esa pertenencia.

“Ésta es la institución de México y firmamos convenios de colaboración, cuando le conviene a la universidad, con todos los sectores.”

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red