“¡No nos deje solos, señor Presidente!”

COMPARTIR 
Francisco Garfias 19/08/2014 00:55
“¡No nos deje solos, señor Presidente!”

Oaxaca es un estado que no ha pisado el presidente Enrique Peña Nieto. Ni una sola vez ha visitado esta entidad en más de 20 meses de gestión. “No ha ido porque es un desmadre”, justifican priistas de la entidad. El reverso es el Estado de México, su tierra natal: 26 visitas como primer mandatario.

El contraste parece inexplicable. El estado que gobierna el aliancista-obradorista Gabino Cué está severamente convulsionado. Necesita que la federación voltee a verlo.

La Sección 22 de la CNTE tiene arrinconado al gobernador Gabino Cué, arruinado el comercio y la hotelería, secuestrado el desarrollo de la entidad, puesta en jaque a la población.

El fantasma del violento 2006 vuelve a rondar en esa tierra de contrastes.

Ayer leíamos un desplegado de La Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Oaxaca AC. Era un auténtico SOS al primer mandatario. “Oaxaca se nos está escurriendo de las manos como el agua que se desperdicia. Nos necesita a todos, pero particularmente requiere el apoyo de usted, señor Presidente”, advertía el texto.

Más: “No vayamos a lamentar que estos terribles hechos que vivimos no puedan detenerse más que con el uso de la fuerza. No queremos otro 2006. Quienes ya lo padecimos sabemos de las consecuencias negativas que se tienen que pagar. Hay tiempo para el diálogo, para los acuerdos…”.

“¡No nos deje solos, señor Presidente!”.

Nadie se salva de la barbarie en Oaxaca. La semana pasada, los maestros de la Sección 22 quemaron las oficinas locales del PRI, pero también las del senador Eviel Pérez Magaña y las del diputado Samy Gurrión. Ambos de ese partido.

¿Quién está detrás?

Observadores, políticos y analistas locales sospechan que el exgobernador José Murat Casab está empeñado, dicen ellos, en imponer una especie de maximato local. Quiere a su hijo Alejandro en el Palacio de Gobierno y “golpea” a políticos afines al exgobernador Ulises Ruiz para llevar la delantera en la candidatura, aseveran.

“Mientras José Murat y Ulises Ruiz se agarran de las greñas para ver quién tiene más fuerza política en el estado, miles de oaxaqueños siguen padeciendo pobreza extrema y, sobre todo, sin poder hacer nada con las marchas y bloqueos de los mercenarios de la Sección 22”, subraya Juan Severo, autor de la columna Guillotina política, que se publica en Noticiero Agencia 3.

Otro columnista, Alfredo Martínez de Aguilar, de ADN Sudeste, uno de los más influyentes, sostiene que el PRI cosecha la violencia que han sembrado sus “gobernantes sátrapas.”

“No es simple casualidad que los capos y sicarios del cártel de la Sección 22 de la CNTE y los guerrilleros del EPR sembraran el terror al destrozar las oficinas del Comité Directivo Estatal del PRI y de dos legisladores federales”.

“Es una acción concertada para presionar al PRI-gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y, de paso, golpear a los ulisistas y traidores a Murat”, concluye.

El gobernador de Veracruz, Javier Duarte, cambió radicalmente las reglas del juego político en el estado. La iniciativa que envió al Congreso local para empatar la elección de gobernador y diputados locales con la de la Presidencia de la República y los legisladores federales modificó la baraja de jugadores.

Los que quieren por seis años le hacen el feo a la minigubernatura. Ni José Francisco Yunes ni Héctor Yunes Landa tienen interés en gobernar por 24 meses. Prefieren esperar 2018. Son senadores los dos.

El cambio abrió espacio a nuevos aspirantes en el PRI. Son varios los que alzaron la mano para ser “mini candidatos”:

El diputado federal Alejandro Montano, hombre cercano a Miguel Alemán, forma parte de esa lista. El actual secretario de Gobierno, Erick Lagos; el de Desarrollo Social, Jorge Carvallo, el vocero del gobierno del estado, Alberto Silva, y el exdiputado federal, Adolfo Mota, la completan. Nos aseguran que a este último lo promueve el senador Emilio Gamboa.

“El Congreso del estado ha manifestado que no hay prisa. Que la aprobación de la iniciativa podría darse este año o el que sigue”, puntualizan fuentes vinculadas a los aspirantes.

Ricardo Monreal no ha podido regresar los famosos 15 millones de pesos que en menos de un año fueron depositados a la cuenta del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano por concepto de “subvenciones extraordinarias” mientras se discutían las reformas estructurales. Sus colaboradores dicen que no ha habido forma de devolverlos.

En cuatro ocasiones (17 de octubre del año pasado, 14 de abril, 9 de mayo y 31 de julio de 2014), el diputado del MC intentó devolverlo mediante cheques y oficios dirigidos a la Secretaría General de la Cámara de Diputados.

Nos dio copia de los oficios dirigidos a su titular, Mauricio Farah. Lo que no nos aclaró es que no se los recibieron. De eso nos enteramos después. Le habíamos preguntado por qué reportaba “subvenciones extraordinarias” de meses atrás hasta agosto de 2014.

Agotada la instancia de la Cámara, Monreal procedió, el pasado 5 de agosto, a dirigirse a la Tesorería de la Federación, a fin de hacer la devolución correspondiente. Fue informado de que no existe ni precedente ni procedimiento para devoluciones de recursos administrados por un poder que es autónomo.

La tesorera, Irene Espinosa Cantellano, en el oficio 401-T-143/2014, explicó a Monreal que “los reintegros de los recursos presupuestales a la Tesorería de la Federación deben efectuarse, en su caso, por la unidad ejecutora del gasto a la que se haya ministrado el recurso: en este supuesto, la Cámara de Diputados, a través de la Dirección General de Finanzas, adscrita a la Secretaría de Servicios Administrativos y Financieros”.

En resumen: Monreal no tiene quien le reciba los 15 millones.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red