De los votos por Cantinflas al “no era penal”

COMPARTIR 
Francisco Garfias 08/07/2014 01:11
De los votos por Cantinflas al  “no era penal”

Todavía recuerdo cuando los ciudadanos votaban por Cantinflas en las elecciones presidenciales. Lo hacían sexenio tras sexenio. En lugar de cruzar la boleta para señalar al candidato de su preferencia, escribían el nombre del popular cómico mexicano.

Era una forma de rechazo al sistema de partido dominante que padecimos durante décadas. En ese entonces no había necesidad de esperar el día de las elecciones. El ganador era siempre el abanderado del PRI.

Se sabía el nombre desde que su predecesor daba el dedazo, meses antes de ir a las urnas. Seguía el destape. Los sectores del tricolor se “pronunciaban” por el ungido. Todo era una farsa. Sólo había un gran elector: el primer mandatario en turno.

En las elecciones del pasado domingo ocurrió un fenómeno similar al voto por Cantinflas en Coahuila y Nayarit. Los votantes expresaron su rechazo a los comicios para renovar alcaldías y congresos locales escribiendo en la boleta la frase de moda: “No era penal”.

Esas tres palabras se hicieron muy populares después de la eliminación de México, en el Mundial de Brasil, gracias al robo de Robben, pero también al video donde aparecía un borrachito enfundado en la verde, que no cesaba de repetir: “No era penal, pinche FIFA, no era penal”.

El mensaje aquí no es que hayamos vuelto a los tiempos del autoritarismo del PRI. Para nada. Pero ciertamente el tema da para reflexionar.

Se trata, por lo menos, de lo que Manlio Fabio Beltrones llama “desgano democrático”. El diputado del tricolor considera conveniente planear, en el futuro, campañas cívicas para que el fenómeno no se repita “en eventos tan importantes”.

El diputado obradorista Ricardo Monreal nos da su interpretación:

“Es una protesta contra el gobierno, una protesta contra el PRI, pero también una protesta contra todos los partidos, ante la falta de alternativas. Es un hartazgo, ningún partido les llena.

“Es reflejo de lo que pasa en el Congreso. El Congreso no representa a nadie”, resumió el zacatecano.

El diputado del MC se resistía a coincidir con el presidente Peña en lo que casi todo México piensa. Después de mucho insistir nos dijo que el de Robben: “No era penal”.

Las elecciones locales fueron un refrendo para el PRI. Arrasó en Coahuila. Tiene mayoría absoluta en el Congreso. En Nayarit aventaja en 16 de los 20 municipios, pero fue derrotado en Tepic.

En la capital del estado ganó el candidato de la alianza de facto PAN-PRD, Polo Domínguez, a quien el gobernador del PRI, Roberto Sandoval, no le va ni a “hablar”, según declaró antes de los comicios.

Otro dato para reflexión. Hilario Ramírez, candidato independiente al ayuntamiento de San Blas, Nayarit, les ganó a los candidatos de los partidos con 40.3% de los votos, a pesar de su pública confesión de que robó “poquito” en su anterior administración.

¿Y usted qué piensa de esto?

Le preguntamos a Guadalupe Acosta Naranjo su opinión sobre Hilario. Su silencio nos hizo sospechar. Le mandamos un WhatsApp con la pregunta ¿Era tu amigo? Por fin nos respondió: “Sí, pero lo rechacé”.

El expresidente nacional del PRD, Nayarita por adopción, calificó la elección en la entidad como un “desastre”.

El mundo al revés y todo por interés. Es lo que vemos y no nos sorprendemos. La defensa abierta del más rico y poderoso por líderes y medios de comunicación que tradicionalmente han defendido a los desposeídos y han luchado contra la desigualdad.

Ya no es extraño que sólo critiquen al duopolio Televisa-TV Azteca y nada, absolutamente nada, digan de los abusos contra los usuarios que comete el otro monopolio. ¿Incongruencia? Sí, total.

En la Cámara de Diputados no habrá necesidad de esperar “línea” del Consejo Nacional del PRD a la hora de votar las leyes secundarias de la Reforma de Telecomunicaciones. “Todos vamos en contra” adelantó Miguel Alonso Raya, vicecoordinador del grupo amarillo en San Lázaro.

Y es que su tocayo Miguel Barbosa, coordinador del grupo amarillo en el Senado, había manifestado previamente su molestia con el Consejo Nacional, una de las máximas instancias de su partido, por su postura frente a la Ley de Telecomunicaciones.

Y es que a instancias de Jesús Zambrano, presidente del amarillo, el consejo, que el viernes sesionaba al parejo del Senado, amenazó con sacar un resolutivo en contra de la Ley de Telecomunicaciones.

Barbosa dejó entrever ayer que a los senadores que traen agenda les hubiese costado un voto a favor de las controvertidas leyes, en sus aspiraciones políticas en 2015.

El coordinador amarillo no tuvo empacho en reconocer que la Reforma de Telecomunicaciones le parece un buen producto legislativo y se dijo convencido de que la preponderancia debe ser por sector y no por servicios, como aseguran Los Chuchos.

En la Cámara de Diputados arranca hoy el periodo extraordinario para debatir la minuta sobre las citadas leyes secundarias. A los senadores les llevó casi 18 horas aprobarlas en el pleno.

¿Los diputados se preparan para hacer tantas “horas nalga”? Preguntamos a Manlio Fabio Beltrones.

“Allá no va a ser tan largo…”, aseguró el coordinador de los diputados del PRI.

A diferencia del Senado, el PRI tiene en San Lázaro los votos suficientes para aprobarlas sin el PRD e incluso, si fuera el caso, con el PAN.

El priista David Penchyna evoluciona bien de la operación que le acaban de hacer. La madrugada del jueves se sintió mal. Era una apendicitis.

Al presidente de la Comisión de Energía no lo han dado de alta, pero tiene tanta confianza en que va bien que ya convocó para hoy la reanudación de los trabajos para aprobar las leyes secundarias de la Reforma Energética.

“Esperamos que el debate sea de contenidos, por duro que sea. Ojalá que los que se han distinguido por ser los del “no”, lejos de sus tácticas dilatorias acudan a un debate serio y no sólo con ganas de que esto no se apruebe”, nos dijo vía telefónica.

Tanto Manlio como Penchyna calculan que, a más tardar en los primeros días de agosto, estarán aprobadas las 21 leyes secundarias que sustentan la Reforma Energética.

Comparte esta entrada

Comentarios