El regreso disfrazado del Príncipe de la Basura

COMPARTIR 
Francisco Garfias 13/06/2014 02:01
El regreso disfrazado del Príncipe de la Basura

Israel Betanzos, colaborador cercano de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, se quedó como presidente interino del PRI-DF en lugar de Laura Arellano, quien ahora va a conducir el organismo de mujeres del partido en la Ciudad de México.

El argumento para colocarlo en la máxima responsabilidad del partido en la capital es legaloide: “Le toca por prelación”, dijo Manuel Andrade, delegado del CEN en el DF.

Betanzos era secretario de Organización.

Dicen que el lugarteniente del Príncipe de la Basura estará sólo 60 días al frente de esa agrupación política en la capital. Pasado ese lapso, habrá elecciones para elegir presidente y secretario general.

Nada más incierto. Los disminuidos tricolores defeños han dado sobradas pruebas de que el respeto a los acuerdos y al calendario no es una de sus virtudes. ¿Bastarán dos meses para desmantelar el aparato montado por Cuauhtémoc en el partido local?

Betanzos no es otra cosa que el regreso disfrazado de Gutiérrez de la Torre al cargo que ocupaba antes de que un reportaje —elaborado por el equipo de Carmen Aristegui— sobre una red de prostitución a su servicio lo obligara a renunciar.

Ayer lo hizo formalmente ante el CEN.

Israel es hombre de confianza del Príncipe de la Basura. Leal como pocos. Aplica los métodos que le ordena su jefe, sin importar si son rudos o ilegales.

Allí está el episodio que terminó con la ahora expriista Rosario Guerra en la cama de un hospital, por haber osado desafiar al estado mayor de Cuauhtémoc.

Ella responsabiliza a Betanzos de la violencia ocurrida entonces.

Ni cómo ayudar a los priistas capitalinos.

Buscamos en el portal Aristegui on line la reacción al nombramiento. Nos topamos con un tuit que Miguel Torlán, coordinador regional del PRI en el DF, le mandó a la periodista. “Te guste o no, todos somos gente de Cuauhtémoc Gutiérrez”.

Y uno más: “Ya se te cumplio q Cuauhtémoc Gutiérrez no estuviera en el PRI pero q todos los demas no puedes evitarlo” (sic).

 “No te preocupes, son amigos…”, le dijo, en tono tranquilizador, Perla Gómez a Miguel Mancera, cuando el jefe de Gobierno del DF se percató de que un grupo de anarcos estaba entre los invitados al informe de labores de la presidenta de la CDHDF.

En el entorno del alcalde de la Ciudad de México nos cuentan que el hombre “se sacó de onda” cuando vio a los anarquistas, pero supuso que Perla tenía todo controlado.

Se equivocó. Llevaba apenas dos minutos en el micrófono cuando los anarcos sacaron pancartas en las que acusaban a Mancera de “represor” y gritaban consignas de “presos políticos libertad”.

Nuria Gómez, integrante del Movimiento #1Dmx, novia de Mario González El Malacara, encarcelado por los sucesos del primero de diciembre de 2012, fue la primera en treparse al templete y alzar una pancarta en las narices del jefe de Gobierno.

“Él (Mancera) los escuchó, pero después de varios minutos decidió retirarse. El evento se suspendió”, dice la versión de los manceristas.

Niegan, sin embargo, que le hayan arrojado agua o arrebatado el micrófono, como se publicó por allí.

El desgarriate duró varios minutos. Los gritos que reclamaban la libertad para los 14 detenidos del primero de diciembre y los de Ayacualco no cesaban.

“¡No nos vamos a callar aunque nos cueste la cárcel!”

La CDHDF se limitó a condenar la “violencia” de los supuestos “amigos”. En el equipo de Mancera no faltaron los sospechosistas sobre las verdaderas intenciones de Perla, quien tiene un alto perfil académico. “Fue muy raro lo que hizo”, comentaron.

 La falta de rigor me llevó a cometer un error en la columna de ayer. Escribí sobre el exhorto unánime del Senado a la Asamblea Legislativa para que dé marcha atrás en la autorización del “haber de retiro” a los integrantes del Tribunal Electoral del DF, a pesar del escándalo mayúsculo que motivó la intención de hacer lo mismo con los magistrados del TEPJF.

La autorización no fue a los del Tribunal Electoral del DF, sino a los integrantes del Tribunal Superior de Justicia local. Una disculpa a los lectores y a los magistrados electorales.

 Arrancó el Mundial en Brasil. El tricolor juega su primer partido contra Camerún. Los augurios no son los mejores. Llegamos de churro al evento. Es ganar o ganar. El segundo juego es contra el poderosísimo equipo local que, como vimos ayer, es el más proclive a tener la ayuda de los árbitros.

Una derrota hoy es medio boleto de regreso a México.

La eliminación rápida no es conveniente para los que alegan que el Mundial es un distractor para pasar como bola de humo las leyes que sustentan la Reforma Energética. Se quedarían sin argumentos para explicar la hasta hoy casi nula movilización social para evitar que los particulares le entren de lleno al negocio de los hidrocarburos.

Si México prolonga su permanencia al cuarto o quinto juego no dude usted que van a repetir como estribillo que es parte de la maniobra para legislar la reforma reina en lo oscurito. Nomás les faltaría decir que se sobornó a los equipos del grupo para dar continuidad a la estrategia de distracción. Creen que los ciudadanos somos idiotas.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red