El Chucho que abrió la boca de más

COMPARTIR 
Francisco Garfias 07/05/2014 02:11
El Chucho que abrió la boca de más

Miguel Barbosa tiene muy claro el mensaje que Cuauhtémoc Cárdenas quiso dejar a sus correligionarios cuando declaró que en el PRD “soplan vientos de fractura”: que ninguno de los tres aspirantes a dirigir el partido (Navarrete, Ebrard y Sotelo) tiene el liderazgo que se requiere para lograr la unidad de la agrupación política de izquierda.

“El mensaje (de Cuauhtémoc) es que voy a ser yo”, resumió el senador.

El discurso de Cárdenas incomodó en serio a Los Chuchos. Esta corriente quiere imponer a su cuarto presidente consecutivo en la persona de Carlos Navarrete.

El único obstáculo visible para concretar, sin problemas, el maximato de Nueva Izquierda es el llamado “líder moral”, quien quiere ser candidato de unidad.

Uno de Los Chuchos, el diputado federal Julio César Moreno, manifestó en voz alta su inconformidad. Abrió de más la boca.

El también presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales en San Lázaro se fue duro contra el emblemático ingeniero.

Dijo, entre otras cosas, que la “tibieza” que caracterizó “el mal gobierno” de Cárdenas en el DF casi le cuesta al PRD la capital de la República en 2000.

Ya encarrerado, hasta con la familia del hijo del Tata se metió:

“Gracias a las torpezas con las que gobernó su hijo Lázaro Cárdenas Batel en Michoacán, seguido por su delfín, Leonel Godoy, el estado emblemático de la izquierda perdió toda oportunidad y hasta la fecha se sigue pagando la factura”, subrayó.

¿Usted duda que vientos de fractura soplen sobre el PRD?

  • Afirma el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo, que el proceso de desmovilización, registro y desarme de las autodefensas avanza “satisfactoriamente” a una semana de iniciado.

Sabemos, sin embargo, que el grupo del famoso doctor José Manuel Mireles “es muy difícil de controlar”. Nos lo dijo un alto funcionario federal. El líder del Consejo de Autodefensas ya se quejó del “comisionado” que sirve como enlace en Michoacán porque, afirma, desinforma al presidente Peña. En un mensaje difundido en YouTube, solicitó, nada menos que un diálogo directo con el jefe del Ejecutivo.

El de Michoacán no es un desarme en sí. Los integrantes de las autodefensas están obligados a registrar las armas, pero no a entregarlas, así sean cuernos de chivo. Tampoco pueden portarlas fuera de sus domicilios.

El reporte de la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán dice que, al corte de la mañana de ayer, se tenían registradas —que no entregadas— cuatro mil 551 armas ante la Secretaría de la Defensa Nacional.

¿Son muchas? ¿Pocas? No hay parámetro para medir, pero el dato es ése: las autodefensas las mantienen en su poder.

El comisionado subrayó que los acuerdos alcanzados con estos grupos son la única referencia que rige el proceso que se lleva a cabo en Michoacán. No habrá prÓrroga. El registro termina el 10 de mayo.

Castillo pone especial énfasis en el apartado “Soluciones Legales” del acuerdo del 14 de abril que a la letra dice:

“La Comisión se compromete realizar las gestiones para lograr el traslado de todos los procesados integrantes de grupos de autodefensas, y que hayan sido detenidos por la portación de un arma, al Penal de Apatzingán.

“Los individuos pertenecientes a grupos de autodefensas que están siendo procesados por otros delitos graves, además de la propia portación de arma, seguirán su proceso penal conforme a derecho”.

Nos informa también que la Secretaría de Seguridad Pública del estado cuenta, hasta el momento, con dos mil 286 registros de personas que han presentado documentación para formar parte de la famosa Fuerza Rural Estatal.

¿Se estarán tomando las medidas necesarias para evitar que en esa fuerza haya infiltrados del crimen organizado? Es pregunta.

  •  Otra vez el PAN abortó la reunión de los integrantes de la mesa de negociación de la Reforma Política, pactada para las 18 horas de ayer.

Jorge Luis Preciado, coordinador de la bancada azul, pidió a sus pares, del PRI, Emilio Gamboa, y del PRD, Miguel Barbosa, se pospusiera por dos razones.

Una tiene que ver con la necesidad de planchar el documento con el grupo parlamentario. No quiere repetir la experiencia de que el pleno del grupo panista desconozca los acuerdos, como ocurrió con Héctor Larios, su interlocutor en la mesa de negociaciones, hace ya varios días.

La otra, con la ausencia del senador Roberto Gil Zuarth, voz cantante de los corderistas, quien atraviesa por momentos difíciles de índole familiar.

La solicitud del azul aleja la posibilidad de que haya un periodo extraordinario de sesiones conforme a lo planeado: 8 y 9 de mayo próximos.

El perredista Barbosa propuso una reunión en conferencia de los coordinadores parlamentarios para tratar de salvar la posibilidad de que el extraordinario se realice conforme a lo planeado.

“No bajemos la presión entre nosotros”, repitió el hombre a lo largo del día.

La bronca es que, sin mesa, no hay negociación y menos acuerdos.

El periodo extraordinario, si es que lo hay, tendrá que realizarse hasta la semana que entra.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios