¿Ataque político? No quiero ni pensarlo: Marcelo

COMPARTIR 
Francisco Garfias 13/03/2014 02:38
¿Ataque político? No quiero ni pensarlo: Marcelo

Marcelo Ebrard no tuvo más remedio que salir a los medios a defenderse de las feroces críticas que le han hecho por la fastidiosa suspensión del servicio en la famosa Línea Dorada del Metro, construida cuando fue jefe de Gobierno del DF.

¿Ataque político?, le preguntaron al aspirante a la dirigencia nacional del PRD . “No quiero ni pensarlo. No tengo ningún elemento para sospecharlo”, respondió.

Aunque eso sí, dijo, “a muchos les va a encantar”.

¿Venganza de Joel Ortega por lo del News Divine? “Pregúntenselo a él….”, respondió el criticado exjefe de Gobierno del DF, en rueda de prensa ofrecida ayer en sus oficinas.

Ortega, actual director del Metro, fue cesado por Marcelo como secretario de Seguridad Pública del DF, luego de la tragedia del News Divine.

La Línea Dorada costó a los contribuyentes nada más 24 mil millones de pesos. Se inauguró apenas el 30 octubre de 2012, días antes de que Marcelo dejara el Palacio del Ayuntamiento. Había prisa por hacerlo. El jefe de Gobierno quería jalar reflectores antes de irse. Insólito: invitó incluso al presidente Calderón a la inauguración.

Lejos estaba de imaginar que el servicio tendría que ser suspendido —en 11 de sus 20 estaciones— 16 meses después. ¿La causa? Los trenes no son compatibles con las vías. Se produjo en corto tiempo un “desgaste ondulatorio” que hacía temer descarrilamientos.

¿La consecuencia? Golpes, empujones, retrasos y miles de pasajeros perjudicados por un prematuro desgaste del que nadie se responsabiliza.

Alonso Quintana, líder del consorcio ICA, Grupo Carso y Alstom, encargado de tan malhecha obra, le dijo a López-Dóriga que aún les deben ¡cuatro mil millones de pesos!

Le dijo también que, antes de inaugurar la obra, sabían que los rieles no eran compatibles con los trenes que compraron. Jura que le advirtieron al “cliente” (GDF) de los problemas que podría ocasionar, pero ni caso hicieron.

Ebrard se defiende y dice que la obra fue puesta en operación previa a la certificación de un consorcio internacional de empresas y del propio Sistema de Transporte Colectivo.

Le preguntamos al exjefe de Gobierno si estaba enterado de que los rieles y los trenes no eran compatibles. Lo negó en un par de ocasiones.

“Nunca tuve información de que hubiese tal incompatibilidad. Es más, el certificado internacional te dice que puedes poner en operación la línea con pasajeros. Evalúan todas las especificaciones de los trenes y las vías”, nos dijo.

Añadió: “Desconozco si existe esa información y a quién se la hicieron saber. El certificado, para mí, fue el elemento central. Además de las opiniones de las diferentes áreas del propio Sistema de Transporte Colectivo. Hubo meses de pruebas.

-¿No estabas enterado entonces de que había esa incompatibilidad? —insistimos—.

-No, porque tenía el certificado. ¿Qué caso tiene que pongas en funcionamiento una red de este tamaño, una línea, que va a transportar un millón de personas, si tienes señalamientos de que hay riesgos? Simplemente no lo haces. Es preferible decir “oiga, la línea la va a inaugurar el próximo gobierno…”.

Resumió: la Línea 12 es la obra pública más auditada en los últimos años. En ninguno de los informes de resultados de las cuentas púbicas de 2008 a 2012 se señalan irregularidades.

Gustavo Madero andaba ayer eufórico. Tenía motivos. Le fue muy bien en su registro como candidato a la jefatura nacional del PAN. En su discurso alzó la voz y dijo: “Vengo con las alforjas llenas”.

Presumió 96 mil 498 firmas de respaldo a su reelección. Casi cinco veces más de las 22 mil requeridas. Casi la mitad del padrón de militantes con derecho a voto.

No se podía quejar de la compañía en su registro. En primera fila estaban los gobernadores de Puebla, Rafael Moreno Valle; Baja California, Kiko Vega, y Sonora, Guillermo Padrés. Sólo faltaba el de Baja California Sur, Marcos Covarrubias, donde no obtuvo ni un solo consejero.

Allí estaban también los coordinadores parlamentarios: Jorge Luis Preciado y Luis Alberto Villarreal. Sus coequiperos Santiago Creel y Marco Adame y muchos, pero muchos yunques. El aparato pues.

El candidato Madero pintó su raya ante los corderistas. “No andaré por los caminos anodinos de la denostación ni en defensa propia. Mi divisa es la propuesta”, aseveró.

Ricardo Anaya, compañero de fórmula, lo precedió en la palabra. Pronunció un conciliador discurso. Pidió a todos los panistas no gastar más energía en conflictos internos. “Para ganar hay que tendernos la mano unos a otros”, señaló entre aplausos.

Ernesto Cordero se registra hoy. Mañana les contamos cómo le fue.

Un alto funcionario del gobierno federal nos comentaba ayer, en corto, que la detención de Hipólito Mora, héroe de los reportajes televisados sobre las autodefensas, es una clara señal de que “nadie quedará impune ante posibles actos delictivos”.

Mora está detenido por su probable responsabilidad “en grado de coparticipación” en el homicidio de Rafael Sánchez Moreno, uno de los líderes de las autodefensas, y de José Luis Torres Castañeda.

El funcionario nos dijo:

“Si bien el problema en Michoacán es complejo, porque viene de décadas, la estrategia del gobierno de la República avanza para devolver el orden y la tranquilidad a la entidad. Las autoridades federales y locales trabajan para acabar con el régimen de impunidad que prevalecía en la entidad desde hace varios años”.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red