La advertencia de Ebrard

COMPARTIR 
Francisco Garfias 26/02/2014 02:03
La advertencia de Ebrard

Marcelo se abrió sin reservas en la charla con el reportero:

“Si el maltrato (de Los Chuchos) es tal o la cercanía con Peña y su grupo es de tal tamaño, entonces no tiene caso seguir allí (en el PRD). A mí me interesa ser candidato a la Presidencia de la República. ¿Para qué voy a estar en un partido que de antemano me está diciendo que no porque Osorio se enoja?

“Entonces ya sería el ‘Plan B’, pero ése luego te lo platico. No me gustaría hacerlo, pero si no queda de otra, pues ni modo. Lo que no puedes hacer es quedarte en tu casa a esperar a que vengan a cortarte la cabeza”.

En ese momento sonó el celular del exjefe de Gobierno. Era nada menos que Cuauhtémoc Cárdenas. “Ingeniero, ¿cómo está? Bienvenido… ¿Cómo le fue en su gira por Estados Unidos? ¿Ya los orientó?” Preguntó, mordaz, Marcelo.

La charla duró dos o tres minutos. El tono era cordial, de respeto mutuo y podríamos decir que hasta de aliados.

Ebrard retomó el hilo de la plática luego de colgar con el ingeniero. Su elocuencia era tal que no había necesidad de preguntar, interrumpir, aclarar.

Viajábamos en su camioneta del Polyforum Siqueiros a las oficinas que tiene en la colonia Condesa. Él mismo conducía. Vidal Llerenas, asambleísta, viajaba en la parte de atrás. Mudo testigo de la charla.

Dijo Marcelo: “Vamos a suponer que me sacan del partido. Ya ganaron. Pusieron a Navarrete. Nos corren o no nos corren. ‘Ah qué a toda madre, ya nos los chingamos…’ Pues no.

“En el peor de los casos no les vamos a ayudar en el 15 y quién sabe cómo les vaya en las delegaciones. Podemos hacer nosotros esa cosa chiquita —ese porcentajito— que puede representar la diferencia en ocho delegaciones, mínimo”.

El aspirante a la Presidencia de la República no mencionó una sola vez la posibilidad de presidir el partido. No lo dijo, pero parece tener claro que ya sólo hay dos opciones para suceder a Zambrano: el ingeniero o Carlos Navarrete.

No hace falta mencionar que él favorece la primera. La segunda es su pasaporte hacia el plan B, si no sucede nada extraordinario.

Aun así soltó lo que ya parece una utopía:

“El PRD necesitaría un tratamiento de emergencia que es meter una elección (interna) en toda la República y facilitar el voto.

“Ésa sería la primera medida que debería tomar. Pero el razonamiento del PRD-Chuchos es a la inversa: cómo mantener el control sin importar el costo electoral que tengamos. Es una locura, ningún partido hace eso sin pagar un alto costo.

“Cuál es ahora el gran planteamiento de Zambrano y de ellos, para no ponerle nombre, pues aliémonos con el PAN, ya como método, no como excepción. Lo que veo es que en donde es nuestro territorio, Morena va a tener más votos.

Hay riesgo de retroceso del PRD en la Ciudad de México “y el PRD sin el DF es cuarta fuerza nacional. Sin el DF no tiene futuro, si revisas con cuidado los números.

“La idea de imponer (a Carlos) te garantiza que no va a haber coalición en la ciudad. La ley local no lo prohíbe, como en otros estados. MC, Morena y PT jamás accederían a ir con Navarrete. Para el PRI es como un día de campo. Nos ganan la guerra antes.

“Esa es la circunstancia. Por eso es tan relevante la lucha por la dirigencia del PRD. Eso determina en gran medida todo lo que te estoy diciendo. Lo más sensato sería que quienes más te aportan en el DF sean los que o dirijan o encabecen todo lo que vayas a hacer en el DF.

“Si quieres tener una coalición es más fácil tenerla con cualquiera de nosotros dos (Cuauhtémoc y él mismo) que con Navarrete. Navarrete no aporta nada. Si juegas Navarrete detienes absolutamente todo lo que haga el Gobierno de la ciudad.

“¿Vas imponer a Navarrete a ultranza? ¿Vas a chicanear las cosas para que no haya elección y no corras riesgos?”

Esas son las preguntas que hoy hace Marcelo de cara a los lectores de este espacio.

La charla fue improvisada. Lo abordamos al terminar el informe del presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Manuel Granados, realizado en el Polyforum Cultural Siqueiros, en presencia de Miguel Mancera, jefe de Gobierno del DF.

Granados andaba muy contento. No sólo logró reunir bajo el mismo techo a Mancera y a Ebrard, sino que su labor fue respaldada por los jefes de todas las bancadas representadas en la Asamblea.

En un video que se proyectó en ese auditorio, los coordinadores reconocieron el respeto que ha tenido por la pluralidad.

“No ha mayoriteado, a diferencia de los excesos y abusos que se cometieron en la anterior Legislatura”, dijo el panista Federico Döring, quien fue más allá del mero reconocimiento.

La ministra Olga Sánchez Cordero, Tristán Canales, presidente de la CIRT; la actriz Ninel Conde, el compositor Armando Manzanero, Porfirio Muñoz Ledo, jefes delegacionales y legisladores lo acompañaron en su primer informe.

Poco antes de la seis de la tarde de ayer sonó el celular del tecleador. Era Josefina Vázquez Mota. Quería compartir la decisión que hoy a las 11 de la mañana hará oficial en el hotel Fiesta Americana de la Ciudad de México: no va a contender por la presidencia nacional del PAN.

La excandidata presidencial nos explicó que la elección interna del jefe nacional de ese partido tendrá “un alto grado de confrontación”. Habrá “muchos heridos” y se necesitarán voluntades para resanar la agrupación política.

Vázquez Mota quiere estar presente en su partido en el minuto siguiente a la elección. Quiere trabajar, nos dijo, “en la construcción de un PAN en donde todos quepan…”. Nada que suene a embajada, cargo diplomático o algo parecido.

El anunciado retiro de Josefina —puntera en las preferencias electorales de los panistas, según encuestas internas y externas— deja en el proceso a sólo dos contendientes con posibilidades reales: Gustavo Madero y Ernesto Cordero.

Pero también se quedan sin candidata los exgobernadores y legisladores que integran el grupo Panistas por México. Ellos también darán a conocer la posición que asumirán tras la decisión de Vázquez Mota.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios