Cuatro buenas y una mala

COMPARTIR 
Francisco Garfias 31/01/2014 02:50
Cuatro buenas y una mala

Luis Videgaray llegó a la plenaria de los senadores del PRI, que se realiza en Mérida, con cuatro buenas y una mala: 1) No habrá más impuestos ni modificación de tasas en los próximos tres años. 2) Por primera vez en nueve años bajó el gasto corriente (a 0.3 por ciento). 3) El déficit, en 2013, fue menor en una décima a lo autorizado por el Congreso. 4) El presupuesto del año pasado se ejerció al ciento por ciento.

La mala es para los bolsillos de los contribuyentes: ni un paso atrás en los nuevos impuestos y tasas: la Reforma Fiscal no será modificada.

El secretario se trasladó a la capital yucateca acompañado por el titular del SAT, Aristóteles Núñez. Éste lo acompañó a la rueda de prensa que ofreció, luego de encabezar la mesa de análisis sobre política económica.

Núñez dio nota: es definitivo, no se darán a conocer los nombres de los “contribuyentes” que se beneficiaron con las condonaciones de impuestos antes del 31 de diciembre de 2013.

¿A quién estarán protegiendo?

El titular del SAT precisó, eso sí, que a partir de 2014 sí serán publicados los nombres de los beneficiarios.

 Las cuatro primeras noticias sonaban mejor que una sinfonía de Beethoven. Nada que ver con la percepción prevaleciente de que la economía es el talón de Aquiles del régimen.

Las dudas nos llevaron a acercarnos al secretario de Hacienda. Le preguntamos si los anuncios, particularmente el de congelar impuestos y tasas tres años, no llevan la intención de “palear” el descontento ciudadano provocado por la Reforma Fiscal y los gasolinazos.

Videgaray nos respondió: “Es para generar certidumbre. No es tener que modificar lo ya aprobado. No más impuestos, no más tasas. Lo que más daña (la confianza del ciudadano) es la incertidumbre. De ahí la importancia de que haya esa certidumbre de que no se cambiarán las reglas del juego por lo menos tres años.

 La reunión de los senadores priistas, que coordina Emilio Gamboa, ha transcurrido en absoluta calma. No hay temas que los dividan. Lo hizo notar el presidente de ese partido, César Camacho, a quien le tocó inaugurar la plenaria en compañía del gobernador del estado, Rolando Zapata. Ni los legisladores de la frontera protestaron por la homologación del IVA. Ya le compraron a Hacienda el argumento de que 5% menos de IVA que pagaban en la franja fronteriza no beneficiaba al consumidor. Se lo quedaban los comerciantes.

“Es la mejor reunión. La más tranquila que hemos tenido. Videgaray llega como el mejor secretario de Hacienda del planeta. Así lo nombraron. El lunes recibe un premio en Londres. Pero además ya anunció que los gasolinazos terminan el año que entra. “¿Qué le reclamamos?”, comentó, muy sonriente, el hidalguense, Omar Fayad.

No hubo mucha substancia en los discursos abiertos: los elogios acostumbrados al liderazgo de Peña Nieto. La presunción de lo “histórico” de las reformas constitucionales. La rapidez con la que éstas se lograron: 16 cambios en 16 meses (la cuenta es de Manlio Fabio Beltrones), la audacia de dejar atrás dogmas tabú.

Pero también la importancia de que las leyes secundarias salgan en este periodo de sesiones y no por mayoría sino por consenso. La divisa es: entre más rápido salgan esas leyes, más rápido se reflejarán en los bolsillos.

 César Camacho fue cuestionado sobre quién va a decidir las candidaturas en el PRI en esta nueva etapa en el gobierno federal. “El partido”, repuso, categórico, el jefe priista. Explicó: “No se puede meter vino viejo en odres (tinajas) nuevos”. ¿Es el fin del dedazo? Insistimos. “Pues claro”, repuso.

Previamente, en su intervención en la plenaria, recordó que la mitad de las candidaturas irán por primera vez, en 2015, a las mujeres.

 Una nota mañosamente titulada provocó que senadores del PRI celebraran anticipadamente algo que no se producirá en lo inmediato: Videgaray anuncia el fin de los gasolinazos. La sonorense Claudia Pavlovich la saludó, espontánea: “Qué bueno, porque eso sí nos pega y duro. Más incluso que la homologación del IVA en las fronteras”, dijo.

El gozo al pozo. El cuerpo de la nota decía que los incrementos seguirán a lo largo de 2014 y que sólo en 2015 crecerán a ritmo de la inflación. “Es lo mismo”.

 Murillo y Osorio cerraron el primer día de trabajos de la plenaria. El secretario de Gobernación estaba anunciado para muy tarde. El procurador sí llegó a comer. Alcanzó a decir a los reporteros que Michoacán va por el buen camino desde que el gobierno federal tomó las riendas del problema. “Ya hay autoridades; ya se puede circular”, recalcó.

 ¿La foto de Peña con Fidel Castro?, le preguntaron en Morelia a Gustavo Madero. “Muy cara. Tuvieron que condonar una deuda de 500 millones de dólares. No se justifica”, reviró el jefe nacional, entrevistado en el marco de la plenaria de los senadores del PAN.

Manlio respondió al comentario del panista desde Mérida: “Madero hace política tradicionalmente panista. Bombardea cualquier intento de que México reconstruya sus relaciones con un país hermano como es Cuba”, nos dijo.

Ya que estamos. Nos cuentan que a Madero no le fue bien con los senadores de su partido. Nada que ver con las porras de los diputados, en su mayoría partidarios de la reelección.

La Cámara de Senadores es terreno de Cordero. Nos aseguran que cuando don Gustavo terminó su intervención en la plenaria, no hubo aplauso. Lo que sí hubo, en el curso de las deliberaciones, fueron reproches a su negativa a investigar las acusaciones sobre los mentados moches, pero también a la utilización de su cargo para tomar ventaja en la contienda interna para renovar la dirigencia.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red