Revelaciones de un ex jefe de Gobierno

COMPARTIR 
Francisco Garfias 15/01/2014 02:10
Revelaciones  de un ex jefe de Gobierno

La historia se llama Los días del desafuero. Quedará plasmada en el libro que, con ese título, publicará el senador del PRD Alejandro Encinas, ex jefe de Gobierno del DF, en fecha aún no definida.

El hombre nos dio un adelanto verbal del contenido. Describe a un Felipe Calderón ansioso por reprimir las pejemanifestaciones —las llamaban asambleas informativas— en 2006, pero sobre todo el plantón en el Zócalo contra lo que Andrés Manuel López Obrador llamaba “el fraude electoral”.

Felipe pidió al entonces secretario de Gobernación, Carlos Abascal, que usara la fuerza. Pero éste lo mandó a volar. “El Presidente sigue siendo Vicente Fox”, le dijo el hoy desaparecido funcionario al entonces Presidente electo.

El contenido de esa conversación se lo confió Abascal a Encinas antes de morir.

Otro al que el ex jefe de Gobierno se refiere con muchísimo respeto es al secretario de la Defensa en el sexenio foxista, Gerardo Clemente Ricardo Vega García.

Alejandro jura haberle escuchado decir que no utilizaría la fuerza contra los simpatizantes del Peje. “Lo haré sólo después de que el presidente Fox me lo pida por escrito. No vamos a caer en el mismo error del 68”, habría dicho el general.

Encinas descubre también a un Martí Batres, miembro de su gabinete en el GDF, poco leal a su persona. Durante el bloqueo de Paseo de la Reforma —uno de los grandes errores que Andrés Manuel no acaba de pagar— le pidió que quitara la enorme tienda de campaña ubicada en El Caballito. Quería dejar paso a los negocios de esa zona. La respuesta de Batres fue un rotundo “no” .

Es parte de la historia no contada. Sucesos ocurridos en 2006 de los que pocos tienen conocimiento.

Revela también la grave crisis que estuvo a punto de estallar cuando elementos del Estado Mayor Presidencial pretendieron desalojar del Zócalo a los obradoristas, en vísperas de la ceremonia del Grito.

Había tanquetas en Palacio Nacional. Los militares querían tomar la Plaza de la Constitución. Ocuparon posiciones frente a la puerta principal del edificio. Los partidarios de López Obrador los vieron y se calentaron. Les hicieron frente. No medían las consecuencias.

Una decisión de Encinas evitó que la bronca se saliera de control. Ordenó a los granaderos hacer una valla entre militares y pejiistas. La instrucción era impedir a como diera lugar roces entre unos y otros.

Funcionó. El ex jefe de Gobierno lo cuenta con orgullo.

Hay más. López Obrador le pidió que le dijera a Vicente Fox que se fuera a dar el Grito a Dolores Hidalgo, Guanajuato. La encomienda resultaba atrevida. No es cualquier cosa pedirle al Presidente que se vaya del Zócalo a dar el Grito a otro lado. “Te cambio el Grito por el primero de diciembre”, le dijo el grandote de Guanajuato. Imposible. El Peje nomás no lo aceptaría.

Al final Fox optó por la prudencia y se fue a dar el Grito a Guanajuato. Encinas respiró tranquilo.

 Los perredistas no chuchistas se organizan para crear el Tucon (Todos Unidos Contra Navarrete). Están convencidos de la necesidad de crear un bloque opositor para equilibrar el control de las estructuras del partido que desde hace años tiene el PRD. Su gallo es Marcelo Ebrard. A Carlos Sotelo, tercer candidato para suceder a Jesús Zambrano en la presidencia del amarillo, no le ven ninguna posibilidad.

 Otra vez el tema del diezmo. El alcalde panista de Celaya, Ismael Pérez Ordaz, abrió la boca a medias y se alborotó el gallinero. Reforma publicó que en una reunión de Cabildo reveló que diputados azules le habían propuesto recibir, en el presupuesto de 2013, una partida de 160 millones de pesos a cambio de una comisión de ¡35 por ciento!

El senador del PRD, Mario Delgado, ex secretario de Finanzas del GDF, se ha dedicado a investigar el tema. Dice que un “diputado de base” —los de más bajo rango— recibe, por lo menos, diez millones de pesos para promover obra.

“El promedio de cada legislador en San Lázaro es de 49 millones, aunque los coordinadores de los grupos parlamentarios manejan seis o siete veces esa cantidad”, nos dijo.

 En Puerto Vallarta fuimos a comer con el presidente municipal, Ramón Guerrero, del Movimiento Ciudadano. Atestiguamos el SOS que lanzó ante senadores del PRD por falta de recursos para hacer su chamba.

A ese bello lugar de Jalisco —el segundo destino turístico del país detrás de Cancún, según el edil— le bajaron los recursos para obra de 50 millones el año pasado a 27 millones. Le quitaron casi la mitad para concentrarlos en Guadalajara y su área metropolitana, donde se ubica 60% de la población.

El bajón ilustra el sectarismo del gobernador Aristóteles Sandoval. Al municipio le iba mucho mejor en el sexenio del gobernador del PAN, Emilio González Márquez. El edil hace milagros con lo que tiene. Pero ya se ha visto apretado.

Encinas y Delgado se comprometieron a echarle una mano. Van a interceder ante funcionarios del gobierno federal para que le suelten más dinero.

Nos consta que los perredistas se comprometieron a hablar del tema con la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, quien ayer acudió a Puerto Vallarta en el marco de la reunión del Foro Parlamentario Asia-Pacífico que, por cierto, hoy es su clausura.

 En el Grupo Salinas están de fiesta. Adquirieron el 100% de las acciones de Blockbuster México. No es para menos. Con esa operación se añaden más de 300 puntos a su red actual de distribución y 110 mil metros de superficie.

“La compañía planea ofrecer diversos productos, además de reforzar su plataforma actual de servicios financieros e impulsar la transformación de la red de distribución de entretenimiento digital”, dice el comunicado que nos hicieron llegar.

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios