El Peje es lo de menos…

COMPARTIR 
Francisco Garfias 09/01/2014 02:17
El Peje es lo de menos…

El piso parejo obliga a Gustavo Madero a renunciar a su cargo de jefe nacional del PAN. La congruencia también. El político de Chihuahua tiene empeñada su palabra. Se comprometió a dejar el cargo en cuanto salga la convocatoria para la primera elección directa de los dirigentes de Acción Nacional.

La fecha del Consejo Nacional del azul se aproxima. Es el 18 de enero. Allí se tomarán decisiones que quedaron pendientes el 30 de noviembre pasado, cuando se suspendió el cónclave de consejeros azules por falta de quórum.

Destacan dos puntos capitales: la conclusión del reglamento que regirá la elección de la dirigencia del partido y la integración de la comisión organizadora de esos comicios. Una vez resueltos, se podrá elaborar la convocatoria.

Madero tiene para rato en sus oficinas de Avenida Coyoacán.

Hay tres aspirantes confirmados para ser candidatos en esos comicios internos: Gustavo Madero, quien busca la reelección; Ernesto Cordero, vinculado con el ex presidente Felipe Calderón, y el yunquista Juan Manuel Oliva, ex gobernador de Guanajuato.

La incógnita persiste sobre lo que hará la ex candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota.

La percepción entre los panistas es que Madero lleva ventaja. “Los grandes operadores están con él”, ilustró un panista de pedigree, que solicitó el anonimato.

Mencionó, en concreto, a los gobernadores Rafael Moreno Valle, Puebla, y Guillermo Padrés, Sonora.

Su percepción es compartida por no pocos panistas.

El propio senador Roberto Gil nos comentó alguna vez que las posibilidades de derrotar a Madero dependen de una alianza entre Josefina, Cordero y Oliva.

Pero el ex gobernador de Guanajuato parece aferrado a aparecer en la boleta. Ha declarado que él no busca acuerdos, sino la silla del presidente nacional.

En San Lázaro no pasó desapercibida la declaración del senador Miguel Barbosa que descalifica la minuta sobre la ley que regula la consulta popular.

La minuta, aprobada por el PRD en San Lázaro, está atorada en la Cámara alta desde el pasado periodo de sesiones. El coordinador de los senadores del PRD dice que esa ley es “tramposa”.

Está convencido de que la minuta, aprobada por el PRD en San Lázaro, es un traje a la medida para impedir que los cambios aprobados a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, que permiten una total apertura del sector energético a la inversión privada, nacional y extranjera, queden sujetos a consulta popular.

No hay duda de que el gobierno federal hará circo, maroma y teatro para impedir que ese ejercicio de participación ciudadana, que el PRD pretender realizar en 2015, se realice simultáneo a las elecciones federales.

Es mucho lo que hay en juego. La Reforma Energética ha sido colocada como el eje del desarrollo en el país. Sujetarla a una consulta popular revocatoria en año y medio daría el tiro de gracia a la certeza jurídica que requieren los potenciales inversionistas. Nadie le metería un quinto a un negocio en esas condiciones.

En San Lázaro ya esperan de regreso la minuta con modificaciones. No hay duda de que el PRI y el PAN van a mayoritear al PRD en el Congreso. No se necesita ser brujo para adelantar que van a mantener candados para eludir la famosa consulta popular sobre la Reforma Energética.

En ello va el futuro del gobierno federal.

El PRD ya puso como prioridad la realización de esa consulta. Será su caballo de batalla de aquí a 2015. La realización de este ejercicio de participación ciudadana está respaldada por el artículo 35 de la Constitución —reformado en tiempos del panista Felipe Calderón— que consagra el derecho de los mexicanos a ser consultados sobre temas de trascendencia nacional.

La apuesta es de tal magnitud que no les importó exponerse a un nuevo desaire de Andrés Manuel López Obrador. Ya es de todos sabido que el senador Barbosa declaró públicamente que buscará al Peje para invitarlo a que se una a esta especie de cruzada nacional en contra de la Reforma Energética.

Jesús Zambrano fue interrogado ayer sobre el anuncio de Barbosa. Se esmeró para no pronunciar el nombre de Andrés Manuel López Obrador, pero también para recordar que Morena ya los bateó una vez, y gacho…

De acuerdo con la versión estenográfica de sus declaraciones, el presidente nacional del PRD dijo:

“No es que estemos haciendo un llamado a fulano o zutano de tal para que se sume. Aquí es un asunto de responsabilidad de cada quien.

“El acercamiento con los dirigentes de Morena se intentó desde diciembre pasado en las inmediaciones del plantón que tenía Morena fuera del Senado de la República. El propio secretario general (el bejaranista Alejandro Sánchez) estuvo allí directamente, ustedes conocen qué fue lo que pasó.

“Habrá que ponernos de acuerdo con los senadores para ver ahora en qué consistirán y a través de quiénes estos acercamientos (con López Obrador).”

Jesús consideró que “lo menos relevante” es quién se va a acercar a esta lucha. Traducción: El Peje es lo de menos.

“Lo importante —concluyó— es que vamos a seguir insistiendo en la necesidad y conveniencia política para que todas las fuerzas políticas del país que estamos en la defensa de nuestra riqueza petrolera sumemos esfuerzos, sin condicionamientos.”

                www.elarsenal.net

                http://panchogarfias.blogspot.com

Comparte esta entrada

Comentarios