Fondo Mexicano del Petróleo, ¿bienestar para todos?

El objetivo es manejar los ingresos que perciba el Estado por los contratos realizados de una forma transparente.

COMPARTIR 
Foro Internacional Anáhuac 28/08/2014 00:00
Fondo Mexicano del Petróleo, ¿bienestar para todos?

* Isabel Bagnasco

En la reciente aprobación de leyes secundarias del sector energético, se expidió la Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo. El objetivo del mismo es manejar los ingresos que perciba el Estado por los contratos realizados de una forma transparente y consensuada entre la Secretaría de Hacienda y el Banco de México. El Fondo contribuirá al presupuesto un monto de 4.7% del PIB, y el excedente se destinará al ahorro de largo plazo. Busca apoyar la estabilidad macroeconómica, disminuir la dependencia fiscal de los ingresos petroleros, contribuir al fondo del sistema universal de pensiones, y fomentar inversión en educación superior, ciencia y tecnología, energías renovables e infraestructura.

La implementación de fondos soberanos es muy importante para un país, ya que busca que los ingresos provenientes de actividades primarias puedan ser usufructuados por sus ciudadanos. En muchos casos, las rentas petroleras no beneficiaron, ni económica ni socialmente, a la población de países exportadores. Además, si los recursos petroleros se agotan, se generará una reserva monetaria de los mismos para el futuro.

Uno de los primeros fondos soberanos tiene su origen en Noruega, uno de los principales países desarrollados exportadores de petróleo. El Fondo Gubernamental manejaba 884 mil millones de dólares en 2013, casi 170 mil dólares por noruego, invertidos en mercados financieros de todo el mundo. La fuente de la inversión es la renta petrolera noruega proveniente de su empresa estatal Statoil y de compañías extranjeras. El pueblo noruego es dueño del fondo, y sirve para resguardar la riqueza petrolera para futuras generaciones.

Azerbaiyán, principal exportador de energéticos a Italia y Francia, maneja 20% de su producción petrolera a través de su empresa estatal SOCAR, y el resto es manejado por compañías privadas internacionales. Su fondo SOFAZ tiene como objetivo asegurar la igualdad intergeneracional de la riqueza petrolera del país, mejorar el bienestar económico de la población y brindar seguridad económica para futuras generaciones. Los ingresos han sido utilizados para apoyar la economía y la infraestructura del país, y financiar oleoductos.

Angola se ha convertido en el segundo productor de petróleo en África subsahariana, después de Nigeria. Su modelo petrolero es mixto, ya que su empresa estatal Sonangol permite la asociación con terceros. El Fondo de Angola tiene como fin asegurar el ahorro de futuras generaciones, estimular la diversificación de la economía y proveer recursos para la estabilidad del país, principalmente en infraestructura. El Fondo de Desenvolvimiento Económico y Social (FDES) canaliza parte de los ingresos petroleros para apoyar inversiones en el sector privado, en particular empresas pequeñas y medianas del sector transporte y agropecuario con préstamos desde 10 mil a 50 mil dólares.

El petróleo es un recurso escaso y preciado para un país. La producción brinda seguridad energética, cumpliendo con las demandas de consumo energético, además de proveer excedentes que se exportan y generan ingresos. Estos tienen un impacto económico clave al aumentar la inversión nacional, el gasto público y, por lo tanto, la producción, el empleo y el ingreso per cápita. Sin embargo, muchos de estos ingresos petroleros no son distribuidos adecuadamente entre la población. Los fondos petroleros son un instrumento para revertir esta situación y permitir que esta riqueza sea bien aprovechada por generaciones actuales y futuras del país.

*Profesora de la Escuela de Relaciones Internacionales y Titular de la Cátedra BP-Anáhuac en Asuntos Estratégicos. Universidad Anáhuac México Norte.

forointernacional@anahuac.mx

Comparte esta entrada

Comentarios