Arrogantes y corruptos

Es una lástima que un deporte que practican miles de niños y jóvenes en el mundo esté plagado de corrupción a nivel de sus dirigentes...

COMPARTIR 
Enrique Del Val Blanco 21/06/2014 01:13
Arrogantes y corruptos

Sin la menor duda, el futbol soccer es el deporte que más aficionados tiene en el mundo y la mejor demostración de ello es lo que estamos viendo en el Mundial que se está celebrando en varios estados de Brasil.

Pero a la vez, la FIFA, el organismo que desde Suiza dirige los designios de este deporte y que tiene más países miembros que la ONU, es una de las organizaciones más arrogantes, soberbias y corruptas que existen en el ámbito deportivo; y su ejemplo corroe a las federaciones nacionales, donde también se cuecen habas de corrupción sin que a la fecha casi nadie salga castigado.

Desde el punto de vista económico es un éxito total. Tan sólo tomemos el ejemplo de este Mundial brasileño, gracias al cual, según las noticias aparecidas en la prensa, la FIFA ganará cuatro mil millones de dólares y el equipo triunfador la cifra de 35 millones de dólares. Los brasileños tuvieron que gastar cerca de 11 mil millones de dólares en los estadios y las zonas turísticas, y esperan que esto les signifique tres veces más de lo invertido.

Se calcula que las empresas que ganaron la posibilidad de ser patrocinadores aportaron cerca de mil 500 millones de dólares a la FIFA. Sin embargo, es tal el poder de ésta en materia de patrocinios que se ha permitido doblegar al gobierno brasileño. Resulta que desde 2003 estaba prohibida la venta de cerveza en los estadios de ese país —un ejemplo a seguir— pero, dado que la cervecera Budweiser es uno de sus principales patrocinadores, la FIFA presionó hasta que en marzo de 2012 el Congreso Soberano de Brasil aprobó una modificación para de nuevo permitir la venta de alcohol en los estadios; y la Presidenta la ratificó, a pesar de las protestas de su ministro de Sanidad, quien argüía, junto con las asociaciones médicas, que se debería evitar “que se perpetúe entre los niños esa relación automática entre el futbol y el alcohol”.

Adicionalmente, según la agencia de noticias Bloomberg, que no ha sido desmentida, tanto la cervecera antes nombrada como la Coca-Cola maniobraron ante el gobierno para aplazar el anunciado incremento de los impuestos a las bebidas, hasta pasado el Mundial. Y para dejar bien claro quién manda, el secretario general de la FIFA declaró públicamente que “las bebidas alcohólicas son parte de la Copa del Mundo de la FIFA, así que las tendremos. Disculpen que parezca un poco arrogante pero es algo que no vamos a negociar”. Así de claro hablan estos honorables representantes del futbol mundial.

Ahora ha salido a la luz pública lo que en Francia ya denominan como el “Qatargate”, ya que supuestamente Catar “compró” a varios delegados para que apoyaran otorgarle la sede, derrotando incluso a Estados Unidos, que tenía como gran promotor a Bill Clinton.

Todo apunta que el señor Platini, uno de los mejores jugadores que ha dado Francia y ahora preside la poderosa UEFA, la asociación de futbol de Europa, intervino de manera indebida, pues se comenta que nueve días antes de la votación hubo un desayuno en el Palacio del Elíseo, presidido por el entonces presidente Sarkozy, en el cual estaba el príncipe de Catar y un representante de un fondo de inversión estadunidense, el Colony Capital, quien estaba vendiendo al equipo de futbol Paris Saint-Germain a los cataríes, lo cual interesaba mucho al Presidente. Se presume que la moneda de cambio fue el voto a favor de ese país para ganar la sede.

Ha sido tan grande el escándalo que la FIFA ha tenido que contratar a un exfiscal de Nueva York, el señor Michael García, para que realice una investigación en todo el mundo para saber qué pasó en esta decisión. Cabe mencionar que los primeros resultados públicos no son muy alentadores para la honorabilidad de la FIFA, pues hasta Franz Beckenbauer, gran jugador y ahora directivo en Alemania, se negó a ser interrogado y ha sido sancionado por dicho organismo.

Es una lástima que un deporte que practican miles de niños y jóvenes en el mundo esté plagado de corrupción a nivel  de sus dirigentes, dando un pésimo ejemplo.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red