Circuito Arcoíris...

Una ruta en la que, en un primer momento, se posibilitaría la interrupción de la vida del no nacido...

COMPARTIR 
Enrique Aranda 14/05/2014 01:31
Circuito Arcoíris...

Primero, en el marco de los ¿festejos? por el séptimo aniversario de la despenalización del aborto en el Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera  asumió para sí el escasamente honroso encargo de ser quien, ante la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), promueva la ampliación a nivel nacional de esa práctica criminal que en la capital, ¡sólo en clínicas y hospitales públicos!, ha segado la vida a poco más de 119 mil pequeños en el vientre de sus madres.

El pasado 5 de mayo, Ángel Aguirre Rivero firmó y envió al Congreso local la iniciativa para legalizar el aborto en Guerrero, no sin antes externar su deseo de que “nuestros diputados —los perredistas, se entiende— no se nos vayan a achicopalar, que nos les vaya a salir lo religioso...”. Mencionó, incluso, que de avanzar su propuesta, su entidad sería “la primera en hacerlo...(pues, dijo) el Distrito Federal ya lo hizo, pero ni entidad es”.

Antes, en marzo, y como si en Morelos hicieran falta problemas que atender, el públicamente repudiado Graco Ramírez asumió el compromiso de revertir “ese tufo conservador e irrespetuoso de los derechos humanos” que, en el artículo 2 de la Constitución local, garantiza el derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, desde noviembre de 2011.

¿Coincidencia o consigna?

 Más que eso: acuerdo asumido al más alto nivel del perredismo —o de eso que se identifica como las izquierdas— para generalizar a nivel nacional la aplicación de una política fallida, como evidencian las cifras crecientes de asesinatos de nonatos en clínicas y hospitales públicos capitalinos desde abril de 2007 hasta la fecha.

O bien, a más largo plazo, la pretensión de los mencionados de dar forma a lo que, aunque en voz baja aún, se identifica ya en círculos perredistas como el Circuito (turístico) Arcoíris, que incluiría igual a la capital de la República que a Cuernavaca y Chilpancingo. Una ruta en la que, en un primer momento, se posibilitaría la interrupción de la vida del no nacido y, luego, se ampliaría la vigencia de leyes de avanzada aprobadas ya para el DF.

En principio, en un primer momento al menos, el repudio a la pretensión de los gobernantes en Morelos y Guerrero por parte de una mayoría de la sociedad y de la jerarquía eclesiástica frenó su pretensión, aunque, vale advertir, sólo lo hará de manera temporal, dado el explícito interés de dirigentes y legisladores de PRD y compañeros de viaje por validar los postulados de la, hoy en boga, irracional cultura de la muerte...

Asteriscos

*Dadas las nuevas oportunidades que, estiman, abrirá la recién aprobada Reforma Energética, el gigante petrolero norteamericano Chevron se dijo dispuesto a ampliar su relación comercial y de negocios con Pemex, al tiempo que Fitch Ratings incrementó a AAA la calificación de largo plazo de las emisiones de deuda nacional de la paraestatal, amén de reconocer su solidez y amplias reservas de hidrocarburos. Dos buenas noticias, sin duda, para Emilio Lozoya.

Veámonos el viernes, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red