Medios bolivarianos…

COMPARTIR 
Enrique Aranda 24/03/2014 01:52
Medios bolivarianos…

De tal manera ruidoso ha sido el festejo que vienen haciendo quienes se presentan como sus autores, que el asunto escaló ya en importancia e inquieta ahora a más de uno en los ámbitos partidistas, al interior de Acción Nacional, de manera particular.

Ocurre que, en los últimos días, los perredistas Pablo Gómez y Guadalupe Acosta Naranjo evidencian no poder ocultar el gozo que, aseguran, les produce haber conseguido que, sin crítica de por medio, el maderista Santiago Creel haya aceptado ya la inclusión en la legislación secundaria respectiva, en materia de radio y televisión, de la totalidad de sus propuestas para que las radiodifusoras vinculadas a la izquierda, las llamadas comunitarias, proliferen a todo lo largo y ancho del territorio, amén de conseguir su más caro anhelo: poder obtener ingresos vía la  comercialización de sus tiempos…

El asunto no es en forma alguna nuevo. Hace ya muchos años que, desde instalaciones oficiales —alcaldías encabezadas por militantes de la izquierda, por ejemplo— o privadas, como serían oficinas partidistas o, incluso recintos cuasi religiosos —alguna catedral del sureste, hace no mucho tiempo— muchas de estas estaciones de radio operan sin contar con los permisos y/o autorizaciones correspondientes lo que, sin duda, les pone (en los hechos) al margen de la legalidad.

Su creación e impulso por parte de la izquierda político-partidista tampoco lo es. Responde a la implícita intención de replicar, aquí, el modelo de difusión masiva de mensajes que, en su momento, favoreció el encumbramiento de personajes tales como el boliviano Evo Morales, la argentina Cristina Fernández o, peor, de Hugo Chávez y su impresentable sucesor en Venezuela, Nicolás Maduro, que, ya en el poder, utilizaron o utilizan ahora la referida red para denostar a sus adversarios y aferrarse a las posiciones que ocupan…

Pareciera que, en medio de la confusión y angustia que en algunos diputados y senadores (de la oposición, curiosamente) está causando el retraso en la presentación de las iniciativas de nuevas leyes o reformas en materia de radiodifusión y telecomunicaciones, o en relación a la legislación secundaria de otras reformas constitucionales aprobadas en diciembre, no pocos actores políticos están siendo sorprendidos.

El extitular de Gobernación durante la primera parte del foxismo podría, en su caso, ser uno de ellos puesto que, avanzar por esta ruta, no hará más que colocar a la oposición blanquiazul en desventaja electoral ante una izquierda, perredista o no, que conoce la operación de este tipo de unidades o, en su defecto, no tendrá problema alguno para recibir la capacitación y apoyo necesarios.

¿Se sabe al interior del panismo sobre el asunto? ¿Lo autorizó su dirección nacional? ¿Se tiene conciencia de su origen, naturaleza y alcances... de las previsibles consecuencias que avanzar por esta ruta tendría en el ámbito electoral, ahora que están a la vista ya las intermedias de 2015?

Son preguntas, que conste...

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios