Marcelo, sus opciones…

Todo parece apuntar a que Ebrard no competirá finalmente por la dirigencia nacional del PRD.

COMPARTIR 
Enrique Aranda 10/03/2014 01:38
Marcelo, sus opciones…

Si bien hasta el momento, al menos, poco o nada ha mencionado de manera pública, todo parece apuntar a que Marcelo Ebrard no competirá finalmente por la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que aún pertenece, y que, si fuera el caso, apoyaría una eventual candidatura única de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y su gestión al frente del sol azteca, convencido de que “el ingeniero sí pondría orden en el partido…”, además de que mantendría incólume el legado doctrinal e ideológico de la izquierda.

No lo haría, “y pensaría incluso en abandonar de manera definitiva las filas del perredismo”, en opinión de sus cercanos, si la opción final para el relevo del cuestionado Jesús Zambrano Grijalva fuera una presidencia encabezada por otro de Los Chuchos, Carlos Navarrete Ruiz en este caso, puesto que “han sido ellos, y nadie más, quienes desde la dirigencia partidista han impedido su posicionamiento al interior del partido y han puesto toda clase de trabas a su candidatura…”.

En los últimos días, inclusive, y a decir de las mismas fuentes, el propio exjefe de Gobierno habría asumido, de manera personal, la tarea de convencer a su sucesor, el no perredista Miguel Ángel Mancera Espinosa, de retirar el apoyo —“no público, claro está…”— que ha venido dando a su exsecretario del Trabajo, Navarrete, y a través de él a sus socios en el control de la, aún hoy, más importante franquicia partidista de la izquierda mexicana.

Más allá de lo anterior, Ebrard Casaubon parecería estar valorando la alternativa que, para gente como él —y en el supuesto, claro, de que optara por dejar las filas del PRD—, ofrecen las candidaturas ciudadanas como, por su parte, lo hace el exgobernador y exsecretario de Estado, el neoleonés Fernando Elizondo, que, como se sabe, optó hace apenas un par de semanas por dejar de lado su militancia en Acción Nacional, en protesta por los escándalos por corrupción e imputaciones (cotidianas) entre sus dirigentes… y con quien el primero habría intercambiado ya comentarios sobre el punto.

Al margen de consideraciones de otra índole, entonces, y ante la cada vez más viable posibilidad de que el exmandamás en la capital deje de lado su pretensión de encabezar el PRD y, eventualmente, alcanzar la nominación perredista a la Presidencia en 2018, es viable asegurar que ello no será sino una más, no la primera ciertamente, de las evidencias existentes del declive y pérdida de esplendor del otrora reluciente sol azteca. ¿O no?

Asteriscos

* Esta misma semana, miércoles y jueves, a decir de ellos mismos, Gustavo E. Madero, en compañía del ahora precandidato a gobernador queretano Ricardo Anaya, y la dupla integrada por Ernesto Cordero Arroyo y Juan Manuel Oliva Ramírez, formalizarán sus registros como candidatos a la reelección y elección a la dirigencia del blanquiazul, respectivamente, para, unos días después, emprender una campaña en busca de votos que ambos iniciaron hace ya un muy buen número de semanas; meses, sin duda…

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios