Ni participación ni interés…

COMPARTIR 
Enrique Aranda 17/02/2014 01:47
Ni participación  ni interés…

De entre diciembre a la fecha —auditorios seleccionados del mundo académico y universitario, eclesial y político-partidista—, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y el consejo político de Acción Nacional, entre otros, han sido informados del revelador resultado de una encuesta que, entre otras muchas cosas, muestra y/o confirma la pobre realidad que en materia de participación política se vive en el país y el escaso interés que por involucrarse en la cosa pública caracteriza al mexicano de a pie.

Auspiciada por el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (Imdosoc) que lidera la doctora María Luisa Aspe,  realizado por Ipsos, el levantamiento que involucró a poco más de cuatro mil 300 personas de las que 86% aceptó pertenecer a alguna religión —92% al catolicismo y 7% a cultos cristianos no católicos— afirmó igualmente, no participar de manera regular en actividad social alguna ni de orden religioso o político ni de orden ecológico o ambientalista, de defensa de su derecho como padres de familia o de ninguna otra índole.

Sólo 5% del total de la muestra —católicos y no católicos— reconoció estar involucrado en alguna actividad de servicio, así como 22% de los encuestados aceptó simpatizar —no pertenecer, ojo— con alguno de los partidos políticos registrados: 50% con el priismo, 20% con el panismo e igual proporción con el perredismo, 3% con el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, Morena, y 2% con el verde, 2% por el petismo y 1% por el Movimiento Ciudadano.

Casi la mitad de los encuestados, por otra parte, rechazó que los ministros de culto, de cualquiera, intenten influir en asuntos cívicos y 39% se declaró contrario a que los mismos expresen opiniones de corte político o se manifiesten respecto de la problemática social nacional… independientemente, por ejemplo, que 84% de todos se digan satisfechos por la elección del papa Francisco y con la prédica realizada por el pontífice desde el inicio de su gestión.

Llama la atención, sin duda, que la expresión de confianza favorezca primero a la Marina y al Ejército, ubique en la tercera posición a la Iglesia católica y luego, en orden descendente, igual a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (5), que a Televisión Azteca y Televisa (6-7), el presidente de la República (8), Teléfonos de México (17), el sindicato petrolero (18) y, en la última posición del ranking, con sólo 4.6 puntos de calificación, a los diputados federales.

O bien, por sólo citar un ejemplo más, la convicción de que, en los seis últimos años —durante el calderonato, podría decirse— sólo para  25% de los involucrados el país “ha avanzado”, “se ha estancado” para 38% y “ha empeorado” para otro 35%. Una valoración que, huelga mencionar, el propio documento especifica se dio de manera espontánea…

Más allá, temas de carácter religioso, convicciones y prácticas vinculadas a los respectivos credos, posicionamiento ante temas sensibles como son el aborto y las uniones entre parejas del mismo sexo…

Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red