La reforma y sus beneficios

Al producir más gas natural a mejor precio en México, evitaremos el desabasto que ha frenado a nuestra industria.

COMPARTIR 
Ana Paula Ordorica 20/12/2013 02:35
La reforma y sus beneficios

La Reforma Energética que hoy se promulga es una que conlleva múltiples aspectos positivos.

Permitirá, en primer lugar, producir más energía eléctrica a menor costo.

Energéticos más baratos harán más fácil el aprovechamiento de las ventajas geográficas de México para transformar materias primas y vender productos de mayor valor agregado a EU.

Al producir más gas natural a mejor precio en México, evitaremos el desabasto que ha frenado a nuestra industria.

Al igual que en otros países que realizaron reformas energéticas, en pocos años se generarán empleos en el sector energético y en las industrias relacionadas como la fabricación de plásticos, fertilizantes, transporte ecológico, etcétera.

Muy positivo resulta ver el potencial de la reforma en materia de medio ambiente porque promueve el uso del gas natural para producir electricidad y sustituir el combustóleo y el diesel.

Con una mayor producción nacional de gas natural a mejor precio se podrá, por ejemplo, comenzar a sustituir los camiones de diesel por camiones más limpios que utilicen gas natural.

A ello sería positivo que se promoviera la generación de más energía eléctrica a través de fuentes limpias como el gas natural, el viento y la luz solar.

Moderno es una palabra ajena a nuestra industria energética. México se ha rezagado respecto el resto del mundo. Ahora, con esta reforma, se actualizan las leyes para permitirle a México utilizar los esquemas de asociación que se acercan a los mejores resultados en el mundo.

Sumarnos a la revolución energética del mundo no debiera ser una cuestión de sí o no, más bien de cómo y con quién.

Sin la reforma, los más serios analistas han pronosticado que seremos importadores netos de energía en menos de cinco años.

Uno de los temas más preocupantes en materia energética para varios mexicanos es la falta de transparencia y la corrupción que se da en Pemex, en el sindicato y en la CFE. La promesa de la reforma para lidiar con este tema está en la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

La promesa es que a través de éste se garantiza el manejo transparente y eficiente de las ganancias.

También se dice que la competencia de otras empresas en nuestro país obligará a estándares mucho más exigentes a favor de la transparencia. Ahí sí no estoy tan segura. Ya hemos visto cómo empresas mundiales se adaptan al modus operandi de cada país. Y el de México hoy es a través de la trampa, los moches y la corrupción. Y a esto se han adaptado quienes llegan de otras latitudes a invertir en México.

El otro tema de preocupación entre la opinión pública es y ha sido la pérdida de soberanía. Si mediante la reforma se logra aumentar la producción de petróleo, gas natural y otros derivados, el resultado es una menor dependencia del exterior y, por ende, mayor soberanía.

Todo esto es el arranque de buenas intenciones si se cumple la reforma a la letra. Al tiempo...

                Twitter: @AnaPOrdorica

Comparte esta entrada

Comentarios