Protegerán a los niños de usos y costumbres

Iniciativa preferente destaca el “interés superior de la niñez”; el objetivo es evitar que menores sean cambiados por animales o bienes, y que los obliguen a contraer nupcias

COMPARTIR 
05/09/2014 05:52 Leticia Robles de la Rosa
En varios estados del país ocurren prácticas de cambiar a los hijos por dotes matrimoniales, pese a ser menores de edad.
En varios estados del país ocurren prácticas de cambiar a los hijos por dotes matrimoniales, pese a ser menores de edad.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de septiembre.- El presidente Enrique Peña Nieto y el Senado apuestan por prohibir que los usos y costumbres de los pueblos indígenas estén por encima de los derechos de la infancia mexicana, a fin de acabar con tradiciones como cambiar menores por animales o bienes materiales, así como erradicar la entrega de niñas y niños para que se casen con mayores de edad, a cambio de beneficios económicos.

Aunque el Senado hará cambios a la iniciativa preferente enviada por el presidente Peña Nieto, en este tema de colocar el interés superior del niño por encima de los usos y costumbres indígenas será de los puntos que se mantendrán en el sentido propuesto por el mandatario.

La iniciativa presidencial preferente para crear la Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que analiza el Senado, precisa que los menores tienen derecho a disfrutar libremente de su lengua, cultura, usos, costumbres, prácticas culturales, religión, recursos y formas específicas de organización social y todos los elementos que constituyan su identidad cultural.

La disposición, contenida en el capítulo referente a los Derechos de la Libertad de Pensamiento, Conciencia, Religión y Cultura, dice que los menores de edad “gozarán de libertad de pensamiento, conciencia, religión y cultura. La Federación, entidades federativas, municipios y las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, en el ámbito de sus respectivas competencias velarán por su observancia.

“Corresponde a quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia de niñas, niños y adolescentes, guiarlos de conformidad con sus creencias religiosas y sus tradiciones culturales, pero en todo caso, éstas no podrán ser tales que dañen o comprometan su integridad física o mental, ni la de terceros”, aclara.

Ordena que las autoridades federales, estatales y municipales, así como del DF y sus demarcaciones, en el ámbito de sus respectivas competencias, deberán establecer políticas tendentes a garantizar la promoción, difusión y protección de la diversidad de las expresiones culturales, regionales y universales, entre niñas, niños y adolescentes.

Pero aclara que “no será limitativo del ejercicio del derecho a la educación, según lo dispuesto en el artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ni del principio de interés superior de la niñez”.

En otro capítulo, la propuesta presidencial advierte que “niñas, niños y adolescentes tienen derecho a la protección contra todas las formas de venta, trata de personas, explotación, abuso, abandono o crueldad”.

También aclara que el interés superior de la niñez es el principio rector, en virtud del cual, el Estado debe tomar las decisiones y realizar las actuaciones para la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Así, en las acciones que realicen las autoridades de los tres niveles de gobierno, se deberá “garantizar el pleno ejercicio a través de los medios idóneos, de los derechos de niña, niños y adolescentes establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; los tratados internacionales, esta Ley y demás disposiciones aplicables”.

Procesarán legislación en 20 días

Las comisiones del Senado fijaron un plazo de 20 días para aprobar la iniciativa preferente del presidente Enrique Peña Nieto para crear la Ley General de Protección a la Niñez.

En conferencia de prensa, las presidentas y presidentes de las seis comisiones que procesarán el dictamen precisaron que será a partir del martes cuando se abran las audiencias con autoridades federales, organismos internacionales, organismos de la sociedad civil, academia y especialistas y autoridades especializadas.

Precisaron que será a más tardar el 25 de septiembre cuando el pleno del Senado conozca el dictamen para su aprobación.

Las presidentas de las comisiones de Derechos de la Niñez y la Adolescencia, Martha García; de Grupos Vulnerables, Hilda Flores; de Derechos Humanos, Angélica de la Peña, y de Igualdad de Género, Diva Gastélum, y los presidentes de Educación, Juan Carlos Romero Hicks, y de Estudios Legislativos Segunda, de Alejandro Encinas, adelantaron que buscan la construcción de Ley General que sea más garantista que asistencialista, y permita la transversalidad efectiva de un instrumento como éste.

“Hoy tenemos al frente una reforma integral, una reforma que en el caso de la Comisión de Igualdad lo celebramos porque es transversal, incluyente y eso lo hace mucho más grande y es en concordancia a las propuestas que el gobierno de la República ha venido presentando”, dijo Diva Gastélum.

Martha García anunció que el proceso de dictaminación comienza el 9 de septiembre, con la instalación de las comisiones en sesión permanente y la realización de dos días de audiencias públicas en las que convocarán a representantes de la administración pública federal, organismos internacionales, organismos de la sociedad civil y representantes del ámbito municipal y estatal; académicos y especialistas, y autoridades especializadas.

Como las senadoras lo habían adelantado a Excélsior, el invitado permanente en todo este proceso será la Unicef; una vez concluida la jornada de audiencias públicas, el 11 de septiembre, se abrirá la etapa de análisis y sistematización que les permita procesar de manera eficiente y oportuna el dictamen.

Alejandro Encinas añadió que fue decisión de todos los presidentes de comisiones que se incluyan las iniciativas que existen en comisiones y en torno a las cuales el Senado había avanzado en la consulta con especialistas.

Comentarios

Lo que pasa en la red