Aconseja órgano autónomo: Gregorio Guerrero Pozas, contralor del INE

Califica de inocente que se quiera combatir la corrupción con manuales. Proyecta crear un órgano nacional autónomo, así como un tribunal

COMPARTIR 
03/09/2014 05:55 Aurora Zepeda
El contralor del INE dice que 25% de las empresas en el país dice, según un estudio, que se les ha pedido alguna dádiva.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de septiembre.- El actual contralor del INE, Gregorio Guerrero Pozas, subrayó que querer combatir la corrupción con “manuales” es “una cosa muy inocente”, y por lo tanto se pronuncia por un combate frontal a este flagelo, desde una autoridad nacional que concentre las funciones fragmentadas actuales de la Secretaría de la Función Pública, los órganos de control internos y de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), con el agregado de que tenga facultades para sancionar administrativa y penalmente.

En adición, se tendría que crear un Tribunal Anticorrupción como última instancia para resolver las quejas en la materia.

Quién vigila los pesos y centavos en el Instituto Nacional Electoral y antes en el IFE, subraya que es la “impunidad” la principal causa de la corrupción en México y que cómo un “cáncer” de la sociedad, sería muy difícil de extirpar, pero sí podría disminuirse.

¿Cuáles son las causas  de la corrupción en México?

Las causas son varias, este es un asunto multifactorial, es problema de educación, es problema económico, es problema social, es problema judicial es problema de idiosincrasia, realmente ahí se mezclan muchos asuntos que tienen que ver con la forma en que se da la corrupción en nuestro país, sin embargo, yo quisiera enfocar este asunto a la parte que el gobierno o que siento que el gobierno tiene la obligación de resolver. Yo creo que la mayor causa de la corrupción en México es precisamente la impunidad y yo creo que lamentablemente el gobierno no ha tenido la oportunidad de dotar a las instituciones de las herramientas necesarias para que cumplan con esta parte tan importante que realmente es un flagelo que tiene nuestro país. En primer lugar el gobierno tiene una participación muy importante en el Producto Interno Bruto. Según el Centro de Estudios de Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2014 un poco más de cuatro billones de pesos, representa 25% del PIB, esto quiere decir que el gobierno tiene una gran participación en la economía y en lo que se tiene que hacer para combatir la corrupción. Otra de las situaciones es que las instituciones que se han dedicado al combate a la corrupción no han tenido las herramientas necesarias para resolverlo satisfactoriamente.

¿Quiénes participan en la cadena de corrupción, ciudadano, empresarios, gobiernos?

Participan todos. Para hacer un mal negocio en el gobierno, para hacer un “buen negocio”, obviamente se necesita la participación de un empresario o de un funcionario público, también las personas que a diario van a hacer algún trámite del gobierno también participan en la cadena de situaciones que se presentan y que en todo caso alientan el fenómeno de la corrupción, desde llegar a hacer  un trámite y ofrecer dinero a la persona que lo va a hacer, pedir una determinada compensación, desde luego ya ahí ya se está dando una corrupción, aunque sea en términos de cantidades menores, ya está ahí el inicio de un acto de corrupción y ya no se diga cuándo participan empresas muy grandes, que a veces la manipulación en las licitaciones,  que a veces ya el establecimiento de bases para una licitación puede ir muy enfocada para determinado contratista, para determinado proveedor, entonces la participación realmente es de todas las personas y de la propia sociedad y de los funcionarios públicos pero yo ahí si insistiría en que el gobierno tiene la obligación de que los mecanismos que se puedan crear para el combate sean los más idóneos los más adecuados.

Golpe a las finanzas

¿Cuánto se pierde con la corrupción?

Los datos son muy variables y yo creo que es muy difícil la determinación, digamos, muy cercana a la realidad o muy cercana a cantidad de lo que puede ser. Tenemos diversos datos, por ejemplo el Consejo Coordinador Empresarial habla de que la corrupción es el doble de los ingresos que tiene el narcotráfico, ese es un dato muy importante. Por otro lado, en un estudio que recientemente presentó Price Water House, habla de que las empresas encuestadas 47% de ellas dice que el mayor riesgo para que los negocios se den adecuadamente  o ya funcionando, 47% de esas empresas dicen que el riesgo mayor es la corrupción. El 25% de las empresas  también habla de que se les ha pedido alguna dádiva cuando quieren hacer alguna contratación con el gobierno y el 33% también de las empresas, mencionan que han perdido negocios con el gobierno porque su competidor si dio alguna dádiva. También el INEGI dice que 75% de la gente encuestada afirma que la corrupción está muy arraigada en municipios, en el estado y en la propia federación.

¿Cuáles serían las soluciones? Sé que tiene una propuesta para bajar los índices de corrupción del país.

Diría que los órganos de fiscalización, la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación, tiene muy buenas herramientas y muy buenos elementos con gran experiencia para hacer la parte de investigación y las auditorías que tienen que ver con el combate a la corrupción, pero lamentablemente las facultades que tienen no llegan más allá, ellos ya no tienen facultades de una acción penal, facultades a veces para  llevar a cabo de manera efectiva el cobro de los resarcimientos que logran ellos a través de sus investigaciones o luego tienen que dar cuenta a otras instituciones del trabajo elaborado, de la documentación con la que han investigado sus datos sus hallazgos y tienen que pasarlos a otra institución totalmente diferente, entonces desde mi punto de vista esta fragmentación o que el trabajo lo haga cada una de estas instituciones no logra pues que una sola institución tenga toda la información conveniente para llevar a cabo ese trabajo. Por eso, yo he pensado que un órgano anticorrupción pudiera formarse pero  con toda las facultades, y este en todo caso sería mi propuesta, crear un Órgano Nacional Anticorrupción, precisamente para una estrategia muy efectiva al combate a la corrupción y esto tendría que ir acompañado con una Ley General anticorrupción y también yo propondría un Tribunal anticorrupción del Poder Judicial de la Federación, una cosa como ocurre en el INE, el INE como tal que es administrativo y la que hace investigaciones, y la que atiende quejas y todo eso y posteriormente, si hay  inconformidades se van al Tribunal.

¿Por qué existe la percepción de que no se castiga a los funcionarios corruptos ni a los empresarios corruptos ni a los ciudadanos corruptos?

Creo que no sólo es percepción, lo que pasa es que, efectivamente, no existen las sanciones a que se hacen acreedoras las personas, un poco remitiéndome a la pregunta primera, de cuál es la problemática detrás de todo esto. Yo en algunos debates que he tenido con mis compañeros que también se dedican a fiscalización, hemos hablado de este punto y yo he criticado mucho que se hable de que los órganos de control deben ser mucho más preventivos, yo creo que el combate a la corrupción debe hacerse de manera frontal, yo he dicho en otras ocasiones que el pensar que la corrupción puede combatirse a través de manuales, pues es una cosa muy inocente, debe haber combate real que ponga ejemplos para que la gente sepa que se está haciendo algo y que les puede pasar lo mismo si ellos no actúan como debe de ser. Si empezamos a hacer un trabajo duro de fiscalización, la gente empezaría a pensarlo con más tiempo, y creo que ya no habría tanto aliento para poder llevarlo a cabo.

¿Cuál es la responsabilidad del ciudadano en el combate a la corrupción?

El ciudadano fundamentalmente debe de cumplir con las leyes, pero también debe hacer denuncias. Yo creo que la ciudadanía pudiera organizarse de una manera más contundente y hacer denuncias porque las denuncias ayudan mucho para el trabajo de fiscalización. Personalmente, me han llegado denuncias y al hacer las investigaciones, si tienen materia, y a través de esas denuncias hemos podido lograr algunos datos o algunos hallazgos que de ser trabajos directos del área de teoría no los hubiéramos conseguido. Pero también es cierto que se hacen denuncias sin ningún sentido, que a veces parecen chismes o vendettas, en contra de otras personas, aquí sí creo que la sociedad debe ser muy responsable de que cuando haga ese tipo de denuncias si tengan una base, tengan un sustento que realmente le sirva a la entidad de fiscalización para poder llevar a cabo una investigación adecuada.

¿Por qué es un cáncer difícil de extirpar, hay cura?

Tanto como hablar de cura, si se me hace que sería difícil; sería una tratamiento que nos iría llevando a disminuir paulatinamente la corrupción y como te decía si empiezas a poner ejemplos y mandar el mensaje a la gente que si no hace bien su trabajo si no cumple con la norma, si no cumple con la ley, si está haciendo actos inapropiados, algo le puede pasar por eso, todos los demás lo saben y entonces ya el quererlos llevar a cabo pues obviamente no le resultaría tan fácil  o hacerlo de una forma muy directa porque saben que algo les puede pasar, entonces yo sí creo que, cómo hablar de parar el cáncer se me hace un poco difícil, pero yo sí creo que debemos empezar a hacer algo y ya, porque al estar pensando que es un problema multifactorial no debemos hacer nada pues estamos retrasando una solución de una cosa que si está ofendiendo terriblemente a la sociedad.

Propone instancia colegiada con 5 comisionados

En la propuesta del contralor del INE, Gregorio Guerrero Pozas, sobre el combate a la corrupción, destacan las atribuciones generales que pudiera tener el Órgano Nacional Anticorrupción.

Sería un  órgano constitucional autónomo, colegiado con cinco comisionados, escalonados, designados por el Poder Legislativo, que absorbería  las funciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y las contralorías de la Secretaría de la Función Pública (SFP). Tendría la responsabilidad de designar a los  contralores de las dependencias por concurso.

“Aquí una cosa, en las modificaciones que se han venido haciendo, a mí no me parece conveniente que ahorita los titulares de los órganos de control los nombran los propios titulares de las instituciones y obviamente si el trabajo no está a gusto de la cabeza de la institución los pueden quitar”,  explicó el contralor Guerrero.

El funcionario del INE agregó que el Órgano Nacional Anticorrupción estaría dotado de un régimen sancionador, administrativo y penal para castigar tanto responsabilidades administrativas de los servidores públicos, como actos de corrupción, y con esto tener “completo el paquete”, llevar a cabo fiscalización, el análisis de las situación patrimonial de los servidores públicos y hacer las investigaciones de corrupción, así como la resolución de las mismas.

En adición, así como el INE es vigilado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se tendría que crear un Tribunal Anticorrupción, especializado en el tema, que constaría de cinco magistrados, designados escalonadamente por el Senado, y sería la única y última instancia para conocer y determinar la procedencia de resoluciones del Órgano Nacional Anticorrupción y sería la única vía de impugnación sobre las resoluciones del Órgano.

“Ahora también es obvio que se debe concretar una Ley General Anticorrupción para determinar que conductas deben ser consideradas como actos de corrupción, sanciones a servidores y particulares, atribuciones del Órgano Nacional,  figuras jurídicas preventivas de delitos de corrupción, embargo precautorio, cateo y congelamiento de cuentas, entre otros.

Comentarios

Lo que pasa en la red