México relanzó agenda sobre la política exterior

La difusión de las reformas fue prioritaria para el gobierno federal; fue un año de recuperación de relaciones con países con los que gobiernos panistas se alejaron

COMPARTIR 
01/09/2014 05:59 Iván E. Saldaña
A Estados Unidos este gobierno de México le ha hecho algunos reclamos, como lo es el caso de la ejecución del mexicano Édgar Tamayo y otros más.

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de septiembre.- Al inicio de su segundo año de gobierno, la primera tarea que giró la administración del presidente Enrique Peña Nieto –en la XXV Reunión de Embajadores y Cónsules de México– fue difundir “a detalle” las aprobadas reformas estructurales del país, aunque para entonces, en algunas de ellas, faltaban sus leyes secundarias.

Parte de dicha tarea ya la había emprendido el Presidente de México y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) durante sus giras por el mundo y en los encuentros de jefes de Estado y de gobierno, entre cancilleres y ministros de otros países, sobre todo en los últimos meses de 2013 y hasta lo que va de 2014.

Sin embargo, con las visitas y encuentros también se aprovechó para reafirmar el “relanzamiento de las relaciones” siguiendo la línea de 2013 con Estados donde la relación bilateral con México se había distanciado o “fracturado” por distintas razones en la o las pasadas administraciones presidenciales. Tal fue el caso de Francia, Venezuela, China y Cuba.

Con Francia, la relación se fracturó por el caso de Florence Cassez y se consolidó positivamente en abril de este año con la visita del mandatario galo François Hollande; con Venezuela, durante su visita a nuestro país en noviembre 2013, el canciller Elías Jaua resaltó una renovada relación y destacó el designio del nuevo embajador mexicano en la misión diplomática de su país.

Los problemas que orillaron a China y México a un enfriamiento en tiempos de Felipe Calderón se dejaron de lado con los últimos encuentros de sus presidentes en territorio chino, mexicano y en foros; mientras tanto, en enero 2014 se reafirmaron lazos históricos con Cuba, tras la reunión de Peña y Castro en la isla.

En el terreno multilateral México aprovechó ser “una nación de múltiples pertenencias”, y procuró intensificar la agenda con Norteamérica en la Cumbre de Líderes de la región, a la que asistieron los mandatarios Barack Obama (Estados Unidos), Stephen Harper (Canadá) y Enrique Peña Nieto para impulsar iniciativas enfocadas en la mejora de la competitividad del bloque en el mundo. Hubo espacio para reuniones bilaterales.

También buscó retomar el “liderazgo” y la presencia en los países de América Latina y el Caribe, mediante foros y cumbres celebrados en territorio nacional, o bien, en otros países, como fue la Alianza del Pacífico y las cumbres Caricom y la Asociación de Estados del Caribe.

De septiembre 2013 a septiembre 2014 fue el año en que se sentaron las bases para acciones directas de acrecentar el diálogo político con el Medio Oriente, como es un eventual Tratado de Libre Comercio con Jordania, después de que se mantuviera una escasa presencia en la región; se prosiguió el incremento del diálogo político con Asia, particularmente con Japón, Corea del Sur y China, labor que ya había iniciado desde el primer año de Peña Nieto.

Con Europa se mantuvo una agenda de giras al continente o visitas al país en carácter oficial, de Estado o trabajo de alto nivel entre representantes de países, principalmente de España, Italia, Portugal y la Santa Sede, entre otros.

Destaca el seguimiento a los compromisos internacionales que México mantiene en cuestión de paz, derechos humanos y de cooperación internacional ante la Organización de la Naciones Unidas (ONU) bajo la enmienda de ser “un actor con responsabilidad global”.

Entre ello, el gobierno de la República se dice comprometido a cumplir con 85% de indicadores de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio 2015; empero, también reconoce que no llegará a la meta de disminuir la mortalidad materna e infantil, las emisiones contaminantes y la deforestación, entre otros.

Del inicio de la administración de Enrique Peña Nieto al 5 de agosto de 2014, México había recibió 60 visitas de jefes de Estado, de gobierno y gobiernos locales, además de 59 cancilleres de todo el mundo.

Para sus primeros 18 meses en la dirigencia del gobierno de México, Enrique Peña Nieto realizó 23 giras internacionales a tres continentes y participó en 12 foros multilaterales, incluidas las cumbres del G-8 y del G-20.

Además, ha sostenido más de 180 encuentros bilaterales con jefes de Estado y de gobierno, dignatarios, reyes y príncipes, entre los que destacan las dos reuniones con Barack Obama, presidente de Estados Unidos; con el papa Francisco; dos reuniones con el presidente de China, Xi Jinping, y otra con Raúl Castro, de Cuba.

En tanto, el titular de la SRE, José Antonio Meade Kuribreña, realizó en el mismo periodo 57 giras internacionales (42% de ellas a América Latina y el Caribe).

Priorizan difusión de reformas

Los dos secretarios a cargo de la política interna y hacia el exterior de México, Miguel Ángel Osorio Chong (de Gobernación) y José Antonio Meade Kuribreña (de Relaciones Exteriores) se encargaron de dictar personalmente la instrucción de difundir las reformas estructurales hasta el último rincón del mundo a los 143 representantes convocados en la XXV Reunión de Embajadores y Cónsules de México.

El 6 de enero, durante la inauguración de la reunión de diplomáticos en la Cancillería, José Antonio Meade dijo en su discurso: “Tenemos tareas importantes para 2014. Tenemos que trabajar en difundir las reformas en marcha y buscar nuevas oportunidades”.

Acorde con la clara estrategia del gobierno en turno por cambiar la imagen de la violencia y desigualdad de México, un día antes del magno evento, en entrevista con Pascal Beltrán del Río para este diario, Meade resaltó que México se está transformando y que sus representantes –muchos de ellos renovados en su cargo durante 2013– deben ser el “espejo de las prioridades que tenemos en materia interna”.

En conferencia, el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo en referencia al cambio de imagen del país que busca el gobierno mexicano que “el tema no es ocultar la información, sino decir exactamente cómo están las cosas. Hay un flujo importante de inversiones, eso es lo que debemos de ver y que será más grande con las reformas estructurales”, declaró.

SRE enfrenta crisis por niños

Cinco países tienen que afrontar problemática de atender a los menores que van a EU.

La administración del presidente Enrique Peña Nieto afrontó un problema de años pero que, durante en los últimos meses se acrecentó al borde de ser calificado como una “crisis humanitaria”: la migración infantil. Con testimonios y estadísticas se evidenciaron los malos tratos, enfermedades y riesgos a los que son expuestos.

A raíz de las cifras de autoridades del gobierno de Estados Unidos en las que señalaron el aumento del tránsito migratorio y, con ello, la detención de 52 mil indocumentados menores de edad entre octubre 2013 y junio 2014, nuevamente se puso en la agenda internacional la crisis migratoria.

En reuniones –no todas en conjunto–, los cinco países que enfrentan esta problemática (Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras y Guatemala) convinieron en establecer líneas de acción sin margen de tiempo para evitar las consecuencias del desplazamiento.

En junio pasado arrancó la expedición de tarjetas de Visitante Regional para que tanto hondureños y guatemaltecos puedan ingresar al país de manera regular; tan sólo en agosto se expidieron alrededor de 10 mil documentos.

Según datos de la Secretaría de Gobernación (Segob) publicados el 26 de agosto, en 30 días se ha brindado el retorno asistido a seis mil personas provenientes de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Como su primera estrategia oficial, el pasado 8 de julio el gobierno federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la creación de la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, a cargo del comisionado Humberto Mayans Canabal.

El 25 de agosto Mayans dio a conocer una nueva estrategia basada en tres líneas de acción: evitar que los migrantes suban al tren La Bestia para garantizar su integridad, el desarrollo de estrategias para darles seguridad y protección, así como “combatir y erradicar a los grupos criminales que vulneran sus derechos”.

En declaraciones a finales de junio, el canciller José Antonio Meade señaló que existen dos dimensiones de este desplazamiento, la de las personas migrantes mexicanas no acompañadas y la de los niños centroamericanos que viajan en la misma circunstancia.

En ambos casos, dijo, “la diplomacia mexicana actúa de forma activa y permanente en la atención de ese fenómeno”. Informó que México será parte y sede de una conferencia regional de migración en 2015.

Los trabajos realizados por el titular de la SRE consistieron en la búsqueda de diálogo con funcionarios de Estados Unidos y Centroamérica.

El subsecretario para América del Norte de la dependencia federal, Sergio Alcocer Martínez, aseguró a principios de agosto que en el último bimestre la tasa de migración infantil disminuyó en 10 por ciento gracias a los trabajos de cooperación entre gobiernos de México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y El Salvador.

En varios testimonios de funcionarios tanto locales como extranjeros aseguraron que el creciente número de los niños que viajan solos para llegar a suelo estadunidense se debió a principalmente dos factores: la inseguridad que viven en sus lugares de origen y a los engaños por parte del crimen organizado.

El aumento de los menores no acompañados es parte del legado no atendido del expresidente Felipe Calderón y que dejó a esta administración, pues desde 2011 la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió un documento de varias ONG que advirtieron del aumento desmedido de los infantes no acompañados hacia el país del norte.

“Un considerable número de los migrantes que han sido víctimas de distintos delitos y violaciones a los derechos humanos en México eran niños, niñas y adolescentes no acompañados”, señaló el informe de Derechos humanos de los migrantes y otras personas en el contexto de la movilidad humana en México.

En ese mismo informe, resaltan los delitos a los que se exponen en México tanto niños como adultos indocumentados: el secuestro, la extorsión, explotación sexual, trata de personas, desaparición forzada y el asesinato.

Relación

Conflictos en materia de política exterior:

  • México pide explicación a Venezuela por derribo en su territorio de avioneta mexicana (11 de noviembre 2013).
  • Manifiesta su rechazo por espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de EU (2 de febrero 2014).
  • El gobierno federal reitera su rechazo por ejecución del mexicano Édgar Tamayo en EU (22 de enero 2014).
  • México reitera su inconformidad a EU por ejecución en Texas (09 de abril 2014).

Comentarios

Lo que pasa en la red