Con las reformas, 48% más petróleo; análisis de Estados Unidos sobre México

La Administración de Información de Energía de EU calcula que México producirá 3.7 millones de barriles diarios en 26 años

COMPARTIR 
28/08/2014 06:06 Nayeli González

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de agosto.- Con la apertura energética, la producción de petróleo en México se incrementará 48% en 26 años, cuando se registren 3.7 millones de barriles diarios,  de acuerdo con cálculos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés).

A partir de la Reforma Energética, se prevé una mayor inversión privada en el sector, gracias a los atractivos incentivos que incorporan los esquemas de contratación”, expuso la dependencia estadunidense en un análisis preliminar.

Al cierre de 2013, Pemex reportó 2.5 millones de barriles al día en promedio. La EIA pronostica que la producción en México para el año 2020 se estabilizará  a 2.9 millones de barriles diarios y se incrementará a 3.7 millones en 2040.

Datos históricos de Pemex indican que en 1990 hubo una explotación promedio de dos millones 548 mil barriles de crudo con un crecimiento hasta 2004, cuando se registró la cifra más alta, con tres millones 383 mil barriles; desde entonces la empresa ha mantenido una reducción constante, la cual al cierre del año pasado alcanzó los niveles más bajos de los últimos 24 años.

El pronóstico “es resultado de un cambio en la forma en que se llevaba la administración del petróleo de la nación”, mencionó la EIA en el reporte que publicará en septiembre.

 

Subirá 48% la producción de crudo

En 26 años, México alcanzará una producción de petróleo de 3.7 millones de barriles por día, de acuerdo a estimaciones de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), lo cual representará un incremento de 48 por ciento en comparación a los 2.5 millones que actualmente produce Petróleos Mexicanos (Pemex).

Según el organismo estadunidense, la mencionada cifra obedecerá a los resultados que se esperan de la aprobación de la Reforma Energética y el ingreso de la iniciativa privada, tanto nacional como internacional, al sector petrolero mexicano.

La EIA pronostica que la producción en México para 2020 se estabilizará  a 2.9 millones de barriles al día, y se incrementará a 3.7 millones de barriles diarios en 2040.

Este incremento en el pronóstico de la producción es resultado de un cambio profundo en la forma en que se llevaba la administración del petróleo de la nación, pues han concluido 75 años de monopolio estatal para la extracción del petróleo”, señala.

Ya no caerá la producción

Cabe mencionar que los datos históricos de Pemex, señalan que en 1990 se registraba una explotación promedio de dos millones 548 mil barriles de crudo con una crecimiento constante hasta 2004, año en el que se registró la cifra más alta de producción con tres millones 383 mil barriles.

Sin embargo, desde entonces la empresa ha mantenido una reducción constante sin que se logre revertir esta tendencia.

Por ello, de alcanzarse los resultados de la reforma como lo prevé la EIA, México habrá superado la constante caída en su explotación de crudo, la cual al cierre del año pasado alcanzó los niveles más bajos de los últimos 24 años, lo que al mismo tiempo ha venido afectando la generación de ingresos por la exportación de hidrocrburos.

En su reporte 2013, International Energy Outlook (IEO), el organismo pronosticó  que la producción del petróleo y del gas nacional mantendría una disminución constante, por lo que a 2025 la cifra apenas ascendería a 1.8 millones de barriles.

Por ello, considera que en el reporte que será publicado en septiembre éste eleva  en 75 por ciento la producción, en comparación a su previsión del análisis del año pasado.

Sin embargo, al comparar la cifra que espera la administración estadunidense hacia 2040 por tres millones 700 mil barriles de producción diaria en México, ésta representa un aumento de 48 por ciento frente a los dos millones 522 mil barriles que alcanzó Pemex en 2013.

Aumento por la
incursión de la IP

Esta cifra podrá alcanzarse ante la integración operativa de las empresas privadas que incursionarán en el sector petrolero nacional, mediante la Ronda Uno y posteriores concursos de licitación para realizar trabajos de exploración y explotación del sector.

“A partir de la Reforma Energética, se prevé una mayor inversión privada en el sector, gracias a los atractivos incentivos que incorporan los esquemas de contratación, como es el caso de la producción compartida, utilidades compartidas y licencias”, dijo.

En un reporte preliminar, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos advierte que la modalidad de contratos por licencia se otorgarán para el desarrollo de proyectos de alto riesgo, y que requieren de importantes capitales, así como tecnología de punta, como es el caso de los campos en aguas profundas del Golfo de México.

Considera que cualquier otra modalidad de contrato, como el de utilidad compartida, es decir, donde existe el reparto de los beneficios, serán otorgados en proyectos terrestres o aguas someras.

A pesar del escenario positivo e idóneo para el sector de hidrocarburos, no se deben subestimar y minimizar las complejidades y dificultades que dicha reforma conlleva”, agregó.

El reporte destaca que los nuevos esquemas se otorgarán a aquellos proyectos intensivos en capital y de alto riesgo que requieren de tecnología avanzada, como la extracción en aguas profundas.

Vale señalar que estos datos son preliminares del reporte International Energy Outlook  2014, de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos dará a conocer el próximo mes, y donde se prevén cambios profundos al alza en las estimaciones de producción petrolera de México y en el flujo de inversión en el sector, gracias a la Reforma Energética.

En Estados Unidos los inventarios de petróleo cayeron más de lo esperado la semana pasada, ante un mayor procesamiento en las refinerías, mientras que los de gasolina también bajaron y los de destilados subieron, según otro reporte de la gubernamental Administración de Información de Energía.

   Los inventarios de crudo cayeron en 2.1 millones de barriles en la semana al 22 de agosto, a 360.5 millones, frente a las expectativas de analistas de un declive de 1.3 millones de barriles, dijo la EIA.

Relacionadas

Comentarios