Coras acuden ante CIDH para tratar de frenar hidroeléctrica

De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, la construcción de la hidroeléctrica reduciría el caudal del río, lo que afectaría a 20 comunidades

COMPARTIR 
21/08/2014 08:23 Ernesto Méndez
De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, la construcción de la hidroeléctrica reduciría el caudal del río, lo que afectaría a 20 comunidades.
De acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, la construcción de la hidroeléctrica reduciría el caudal del río, lo que afectaría a 20 comunidades.

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto.- Organizaciones ambientales y comunitarias alertaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y a Relatores Especiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que la construcción de la hidroeléctrica "Las Cruces" en Nayarit, violaría las garantías individuales de pueblos indígenas y comunidades ribereñas.

A punto de que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tome una decisión sobre la Manifestación de Impacto Ambiental de esta megaobra de más de ocho mil millones de pesos, integrantes del Consejo Indígena Náyeri se reunieron con comisionados de la CIDH para denunciar que el proyecto implica el desalojo forzoso de habitantes de territorios indígenas y la desaparición de 14 sitios sagrados y ceremoniales del pueblo Cora y Huichol.

Explicaron que la hidroeléctrica que impulsa la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sobre el río San Pedro Mezquital vulneraría los derechos humanos a la vivienda adecuada, al agua, a los medios de subsistencia, a la cultura y a la educación.

A través de un comunicado de prensa, la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) recordó que estos mismos argumentos se plantearon en la alerta enviada el pasado mes de marzo a Relatores Especiales de Naciones Unidas, donde se resalta que las comunidades indígenas Cora, Huichol, Tepehuana y Mexicanera nunca fueron consultadas sobre "Las Cruces" en los términos que establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Solicitamos a los Relatores instar al Estado mexicano a garantizar los derechos a la información y la participación, consulta y consentimiento, a la alimentación, al agua potable y saneamiento y al disfrute de un medio ambiente sin riesgos, limpio, saludable y sostenible de los pueblos indígenas y comunidades ribereñas del río San Pedro Mezquital", indicó Sandra Moguel, abogada de AIDA.

De acuerdo con las organizaciones de la sociedad civil, la construcción de la hidroeléctrica en Nayarit reduciría el caudal del río, lo que afectaría a 20 comunidades dedicadas a la agricultura, ganadería, pesca, ostricultura y otras actividades económicas en la región.

La hidroeléctrica retendría el 90 por ciento de los sedimentos que alimentan la actividad agrícola y pesquera en Marismas Nacionales, humedal protegido a nivel internacional y que también depende del caudal para sobrevivir", advirtió Ernesto Bolado, director de SuMar, Voces por la Naturaleza.

Las agrupaciones ambientales y comunitarias dijeron que esperan que la Semarnat considere los argumentos científicos y legales en contra de la hidroeléctrica Las Cruces para rechazar el proyecto que afectaría poco más de 10 mil hectáreas.

jpg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red