Apertura temporal en la frontera sur; México pone en marcha programa para migrantes

Indocumentados podrán estar en el país sólo por tres días en municipios vecinos a Guatemala

COMPARTIR 
08/07/2014 06:11 Enrique Sánchez/ Enviado

CATZAJÁ, Chis. 8 de julio.- El presidente Enrique Peña Nieto puso en marcha el programa Frontera Sur para proteger y salvaguardar los derechos de los migrantes que ingresan a México y para ordenar los cruces internacionales.

Acompañado por Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; por Manuel Velasco,  gobernador de Chiapas, entre otros funcionarios mexicanos, y por Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, Peña Nieto explicó los cinco ejes del programa: Guatemaltecos y beliceños podrán estar hasta 72 horas en el país por cada cruce que hagan y mediante una tarjeta de Trabajador Fronterizo podrán laborar en Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

Se transformarán los cinco puntos de revisión aduanales en Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo, se reforzará la protección social y de salud para los indocumentados, operará un mecanismo especial para niños migrantes que viajan solos y se creará la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur.

Peña advirtió que se redoblarán esfuerzos contra el crimen organizado que acecha a migrantes.

México ordenará  flujo migratorio

El gobierno mexicano entregará tarjetas de Trabajadores Fronterizos y Visitantes Regionales a ciudadanos de Guatemala y Belice.

Bajo la premisa de que la actual crisis humanitaria de migración, que envuelve principalmente a menores de edad centroamericanos, debe ser resuelta de manera integral y con responsabilidad por parte de las naciones que están involucradas, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, puso en marcha el programa Frontera Sur.

El plan  tiene dos objetivos fundamentales: ordenar los cruces fronterizos de migrantes hacia nuestro país para incrementar el desarrollo y la seguridad en la región, así como proteger y salvaguardar sus derechos humanos durante su estancia.

Acompañado del mandatario de Guatemala, Otto Pérez Molina, Peña Nieto señaló que en este tema las naciones deben mostrar su voluntad política para trabajar de manera coordinada en el desafío que marca hoy el fenómeno migratorio.

“En el pasado, los países centroamericanos y México trabajamos juntos por acabar con los conflictos armados y traer paz a la región.

“Si fuimos capaces de superar aquel desafío, hoy estoy seguro de que también podremos mejorar las condiciones de la migración regional”, afirmó.

En el Punto Interno de Inspección Integral ubicado en el municipio de Catazajá, en Chiapas, el jefe del Ejecutivo federal detalló el paquete de cinco medidas que contempla este programa:

La primera es instaurar un paso formal y ordenado a través de la entrega de tarjetas de Trabajadores Fronterizos y Visitantes Regionales a ciudadanos de Guatemala y Belice, en una primera etapa y más tarde pudiera extenderse a hondureños y salvadoreños.

Los visitantes podrán permanecer hasta 72 horas por cada cruce fronterizo que realicen.

En el caso del documento para trabajar permitirá que las personas desarrollen su actividad económica en 81 municipios de las cuatro entidades limítrofes con la frontera, como son Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

“Esta medida permitirá dar certidumbre a la estancia temporal de los migrantes, favorecerá la convivencia entre los habitantes de nuestros países y fortalecerá los intercambios de información entre autoridades.

“A fin de que su paso por nuestro territorio sea ordenado y seguro, los agentes del Instituto Nacional de Migración y todas las demás autoridades habrán de velar por el absoluto respeto a los derechos de los portadores de esta tarjeta”, precisó el presidente mexicano.

Una segunda acción será la seguridad para los migrantes, a partir de la mejora en la infraestructura con que se cuenta, por ejemplo, se transformarán los cinco puntos de revisión aduanales en Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo, donde habrá presencia de servidores públicos del Instituto Nacional de Migración, del SAT, de la Secretaría de Salud, del Sistema Nacional DIF y de Sagarpa. También, habrá elementos de la Sedena, Marina y de la Policía Federal.

Flanqueado por los gobernadores Manuel Velasco, de Chiapas; Arturo Núñez, de Tabasco; Roberto Borge, de Quintana Roo, y Fernando Ortega, de Campeche, el presidente Peña Nieto advirtió que se redoblarán esfuerzos para combatir a las bandas del crimen organizado que “han atacado y lastimado de manera sistemática a la población migrante y a los habitantes de la región”. 

Una tercera acción tiene que ver con reforzar la protección social y de salud para aquellos migrantes, en particular menores de edad, que sean detectados en territorio nacional.

En cuanto a la cuarta línea de acción, corresponsabilidad regional, México se compromete a asegurar la puesta en marcha del mecanismo especial para la atención de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, en el que también participan El Salvador, Estados Unidos, Guatemala y Honduras.

La quinta estrategia de este programa fronterizo contempla la creación de la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur, que dependerá de la Secretaría de Gobernación y su titular será designado por Miguel Ángel Osorio Chong.

“No a los muros; sí a la unión”

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, reconoció los retos que significan para ellos como autoridades el frenar la migración a través de mejores políticas de empleo y de trabajo conjunto, como el que se muestra a partir del Programa Frontera Sur. 

“Con este importante ordenamiento de flujos migratorios, México no sólo fortalece su seguridad y la de la región, sino que da un claro ejemplo de un modelo migratorio exitoso.

“Y aquí quiero resaltar la visión del presidente Enrique Peña Nieto, que en lugar de estar poniendo muros, obstáculos y dificultades, lo que hace es tener una visión de unión”, resaltó.

Señaló que el Programa Frontera Sur percibe una región con desarrollo y prosperidad, donde en el marco de una cultura de legalidad, “podamos convivir con la tradición y la historia, permitiendo una mayor agilidad en el intercambio del turismo y el comercio, fortaleciendo las relaciones de amistad y cooperación entre dos pueblos hermanos, el pueblo mexicano y el pueblo guatemalteco”.

Pérez Molina resaltó que con estas acciones México se convierte en un ejemplo de cómo se pueden mejorar el trato a los migrantes y las relaciones entre dos pueblos que tradicionalmente han sido hermanos.

Los dos mandatarios hicieron entrega de 10 tarjetas de Trabajador Fronterizo y cinco tarjetas de Visitantes Regionales a ciudadanos guatemaltecos.

El guatemalteco además se dijo consciente de que el surgimiento de la crisis humanitaria generada en la región por la migración, en particular la de los niños, niñas y adolescentes no acompañados, impacta fuertemente a México y los países centroamericanos.

Osorio garantiza derechos a centroamericanos

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, informó que a partir del diagnóstico sobre la situación que enfrentan los migrantes en México es que se han aplicado diversas acciones en su favor.

Dijo que en el caso de la frontera sur la migración de tránsito y la complejidad geográfica, han demandado soluciones para garantizar la seguridad, legalidad y los derechos de quienes se internan a nuestro país.

Durante 2013 ingresaron unos 250 mil personas por cruces informales, 41 por ciento de ellos tenían como origen Guatemala, 32 por ciento Honduras y 19 por ciento  El Salvador, detalló el funcionario.

Ante este fenómeno, lo que se ha hecho es trabajar en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, así como institucionales como es el caso de agencias de Naciones Unidas para capacitar a servidores públicos.

“En lo que va de este año hemos atendido a cerca de 11 mil niñas y niños, adolescentes migrantes. De ellos, más de la mitad se encontraba en condición de no acompañados”, puntualizó.

Por su parte, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, dijo que la entidad es la puerta más grande que tiene México hacia Centroamérica con sus mil 200 kilómetros de frontera.

“Por eso agradecemos que sea aquí donde se concentren los esfuerzos en este lugar para que los migrantes reciban un trato digno, para que su camino sea más seguro, pero, sobre todo, para que sus derechos humanos sean respetados”.

Aseguró que este programa vendrá a dar protección a cerca de un millón y medio de migrantes que cada año cruzan por dicha frontera.

Velasco Coello afirmó que las tarjetas de Visitante Regional y Trabajador Fronterizo son documentos que protegerán, pero sobre todo “sacarán de la oscuridad en que antes se movía en su tránsito por el estado de Chiapas, lo que muchas veces era causa de que los migrantes corrieran peligros ante el crimen organizado y las bandas de trata de personas, que es el segundo delito más lucrativo a nivel mundial”, advirtió.

En el evento estuvieron presentes los secretarios de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade; de Salud, Mercedes Juan; de la Defensa, Salvador Cienfuegos, y el almirante Vidal Francisco Soberón, secretario de Marina.

De igual modo, asistieron los titulares de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, y de Sedesol, Rosario Robles.

Relacionadas

Comentarios