Alista Senado renovación de tribunales electorales

Emiten la convocatoria para integrarlos en 18 entidades

COMPARTIR 
06/07/2014 04:21 Leticia Robles de la Rosa
El proceso para integrar a los tribunales electorales estatales será exclusivo del Senado de la República. Foto: Eduardo Jimenez/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio.- El Senado abrió el proceso de integración de los tribunales electorales de los estados, a los cuales no podrán acceder especialistas que tengan amistad, lazos de familia o de trabajo con los gobernadores de las entidades donde trabajarán, amén de que sus cargos no serán parte del Poder Judicial de las entidades donde serán árbitros de las contiendas electorales.

Ayer, el Senado emitió la convocatoria para la renovación de los tribunales electorales de Baja California Sur, Campeche, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán.

De acuerdo con las nuevas reglas electorales, los tribunales estatales en materia electoral serán una especie de islas federales, pues además de que no pertenecerán al Poder Judicial Estatal, para evitar influencia de otras instancias judiciales, los gobernadores no tendrán injerencia en el nombramiento de sus magistrados, incluso tendrán obs-táculos para evitar que intenten colar a los suyos.

Así como en el proceso de selección de los consejeros electorales estatales sólo pueden participar organizaciones sociales y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), en el caso de los tribunales electorales estatales, que ahora son denominados “autoridades electorales jurisdiccionales locales”, el proceso será exclusivo del Senado.

“Estos órganos jurisdiccionales no estarán adscritos a los poderes judiciales de las entidades federativas”, dice la Ley, la cual ordena que los tribunales se integren por un número impar de hasta cinco magistrados, de conformidad con lo que establezcan las constituciones estatales.

Advierte que los magistrados tendrán al menos 17 causales para excusarse de conocer algún caso que llegue a su sala, y casi todas se refieren a las relaciones familiares, amistosas, conyugales y de negocios que los magistrados puedan tener con actores políticos que participan en los procesos electorales.

Por ejemplo, deben excusarse de algún caso que se refiera a una persona con la que el magistrado tenga “parentesco en línea recta sin limitación de grado, en la colateral por consanguinidad hasta el cuarto grado y en la colateral por afinidad hasta el segundo, con alguno de los interesados, sus representantes, patronos o defensores; tener amistad o enemistad con alguna de las personas”.

Un magistrado electoral tampoco deberá participar de la resolución de un caso cuando él mismo, su cónyuge o parientes tengan querella o denuncia presentada ante las autoridades contra alguno de los implicados en el asunto que tratará el Tribunal.

Los magistrados estarán obligados a no intervenir en asuntos que trate el Tribunal cuando “tenga interés personal en asunto donde alguno de los interesados sea juez, árbitro o arbitrador; asista, durante la tramitación del asunto, a convite que le diere o costeare alguno de los interesados, tener mucha familiaridad o vivir en familia con alguno de ellos; aceptar presentes o servicios de alguno de los interesados.

“Haga promesas que impliquen parcialidad a favor o en contra de alguno de los interesados, sus representantes, patronos o defensores, o amenazar de cualquier modo a alguno de ellos o sea acreedor, deudor, socio, arrendador o arrendatario, dependiente o principal de alguno de los interesados”, dice la ley.

Restricciones

Las autoridades electorales jurisdiccionales locales deben abocarse a nuevos lineamientos.

  • No podrán acceder especialistas que tengan amistad, lazos de familia o de trabajo con los gobernadores de las entidades donde trabajarán.
  • Los tribunales se integren por un número impar de hasta cinco magistrados, de conformidad con lo que establezcan las constituciones estatales.
  • Los magistrados tendrán al menos 17 causales para excusarse de conocer algún caso que llegue a su sala.
  • No pertenecerán al Poder Judicial Estatal, para evitar influencia de otras instancias judiciales.

Comentarios

Lo que pasa en la red