México ya es opción para los migrantes: Mariano Castillo, embajador de Honduras

Advierte que los niños que viajan solos corren grave peligro, pues el crimen los asalta, viola y asesina. Cree que el fenómeno no se acabará pronto

COMPARTIR 
03/07/2014 05:46 Redacción
El embajador de Honduras en México, José Mariano Castilllo, consideró que en Estados Unidos no va a haber una reforma migratoria en el corto plazo.

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de julio.- José Mariano Castillo, embajador de Honduras en México, destacó que el problema de la migración debe ser resuelto de manera conjunta por los gobiernos de los países involucrados: Estados Unidos, México, Honduras, Guatemala y El Salvador, pues en el caso de las naciones latinoamericanas constituyen un puente para los narcotraficantes que envían drogas hacia el principal consumidor, que es la Unión Americana.

En este sentido, aseveró que representantes de estas naciones han sostenido reuniones para atacar este fenómeno, en las cuales se acordó emprender una campaña conjunta para decir a los migrantes que es falso que se vayan a beneficiar de una eventual reforma migratoria en Estados Unidos.

En entrevista para Excélsior Televisión con Pascal Beltrán del Río, aseguró que en esta problemática, México juega un papel preponderante por su ubicación geográfica, que por un lado le ha permitido ser el principal aportador de mano de obra hacia Estados Unidos, y por otro, ser un corredor estratégico para el trasiego de estupefacientes hacia el vecino del norte.

El embajador de Honduras consideró que México ya es una buena opción para que los hondureños se queden a radicar aquí, pues hay una economía en crecimiento, mientras que Honduras presenta un atraso muy marcado en esa materia.

“Un gran número de hondureños que cruzan a México terminan quedándose acá.”

—¿México ya es una opción?

—México es una opción muy buena y se quedan acá porque tienen mejores oportunidades; ustedes tienen una economía creciente, ustedes son un país hermano nuestro muy querido, tienen más de 120 millones de personas, nosotros somos ocho millones. Entonces tienen una economía que está creciendo, emergente, más que emergente, yo diría están en el primer mundo, y nosotros estamos muy atrasados en esto.

Asimismo, dijo que muchos jóvenes eligen a México para venir a estudiar, y también hondureños han contraído matrimonio con mexicanos y, por lo tanto, ya tienen derecho a obtener una visa de inmigrante.

Destacó la labor del gobierno mexicano para brindar asistencia a los connacionales, pero también a la atención que ahora se ofrece a los inmigrantes centroamericanos que cruzan el territorio nacional.

Dijo que desafortunadamente esta “conciencia del pueblo mexicano se despertó cuando experimentaron la matanza de San Fernando, Tamaulipas; ahí cambiaron las cosas”.

Las autoridades, dijo, ya no tratan a los indocumentados como criminales, no son arrestados, sino asegurados para su posterior repatriación, mientras que el  gobierno estadunidense hace lo contrario: “es un crimen encontrarse en Estados Unidos sin documentación, y entonces lo tratan como tal”.

Aseguró que los centros migratorios de la delegación Iztapalapa, Tapachula, Chiapas, y en Veracruz cuentan con instalaciones adecuadas y se otorga un trato digno a los migrantes antes de ser deportados a su país de origen.

Consideró que los motivos de la emigración infantil son diversos, entre los que destacan la campaña sotto voce de polleros, coyotes e integrantes de pandillas para alentar a mexicanos y a centroamericanos a viajar a Estados Unidos con la falsa esperanza de que el Congreso de ese país apruebe una reforma migratoria.

El embajador subrayó que tal afirmación es una mentira, pues “no creo yo en lo personal que (la reforma migratoria) vaya a pasar; si pasa, no va a beneficiar a personas que estén llegando a ese país”.

Asimismo, indicó que la falta de empleo, la inseguridad y la violencia de los grupos criminales son otros factores que provocan la emigración.

En el caso de los menores, dijo que se tienen secciones especiales para brindarles atención, e incluso a esta tarea se suma el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Reconoció que muchos de los menores que viajan solos, y son conducidos a estas centrales migratorias, tienen una edad tan corta que en ocasiones al personal de los consulados se le dificulta determinar su país y comunidad de origen, pero mencionó que la mayoría es repatriada con éxito.

Dijo que los criminales ven en los migrantes una fuente importante de ingresos ilícitos, pues saben que en muchas ocasiones sus familiares en territorio estadunidense les envían dinero para emprender el viaje, no obstante, indicó que estas pandillas además de cometer asaltos, violan y asesinan a sus víctimas.

Consideró que el fenómeno migratorio nunca se va a detener, pues emigrar es un derecho humano, no obstante consideró que se debe buscar una solución conveniente.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red