Sigue impune el 'migra' que mató a menor

Hace 20 meses, jóvenes les aventaron piedras a los agentes de EU, que respondieron con balas; México, al margen

COMPARTIR 
29/06/2014 05:50 Daniel Sánchez Dórame/Corresponsal
Ana Cuen es integrante de la Red de Víctimas de la Border Patrol y tía de Toñito, a quien agentes balearon porque les tiró piedras. Foto: Daniel Sánchez Dórame

NOGALES, 29 de junio.— Hace un año y diez meses que cinco agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos dispararon desde su territorio en contra de un menor de edad, quien cayó abatido de al menos ocho balazos del lado mexicano de la línea internacional; los agentes migratorios justificaron para el ataque armado que el joven “les tiró con piedras”.

A la fecha, el gobierno de Barack Obama no ha procesado penal o administrativamente a ningún funcionario, por lo que el crimen de José Antonio Elena Rodríguez, a quien sus seres queridos apodaban Toñito, continúa todavía impune, mientras que el Estado mexicano se ha mantenido al margen, sin hacer al menos un reclamo diplomático.

Para impulsar el caso y exigir justicia, deudos, amigos y activistas sociales crearon la Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol Victims Network), que integra a las familias de cinco personas de origen latinoamericano que fueron objeto de abusos de autoridad por parte de los agentes de migración estadunidenses.

“Es horriblemente frustrante ver que ningún gobierno hace nada; ni México exige por sus víctimas ni Estados Unidos ponen un alto al uso excesivo de la fuerza”, aseguró Ana Cuen, tía de Toñito.

“Lo que buscamos como Red es que el caso avance más allá de estos dos países, para que exista presión y todo el mundo sepa lo que está pasando en la frontera (México-Estados Unidos).

“Hay muchos casos que han pasado sin ninguna consecuencia; tenemos documentados los casos de más de 40 víctimas, se les da carpetazo y borrón y cuenta nueva; se tienen que reabrir esos expedientes y llevarlos a juicio. Si no se consigna a ningún agente de la Patrulla Fronteriza esto va a seguir pasando, porque ellos se sienten con toda la prepotencia e impunidad”, consideró la activista de la Red de Víctimas.

Suman los casos de abuso

Fue un 10 de octubre, alrededor de las 23:00 horas, cuando Elena Rodríguez, de apenas 16 años de edad, regresaba a su casa caminando por la calle Internacional, la cual corre paralela al muro fronterizo, según el boletín enviado por el CBP (siglas en inglés de la Custom Border Patrol), cuando “varios sujetos comenzaron a agredir a los agentes lanzando piedras”, por lo que éstos repelieron la agresión a balazos.

“Los agentes ordenaron a los sospechosos que dejaran de lanzar las piedras.

“Sin embargo, sus órdenes fueron ignoradas y fue entonces que un agente disparó su arma de fuego”, precisó el comunicado de prensa.

Toñito cayó muerto del lado mexicano de la frontera con ocho balazos, dos en la nuca y seis en la espalda.

En la Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza también participa la familia de José Gutiérrez Guzmán, quien hace tres años quedó en estado de coma por una golpiza recibida por varios agentes de Migración estadunidense cuando intentaba cruzar de manera ilegal al país de las barras y las estrellas.

Participan además los padres de Carlos La Madrid, de 19 años, muerto por un agente de la Patrulla Fronteriza de cuatro balazos en la espalda en Douglas, Arizona, el 21 de marzo de 2011, cuando el joven subía una escalera para brincar el muro fronterizo y regresar a México.

 

Relacionadas

Comentarios